Opinión de Alex Delgado: Denuncia Inarticulada

Lee la columna de opinión del periodista Alex Delgado.

Por Juan Marrero

He dicho en varias columnas de opinión en Metro que el Partido Nuevo Progresista (PNP), sus líderes, han sido el peor enemigo de la estadidad. No ha habido coherencia, logística ni sentido en muchas de sus estrategias, que cambian constantemente como cambian de gobernadores.

En ese aspecto, coincido con Elizabeth Torres, delegada de la estadidad, en el sentido de que, para la palma, la estadidad no es el fin, es el medio para mantener y aumentar la colección de elecciones ganadas y poder administrar la colonia.

¿Qué dijo Torres? “…los cabilderos no traerán mágicamente la estadidad”. Punto para ella. Eso es totalemnte cierto. Nadie la traerá de forma mágica. Ningún estado la ha logrado de esa forma.

“Eso también es un espejismo que creó el Estado para seguir avanzando la agenda del partido PNP”. No recuerdo haber escuchado a algún líder del PNP o del Estado plantear directa o indirectamente que la estadidad llegaría de forma mágica con los delegados, pero si ella lo escuchó, pues desconozco.

“Creo que el gobernador, por las reuniones que yo he sostenido con él [y] con personas allegadas a él, yo me he dado cuenta que no hay ningún interés de escuchar la voz de la mayoría, punto. ¡Me consta! Me consta por las conversaciones que yo he sostenido con él…”. Esto de que figuras dicen representar a “la mayoría” está prostituido. Hasta Eliezer Molina podía decir que representaba a la mayoría y lo que obtuvo fue 8,751 votos, de 1,284,630 votantes.

Ahora es que viene lo bueno: “A él (Pierluisi) no le interesa escuchar a esa gente porque esa gente no es la que le va a llenar los bolsillos, no es la gente que lo va a premiar por impulsar esto… El gobernador hace trueque con ellos, “yo te  doy esto, tú me das aquello”, yo te doy dinero, tú me dejas gobernar”, “yo te doy dinero y tú me dejas gobernar entre mis amigos”, expresó Torres.

Añadió: “La corrupción está definida, según un taller que cogí después de haber sido electa, del Contralor de Puerto Rico, es el uso del poder para beneficio personal. ¡Punto! Beneficio personal es dinero, contratos, donaciones, favores, no todo es dinero, (es también) ayuda: ayúdame a empujar esta agenda política, ayúdame a empujar tal cosa desde el tribunal, ayúdame a empujar esto desde las escuelas, ayúdame a empujar, a empujar, a empujar…”.

En Puerto Rico hay, como dice ella, “hartazgo” con la corrupción y el pueblo quiere saber quién está actuando de manera corrupta y robando fondos públicos de manera directa o indirecta. Por lo tanto, lo menos que se debe esperar de una persona intolerante con la corrupción es que hable con evidencia en mano y que vaya más allá llevando la misma a las autoridades investigativas, locales y/o federales.

Llama la atención que ella indica que hay corrupción que no conlleva mediación de dinero, sino el uso de poder para conseguir ayuda. No obstante, ¿no era público que ella había solicitado al gobernador un indulto total para su pareja, Edwin Domínguez? Eso lleva a uno a dos preguntas: la posición de delegada congresional ¿es una con algún nivel de poder, de acceso? El indulto total a su pareja, ¿hasta qué punto, si lo es, ¿pudiera ser beneficio personal?

Ella está en su derecho de solicitar el indulto, y el gobernador a evaluar los méritos y adjudicar. Ahora, estando ella en una posición en la que no necesariamente está otra persona u otro abogado, ¿era la única que podía solicitar al gobernador el indulto total? ¿No podía solicitarlo su novio, o su abogado? Obviamente no es lo mismo que lo solicite la delegada congresional. ¿Es eso corrupción? ¿Usar algún poder para que se indulte a su pareja? Yo no creo que su intervención raye en ese nivel, pero por eso es que la palabra corrupción no se puede tomar muy liviana como para adjudicarla a cualquier cosa con la que uno no esté de acuerdo o por desquite, sin evidencia.

Otro punto que llama la atención en el análisis es que su compañera delegada, Melinda Romero, reveló lo siguiente: “En el momento en que yo hice unas declaraciones sobre el proceso administrativo que se estaba tratando de hacer con PRFAA, a alguno de los compañeros que yo les dije “si se sienten igual que yo, se tienen que expresar”, y la compañera (Torres) lo que me dijo fue “acuérdate que yo no puedo hacer declaraciones porque acuérdate que yo estoy esperando que Pierluisi me indulte a Eduardo”. Esa expresión no fue desmentida por Elizabeth Torres en su reacción.

De otra parte, indicó Torres que solicitó el indulto a la ex gobernadora Wanda Vázquez, que a ella también la criticaba públicamente y que la ex mandataria concedió el indulto. Argumenta que Wanda Vázquez lo concedió porque se convenció de que fue una fabricación, pero que lo dio de forma parcial porque la presionaron grupos feministas. ¿Qué presión podía alguien ejercer sobre la exgobernadora Vázquez un 31 de diciembre, a horas de abandonar el cargo? Pues la verdad que no sé.

Cuando Wanda Vázquez tenía la solicitud de indulto, Torres utilizaba sus plataformas para criticarla y al final obtuvo, de manera parcial, lo que solicitaba. Hoy tiene una solicitud de indulto total ante el gobernador, le indica a Melinda Romero que no puede criticar por el momento a la administración porque tiene la solicitud de indulto pendiente y al tiempo, cuando no se ha atendido su solicitud, comienza a llamarlo corrupto, hasta el momento sin presentar evidencia. Eso podría verse, sea así o no, como un método de presión sobre el ejecutivo para que acaben de darle el indulto total.

¿Tienen méritos los señalamientos de corrupción? Si existen los méritos o no, creo que se validarían llevando la denuncia y la evidencia las autoridades, quienes investigarán y determinarán. Si no confía en ellas, mínimo debe hacer una conferencia de prensa con la evidencia y presentarla al pueblo. Sería la mejor manera de desmentir la teoría de sus detractores de que todo se trata de una perreta o un buche de sangre porque no le acaban de indultar a su novio. En mi opinión, mientras no haya evidencia o prueba, la denuncia es una inarticulada.

Por lo ocurrido, creo que con el tiempo pasarán dos cosas: Pierluisi otorgará el indulto, Torres terminará abandonando el PNP y quizás se moverá al Proyecto Dignidad. Ya veremos.

Más columnas de Alex Delgado::

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo