Dos papás, una historia de amor

Jorge y Peter construyen un hogar feliz y orgulloso que quiebra la noción tradicional de la composición familiar.

Por Johstean Miguel Santiago

Hace 15 años atrás, que una pareja del mismo sexo fueran los patriarcas de una familia solía considerarse como un concepto distante, pero ahora, como es el caso de Jorge Marrero Figueroa y Peter Vega Carrión, significa una nueva oportunidad para que niños sin hogares tengan una oportunidad para crecer en una casa donde sean amados.

Ambos conversaron con Metro Puerto Rico de cara al Día de los Padres, mes en el que también se celebra la decisión del Supremo federal que abrió las puertas para el matrimonio entre personas del mismo sexo, para reflexionar sobre lo que significa formar una familia compuesta por dos padres.

“Han asimilado el proceso de una manera muy natural. A lo mejor en el momento en la que llegan a la vida de nosotros es como un ‘switch’ en sus cerebros porque se han adaptado a la vida de nosotros como si han estado desde que nacieron con nosotros”, expuso Marrero Figueroa, quien se destaca como enfermero en el Hospital de Veteranos en San Juan, sobre la transición de ambos niños a una nueva familia.

“Nos ven a nosotros como ‘papi’ y ‘papá’. Ellos saben que tienen una familia de dos papás”, añadió Marrero Figueroa.

El matrimonio se convirtió en padres de dos hermanos varones en el 2017, cuando tenían 3 y 4 años respectivamente, luego de pasar por el proceso que requiere el Departamento de la Familia. Por lo normal, esto dura unos dos años, pero en el caso de ellos solo tomó uno.

Ahora, cuatro años después de su composición, la familia continúa creciendo y rompiendo el mito de que la composición familiar solo debe darse de una manera específica.

Al ser cuestionado sobre cuál concepto el público en general mal entiende de lo que es una familia liderada por un matrimonio como el de ellos, Vega Carrión, quien labora como microbiólogo, ejemplificó la idea errónea de que la orientación sexual de los padres influye en la de los niños, lo que aseguró no es correcto bajo ninguna circunstancia.

“En el ámbito religioso… teníamos temor cuando decían que por ser dos hombres, los niños saldrían homosexuales. No es correcto porque yo soy homosexual y mi mamá es ‘straight’ y mi papá también. No pueden decir que los homosexuales salen de matrimonios así. Ese es el tabú que mucha gente tiene”, abundó Vega Carrión.

“La composición familiar es donde haya amor y sustento para esa crianza. No tiene que haber una figura maternal o paternal”, agregó.

Por su parte, Marrero Figueroa resaltó durante la entrevista que, por supuesto, sí tuvieron que tener una conversación en torno a las composiciones familiares que ambos hijos observarían una vez se integraran a la escuela, pero ambos niños siempre han expresado el orgullo que tienen de formar parte de su familia.

“Desde un principio tocamos ese tema de que existen varias familias y la de nosotros se componía de dos papás y ellos que son nuestros hijos… ellos lo han visto natural. En su escuela, cuando le piden una foto familiar, ellos abiertamente dicen que tienen una familia compuesta por dos papás. Su refrán es ‘nuestra familia es una familia de cuatro, una familia de amor’”, narró.

Loading...
Revisa el siguiente artículo