Alcalde de Ponce paga el 'enfermito' del 2016 y 2017 a empleados municipales

87 empleados recibieron un cheque con el pago de la licencia por enfermedad de estos años

Por Metro Puerto Rico

El alcalde de Ponce, Luis Irizarry Pabón, anunció el pago a 87 empleados municipales del balance del pago de la licencia por enfermedad correspondiente a los años 2016 y 2017, a este se le conoce como "el enfermito".

“Es un honor hacerles justicia a ustedes y quiero darle las gracias a la Unión. Trabajaron fuerte para que este alcalde cumpliera su palabra y aquí estamos; cumpliendo. Quiero darle las gracias a Mayra Rivera, la presidenta de la Asociación de Empleados, por su esfuerzo y tenaz lucha. Nuestra relación es de mucho respeto. Ella sabe que soy pro empleado y durante 12 años estuve defendiendo a los empleados desde la Legislatura Municipal”, sostuvo el ejecutivo municipal ponceño.

A los seis empleados que se les adeudaba el “enfermito” del 2016 se les pagó un total de $7,945, mientras que a los 81 que se les debía del 2017, se les desembolsó un balance global de $77,289.24.

Irizarry Pabón recalcó que este es otro de los esfuerzos a favor de los empleados, como eliminar la reducción de la jornada laboral.

Te recomendamos:

"Siempre he tenido claro que ustedes son una inversión, no un gasto. Y este es el inicio de una buena relación entre los que representan a los empleados y el alcalde. Hoy reitero que el que se mete con un empleado mío, se mete conmigo. Aunque tarde, su lucha no fue en vano, hoy reciben lo que se merecen”, apuntó.

Una portavoz de la Asociación de Empleados, indicó que "muchos nos sentimos defraudados y frustrados. Pero, hoy el Alcalde nos hizo justicia. Hoy se demuestra que si se quería, se podía. Muchos de ustedes recibieron burlas de sus compañeros y miren ahora como estamos recibiendo este pago que nos correspondía por ley".

El primer empleado del Municipio de Ponce en recibir el cheque fue Genaro Ortiz, mientras que el alcalde enfatizó que “yo les dije que antes del 30 de junio cumpliríamos y aquí estamos. Primero, Gracias a Dios y luego a ustedes, que no claudicaron. Lo más importante es que estas nefastas prácticas del pasado contra los empleados no regresarán”.

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo