Interrogantes sobre concesión de licencias para máquinas de juegos de azar

A su vez, siguen las dudas en torno al sistema de interconexión de máquinas de juegos de azar en ruta.

Por Sadot Santana Miranda

La Comisión de Juegos de Puerto Rico otorgó unas primeras 100 licencias para máquinas traga monedas —aunque aún no dan ni los primeros pasos para interconectarlas con el Departamento de Hacienda— a un grupo de operadores que incluyen empresas recién creadas como una del exsenador novoprogresista, Eric Correa Rivera.

Así se desprende de un documento en poder de Metro que desmiente al director de la Comisión de Juegos, Orlando Rivera, quien hace unas semanas negó a Metro que Correa figurara entre los operadores que licenciaron. La lista de los 100 operadores —en poder de este diario— muestra la concesión de una licencia a la corporación The Winning Key, a nombre del exsenador Correa Rivera y la cual fue inscrita en el Departamento de Estado el pasado 1 de febrero de 2021. De acuerdo con fuentes de Metro, Rivera, habría otorgado licencias a operadores que crearon empresas a tan solo meses o semanas de que comenzara la operación. Las fuentes, asimismo, apuntaron a que otras irregularidades como corporaciones sin agente residente o que ni tan siquiera aparecen en el registro de corporaciones.

Las denuncias surgen en un escenario de demora en establecer un sistema que obligue a que estas máquinas generen fondos para el país. Los pasos más recientes del gobierno de la isla para regular esta industria se dieron tras la entrada en vigor de la Ley 257 de 2018 que enmendó el Código de Rentas Internas del país y reglamentó la operación de estas máquinas de juegos de azar. Luego en mayo de 2020, el Reglamento para la Expedición y Manejo de Licencias para operar estas máquinas fue aprobado. Dicha ley dispone que solo se autorizarán 100 licencias para operadores y dueños. La ley también dispuso que aquellos operadores de máquinas que recibieron licencias denominadas como las “765” —o que hasta el 2018 tuvieran esta licencia— tendrían preferencia al momento de que la Comisión de Juegos otorgara estas licencias.

Las denuncias que llegaron a Metro también fueron reveladas en el programa televisivo ‘Ahí Está la Verdad’ —que dirige el periodista Normando Valentín— en donde se señaló que la Comisión de Juegos otorgó licencias a empresas que no cuentan con agente residente y a corporaciones que no tendría derecho a ellas ya que no tenían licencia de operadores en el periodo de 2014 a 2018 como el exsenador Correa Rivera. En dicho programa televisivo y a este medio, Rivera negó que tuviera conocimiento sobre el otorgamiento de una licencia a Correa Rivera. Sin embargo, en su entrevista televisiva, indicó que debía cotejar si Correa Rivera está en la lista de licencias '765' de Hacienda. "Si es así y no está en la lista '765' [de Hacienda] se evalúa y se le quita", señaló el funcionario luego de que el periodista le insistiera que una corporación a nombre del exsenador aparece en la lista de 100 operadores.

Recientemente, durante su vista pública de confirmación, Rivera aseguró que solo se trataba de una compañía que no contaba con agente residente y minimizó dicha deficiencia ya que indicó que era un asunto del Departamento de Estado y no de la agencia que dirige. “El Departamento de Estado de es quien tiene que poner al agente residente y si me llega con el certificado de corporación me está entregando un certificado en ley”, señaló a preguntas de la senadora del Partido Popular Democrático (PPD), Marially González.

De la lista que este medio tiene en su poder, se constató que al menos la empresa Arcade Games Planet no cuenta con agente residente, según el registro del Departamento de Estado.

En entrevista con este medio, la senadora mostró preocupación en torno a las respuestas de Rivera durante su vista de confirmación ya que podrían en algunas ocasiones podrían tratarse de actividades fraudulentas. “Hay una preocupación bien grande. Primero pertenecen al mismo gobierno y esa falta de comunicación levanta muchas banderas, bien grandes, porque no se están comunicando para un asunto que representa fraude”, señaló la legisladora en entrevista telefónica.
Otras de las denuncias que recibió este medio se centraron en que empresas con derecho a operar máquinas de juegos de azar recibieron cartas de la Comisión de Juegos notificándoles que habían sido colocados en una lista de espera sin proveerles un mecanismo para apelar la decisión.

Desde el lunes pasado, Metro solicitó en varias ocasiones entrevistar a Rivera para que respondiera a esta información, pero nunca recibimos respuesta.

Dudas con la interconexión de las máquinas de juegos de azar

En una entrevista previa con este medio, Rivera reconoció que actualmente el gobierno no obtiene ingresos por la operación de las máquinas de juegos de azar y que más de 80,000 máquinas estarían operando de manera ilegal.

En aquella ocasión, este medio le cuestionó a Rivera las razones para otorgar licencias a operadores de máquinas de juegos de azar sin haber instalado un sistema de interconexión para que sus ingresos sean conectados al Departamento de Hacienda como lo exige la Ley 257 de 2018. En aquel momento, Rivera justificó la concesión de estas licencias debido a que alegó que estaba autorizado en ley para hacerlo y que esto le permitía identificar a las personas a las que se les tendría que instalar el sistema de interconexión.

Sin embargo, la sección 8 de la Ley 257 plantea que nadie podría operar una máquina de juegos de azar sin contar con una licencia, marbete y sin estar conectada al sistema central de computadoras.

Asimismo, en abril, el funcionario pospuso hasta nuevo aviso una solicitud de propuestas (RFP) para que corporaciones sometieran documentación para la instalación de un sistema de interconexión con estas máquinas. En aquel momento, Rivera nos indicó que el RFP adolecía de “lagunas”. Sin embargo, durante su vista pública de confirmación ante la Comisión de Nombramientos el pasado martes 8 de junio, Rivera comentó que pospuso la solicitud de propuestas debido a que sería centralizado con la Administración de Servicios Generales (ASG).

“Se está perdiendo dinero porque esas máquinas no están cobrando al fisco nada, Hacienda no les cobra lo que está en ley ahora mismo…Nadie está fiscalizando el recaudo de esas máquinas. Por ende, sí. Estamos perdiendo dinero”, mencionó Rivera durante la vista pública en el Senado a preguntas de la senadora del PPD, Gretchen Hau.

Loading...
Revisa el siguiente artículo