Abogado resta valor a fotos de las agresiones que Jerome Garffer alegadamente cometió contra expareja

El abogado defensor del exjefe de finanzas del PNP cuestionó que las imágenes no se presentaran en corte

Por Manuel Guillama Capella

Mario Moczó, el abogado de Jerome Garffer, exdirector de finanzas del Partido Nuevo Progresista (PNP) e imputado de violar en dos ocasiones una orden de protección, minimizó la importancia de las imágenes que Metro publicó esta mañana, donde se observan las consecuencias de los golpes que el hombre alegadamente propinó a su expareja.

“Esas imágenes obviamente están sacadas de contexto porque son imágenes que no se presentaron en la vista, y ustedes vieron que estuvimos más de 20 horas, seis días viendo vistas y nunca trajeron esas fotos. Ahora mismo es un quita’o traerlas”, expresó Moczó esta mañana a su llegada a una vista preliminar del proceso que se sigue contra Garffer por una de las alegadas violaciones a la orden de protección que pesa en su contra.

El abogado hizo referencia al proceso que se llevó contra su cliente por el alegado patrón de violaciones contra una de sus exparejas y que concluyó el pasado 4 de junio cuando la jueza Mariela Miranda, del Tribunal de Bayamón, no encontró causa para juicio en la vista preliminar en alzada.

Te recomendamos:

“Las fotos yo las vi. Lo que aparece es Jerome en su vehículo y alguien le tomó una foto paralelo con el cristal bajado y él con el cristal bajado. La otra foto me parece que es una marca en el área de la mano y otra una cosa que ni se ve en la boca. En el contexto de esas fotos yo no puedo entrar porque no se me trajeron en juicio. Me imagino que ni el fiscal las tenía porque no las presentó. Obviamente, (las fotos) se sacan hoy que tiene vista, cuando llevamos desde el 21 de enero litigando varios asuntos que se vieron en sala con dos jueces, un fiscal, se trajeron en sala varios videos que ustedes los vieron, informes, fotos que yo las traje en el tribunal”, manifestó el licenciado a la prensa presente en el Tribunal de San Juan.

“No solamente son falsas, se traen ahora que yo no las puedo cuestionar, porque yo ahora mismo dónde voy a cuestionar esas fotos, porque Jerome ahora mismo no tiene ningún caso de maltrato contra ella pendiente, lo que tiene son violaciones a la orden (de protección). En el caso donde se podían traer esas fotos para yo cuestionarlas y defenderlo, y que él estuviese presente, no se trajeron. Si el fiscal llega a tener esas fotos…”, añadió Moczó.

Según fuentes de este medio, las fotos fueron tomadas por la propia víctima, quien ha intentado llevar su reclamo de violencia de género por parte del abogado en unas seis ocasiones ante la denuncia de un patrón de acoso y abuso físico y emocional por parte del recaudador político.

“Hubo al menos seis episodios de agresión. Ella denunció en cuatro ocasiones. Una la retira porque ya estaba cansada de que no pasaba nada y la única que salía perjudicada era ella porque en dos ocasiones la arrestan. Porque cuando los guardias llegaban siempre hablaban primero con él, ella dice que él lo planchaba antes”, dijo a Metro una fuente.

Tras la decisión de la jueza Miranda el pasado 4 de junio, la presunta víctima de Garffer, Mariliz Pérez, recurrió a las redes sociales para expresar su indignación y el miedo que sentía ante el resultado adverso.

“Según la justicia de Puerto Rico, tengo que esperar que me maten. Desgarrador que me saquen de sala y no tuvieran la valentía de decirme en mi cara la determinación. Devastada, decepcionada y asustada…”, manifestó la mujer.

Pérez estuvo presente hoy en la vista preliminar que debía llevarse a cabo en el Tribunal de San Juan, donde Garffer enfrenta un proceso por violar la orden de protección en su contra, al alegadamente acercarse a la víctima, quien se encontraba en un establecimiento comercial en la calle Loíza, en Santurce.

Paralelamente, el también abogado y excontratista gubernamental enfrenta una vista preliminar en el Tribunal de Bayamón por una segunda violación a la orden de protección. En ese caso, que continúa este jueves, se le imputa haber llamado a la víctima a través de la aplicación Messenger.

Según Moczó, Garffer podría ser liberado de prisión el jueves si se determina que no hay causa para juicio. El abogado explicó que Garffer fue ingresado a la cárcel de Las Cucharas, en Ponce, al revocársele la fianza por el caso de la calle Loíza debido a la alegada llamada por Messenger, por lo que, si se desestimara el segundo caso, correspondería la restitución de la fianza.

Moczó ha dicho que Garffer no generó la llamada, al plantear que el extesorero del PNP no maneja sus cuentas de redes sociales.

La vista preliminar de hoy, ante la jueza Yazdel Ramos, no se celebró debido a que Garffer se encontraba en el área médica de la institución correccional, con un referido para ser transferido a sala de emergencias, por una condición de salud que no se detalló. La jueza del Tribunal de San Juan recalendarizó la vista para el 8 de julio, al tiempo que extendió hasta esa fecha la vigencia de la orden de protección.

En 2019, a Garffer se le imputaron cargos por alegados actos de violencia machista contra su exesposa Blanca Sáez.

Loading...
Revisa el siguiente artículo