A esperar por el Supremo de EE. UU. para atender terapias de conversión

Anticipan que determinaciones inconsistentes a nivel de circuitos de apelación provocará que el alto foro discuta el tema.

Por Manuel Guillama Capella

El abogado Osvaldo Burgos sostuvo que es cuestión de tiempo para que alguna controversia sobre las terapias de conversión llegue a la atención del Tribunal Supremo de los Estados Unidos, toda vez que a nivel de los circuitos de apelación se han emitido determinaciones “inconsistentes entre sí”.

“No me extraña que eventualmente sigan surgiendo casos de reclamos de choques de derechos constitucionales, derechos de libertad de culto versus otros derechos. Va a llegar en algún momento algún caso al Tribunal Supremo federal sobre las terapias de conversión”, anticipó el portavoz del Colectivo Amplio para Búsqueda de la Equidad.

Burgos mencionó que en Pickup vs. Brown (2012, Noveno Circuito) se validó la ley californiana que prohibía las terapias de conversión, pero que casos como King vs. Governor of New Jersey (2014, Tercer Circuito) y Otto vs. City of Boca Ratón (2019, 11mo Circuito) han sostenido las doctrinas de libertad religiosa y libertad de discurso profesional que esbozan quienes se oponen a la veda de esta práctica.

El abogado detalló que el caso de Pickup fue elevado en certiorari al Tribunal Supremo, pero el máximo foro no lo acogió, por lo que, al igual que King y Otto, advino final y firme. A nivel estatal, el licenciado planteó que el único caso pendiente relacionado con la comunidad LGBTTIQ consiste en la demanda presentada por la delegación legislativa del Proyecto Dignidad para impugnar la facultad del gobernador Pedro Pierluisi de decretar por orden ejecutiva la implementación de un currículo con perspectiva de género. Al momento, el caso se encuentra ante el Tribunal de Apelaciones.

Te recomendamos este vídeo sobre las siglas LGBTTQA:

Notas de nuestro especial por el Mes PRIDE:

Loading...
Revisa el siguiente artículo