Educación sigue pagando luz por escuelas cerradas

Educación aseguró que, desde septiembre del pasado año 2017, solicitó la desconexión del servicio de los 167 planteles consolidados, pero hasta abril las brigadas de la AEE no habían completado el proceso de un 40% del total

Por David Cordero Mercado

Un 40 % del total de 167 escuelas del Departamento de Educación (DE) que fueron cerradas entre junio y julio de 2017, cuentan aún con servicio de energía eléctrica, facturado a dicha agencia gubernamental.

“Nuestra secretaria (Julia Keleher) ha sido enérgica en que esa cancelación se haga lo más rápido posible y ha puesto todo los recursos para que eso se haga así”, afirmó Carlos M. Malavé Irizarry, secretario auxiliar del área de Servicios Auxiliares del DE.

De acuerdo con Malavé, la agencia solicitó el pasado mes de septiembre de 2017 la desconexión del servicio de luz en los 167 planteles que se cerraron, pero hasta el mes de abril, alrededor de 66 escuelas aún tenían energía eléctrica.

Ante la situación, el secretario auxiliar indicó que el DE tuvo que enviar una segunda notificación a la AEE en abril, solicitando la desconexión de servicio de estos planteles. La corporación pública respondió con un informe en el que detalló algunas de las razones por las cuales esos planteles continúan con luz. Según Malavé, la AEE indicó que, en algunos casos, simplemente el personal de la Autoridad no logró encontrar la ubicación del contador de luz en el plantel.

“Nuestra secretaria (Julia Keleher) ha sido enérgica en que esa cancelación se haga lo más rápido posible y ha puesto todo los recursos para que eso se haga así”, afirmó Carlos M. Malavé Irizarry, secretario auxiliar del área de Servicios Auxiliares del DE.

Asimismo, Malavé informó que alrededor de un 20 % de los planteles que aún tienen luz, ya son utilizados por alguna otra entidad pública o privada y que las brigadas de la AEE, al llegar a esos  planteles, no desconectaron el servicio al ver las estructuras en uso, aun cuando no es el DE quien ocupa el edificio, aunque sí es quien está pagando la factura. Según el secretario Auxiliar, la AEE y Educación llegaron a un acuerdo que establece que la corporación deberá aplicarle un crédito a la agencia por cada factura pagada respecto a servicios a en los planteles cerrados que ya están siendo utilizados por alguna otra entidad. La AEE también argumentó al DE que, en medio de la emergencia luego del huracán María, no había brigadas suficientes para completar las desconexiones. “Otra razón que nos informan es que no encuentran la escuela”, aseguró Malavé.  

No concuerdan bases de datos de la AEE y Educación

Lo anterior es también muestra de la incongruencia en los datos que maneja la corporación pública sobre los planteles del DE, destapada por este medio luego del intento de la AEE de desconectar la luz de una escuela, cuyas clases culminan en junio y que está en lista para cerrarse.

Entre los planteles cerrados en verano de 2017 está la escuela Ramón Saavedra en Quebradillas, para la cual el DE pidió la desconexión, pero la AEE tenía su número de contador en la escuela Honorio Hernández en el mismo municipio, hasta donde llegaron a cortar la luz en plena ceremonia del cuadro de honor esta semana.

El DE responsabilizó ayer a la AEE del intento de desconexión de la escuela aún en funciones, cuyo semestre escolar culmina el 6 de junio.

“El Departamento de Educación no ha enviado a cortar el servicio de electricidad en las escuelas anunciadas recientemente en las lista de consolidación de escuelas”, aseguró la portavoz de la agencia, Yolanda Rosaly, en declaraciones escritas a Metro. El DE pudo demostrar que, basado en las numeraciones de los contadores en las facturas de luz que recibe la agencia y sus registros internos, la solicitud de desconexión del servicio correspondía a la escuela Ramón Saavedra.

“En resumen, el Departamento solicitó el 15 de septiembre de 2017 la cancelación de los servicios en todas las escuelas que se ron consolidaron durante el verano pasado. Esto incluía la escuela Ramón Saavedra, identificada en los registros del Departamento con el código 12898”, lee la declaración. “El día 13 de abril, el Departamento envió una segunda notificación a la Autoridad sobre las escuelas consolidadas durante el verano de 2017 solicitando la cancelación del contador 17335080 que, en la factura de la AEE, aparece ubicado en el código 12898. Cuando los empleados de la AEE proceden a cancelar este contador, este aparece físicamente ubicado en la escuela Honorio Hernández”, indicó el DE.

En efecto, Metro pudo corroborar las facturas de energía eléctrica de ambos planteles, los códigos y sus respectivos números de contadores. El licenciado Eric Rubén Huertas, asesor legal del DE, dijo que solicitó a la AEE una cita inmediata, “para sentarnos entonces a validar todas las diferencias que pueda haber entre las bases de datos (del DE y de la AEE). Nos tenemos que sentar a verificar una por una (las escuelas)”.

“Lo que te puedo confirmar, asegurar, garantizar, es que el Departamento lo que solicitó fue la desconexión de la Ramón Saavedra”, apuntó el licenciado. "Hay un asunto, no necesariamente sobre si se está facturando por un contador existente o no, porque en efecto el contador existe, si nos causa una pregunta de por qué la base de datos no concuerda”, señaló.

El director de Servicio al Cliente de la AEE, Aldo L. Rodríguez Morales, respondió que la corporación pública mantiene comunicación y tramita las solicitudes de desconexión de servicio eléctrico de los planteles escolares en las diferentes regiones educativas del DE a través de toda la isla, según lo requiere esa agencia como cliente.

"Próximamente personal del Directorado de Servicio al Cliente de la AEE se reunirá con funcionarios del DE para validar que los datos e información de los contadores de todas las escuelas públicas concuerde con la dirección física de los planteles para evitar cualquier discrepancia durante el proceso de solicitar una orden de servicio", sostuvo Rodríguez Morales.

Sobre el proceso de desconexión de servicio de energía eléctrica de los planteles que cerrarán este verano, Huertas expresó que "aquí todavía tiene que haber un proceso de inventario, tiene que cerrar el ciclo escolar, tiene que haber un plan de mudanza, hay un proceso", al añadir que por esa misma razón –respecto a las escuelas cerradas al final del pasado año escolar– la desconexión de los servicios de luz no se solicitó hasta septiembre de 2017. "Se solicitaron en septiembre, después que se cerró todo el plan del proceso de consolidación, esto no se da en el vacío”, aseguró.

Vea también:

Loading...
Revisa el siguiente artículo