Vargas Vidot mantiene en un limbo su apoyo a la resolución de presupuesto

Se espera que los votos del legislador independiente y el de la senadora del Proyecto Dignidad, Joanne Rodríguez Veve, sean decisivos

Por Manuel Guillama Capella

El senador independiente José Vargas Vidot, cuyo voto pudiera definir el futuro del presupuesto que considera la Asamblea Legislativa, sostuvo que aún no ha determinado si favorecerá o se opondrá a la resolución conjunta que debe bajar a votación en la noche de hoy, al señalar que probablemente aguardará a conocer las enmiendas en sala.

“No es que estoy escondiendo el voto. Nosotros en la oficina hemos desarrollado durante la última semana y media, dos semanas, un proceso bien intenso de análisis del presupuesto. Como ustedes saben, cada vez que hacemos un análisis cambian los muñequitos y al cambiar y cambiar no habíamos llegado a una determinación”, manifestó el legislador a periodistas en el Capitolio.

Vargas Vidot dijo que ha tenido conversaciones con el presidente de la Comisión de Hacienda, Juan Zaragoza, sobre las enmiendas que ya se han trabajado en el Senado a la versión que el pasado sábado aprobó la Cámara de Representantes.

Te recomendamos:

“Él ha hecho un análisis interesante, viendo cuáles son los planteamientos de él en el nuevo presupuesto, basado obviamente en que la base es el presupuesto de la Junta (de Control Fiscal, JCF) y en abierto desafío al proyecto del gobernador (Pedro Pierluisi)”, afirmó Vargas Vidot.

El legislador independiente sostuvo que coincide con Zaragoza en “muchos puntos”, incluyendo la “redistribución de los fondos”.

“Encontrar un bolsillo o alcancía de dinero discrecional para La Fortaleza, en vez de guardarlo para lo que sea, entonces redistribuirlo en las áreas que hay un déficit, como la Universidad de Puerto Rico (UPR), que se le quitan $94 millones. En la propuesta se le asignan $162 millones. Nuestra preocupación es que qué chévere que se le está asignando dinero, pero nosotros queremos hacer una enmienda para que esos dineros tengan nombre y apellidos, que no estén concentrados en un fondo de becas que no necesariamente subsana el déficit que se provoca con los $94 (millones), que son fondos operacionales, y se aplique para investigación, para investigadores, para equipo, nómina y todo lo que tiene que ver con la docencia”, planteó el senador.

Además de proveer una mayor aportación a la UPR, Vargas Vidot mencionó la necesidad de garantizar los fondos para la Orquesta Sinfónica y que se mantengan los $15 millones aprobados en la Cámara baja para conceder aumentos a los oficiales correccionales.

Al preguntársele sobre las debilidades que aún percibe en el presupuesto, Vargas Vidot mencionó el hecho de que fue elaborado conforme a los parámetros de la JCF. La Cámara de Representantes y el Senado se allanaron al nivel de gastos de $10,112 millones que dispuso la JCF, a pesar de que Pierluisi recomendó un presupuesto con cargo al fondo general de $10,345 millones, una diferencia de $233 millones.

“La Junta lo hace como un ejercicio contable. Cuando corta no está tomando en consideración las repercusiones sociales que se implican en ese recorte”, dijo.

El voto de Vargas Vidot, al igual que el de Joanne Rodríguez Veve, del Proyecto Dignidad, se proyecta como decisivo en la Cámara alta, toda vez que se anticipa que la delegación del Partido Nuevo Progresista vote en contra debido a que no se consideró la versión presupuestaria de Pierluisi, y que las delegaciones del Partido Independentista Puertorriqueño y Movimiento Victoria Ciudadana se opondrían, tal como ocurrió en la Cámara de Representantes. La mayoría pluralista del Partido Popular Democrático cuenta con 12 escaños, por lo que requieren dos votos adicionales para aprobar su versión de presupuesto.

El propio Pierluisi ha adelantado que vetará la resolución presupuestaria si “moralmente no (la) puedo firmar”. La falta de un acuerdo entre el ejecutivo y el legislativo dejaría despejado el camino para que la JCF certifique unilateralmente, por quinto año consecutivo, su presupuesto para el país.

Vargas Vidot sí considera como positiva la disposición que forzaría a la rama ejecutiva a solicitar autorización de la Legislatura para cualquier reprogramación de fondos durante el año fiscal, elemento que Pierluisi ha catalogado como un intento de “obstrucción” de su agenda de gobierno.

“Esto no es nuevo, en el pasado era así. Cualquier reasignación de fondos debe pasar por el gerente del pueblo, que es la Legislatura. Tiene que ser así. Si hay un problema grandísimo aquí es la falta de credibilidad y no quiere decir que esta sea la meca de la transparencia, pero hay 27 personas pensando y creo que eso es un adelanto”, dijo.

No negociará la prohibición a terapias de conversión

Pese a la posición que ostenta como potencial voto decisivo, Vargas Vidot rechazó que pudiera negociar su postura sobre el presupuesto a cambio de que la mayoría popular acceda a favorecer el Proyecto del Senado 184 para prohibir las terapias de conversión, que quedó en un limbo cuando el informe positivo de la medida fue derrotado en la comisión que preside el legislador independiente.

“La negociación de las terapias debió haberse dado en el plano más importante del ser humano, que es la conciencia. Si las personas fueron absolutamente cobardes frente a ese reto de conciencia y están preservando para el futuro a todos los niños y niñas de Puerto Rico el derecho a torturarlos, pues, vivamos con eso. (Negociar el voto ahora) sería, para mí, una rastrería política. Ellos debieron haber considerado que (la prohibición de) las terapias era uno de las leyes más hermosas y más importantes y nunca debieron haber pasado la oportunidad de crecerse ante la vida”, manifestó Vargas Vidot.

Loading...
Revisa el siguiente artículo