CABE llama cobardes a senadores que votaron en contra o se abstuvieron sobre proyecto prohíbe terapias de conversión

La medida fue derrotada en la Comisión de Iniciativas Comunitarias, Salud Mental y Adicción

Por Metro Puerto Rico

El Comité Amplio para la Búsqueda de la Equidad (CABE) catalogó de cobardes a las senadoras y senadores que votaron en contra o se abstuvieron en la votación del informe positivo de la Comisión de Iniciativas Comunitarias, Salud Mental y Adicción sobre el Proyecto del Senado 184 que busca prohibir las mal llamadas terapias de conversión en Puerto Rico.

“Si públicamente reconocen que las terapias de conversión son maltrato, si en el pasado incluso votaron a favor de un proyecto similar, si de las vistas quedó claramente establecido que el proyecto estaba bien redactado y era apoyado por más de 78 entidades profesionales y civiles y que no interfiere ni con la libertad de religión ni con el derecho a la crianza de padres y madres, entonces, votar en contra equivale a una de dos cosas: o se es irremediablemente cobarde o se tiene la misma mentalidad homofóbica y maltratante de los grupos de odio que se oponen al proyecto”, dijo la Lcda. Amárilis Pagán Jiménez, portavoz de CABE.

“Es decepcionante ver como las senadoras y senadores, que votaron en contra del informe positivo del PS 184, le fallan a nuestra niñez y a nuestra juventud. En vez de proteger del maltrato a nuestras niñas y niños, el mensaje que envían es uno de que no les importa, de que sus testimonios no son suficientes para convencerlos de actuar a favor de ellos y ellas”, aseveró por su parte la Dra. Carmen Milagros Vélez, quien también es portavoz de CABE.

Los portavoces de CABE recordaron que ya existe un consenso social a favor de la prohibición de las mal llamadas terapias de conversión y que innumerables iglesias se han expresado en contra de las mismas. También resaltaron que las organizaciones profesionales de Puerto Rico en su totalidad endosaron la medida. Sin embargo, Thomas Rivera Schatz, Rubén Soto, Ada García, Joanne Rodríguez Veve, Wanda Soto, Albert Torres, Marissa Jiménez y Ramón Ruiz le votaron en contra; así como se abstuvieron José Luis Dalmau, Marially González y Javier Aponte Dalmau.

Te recomendamos:

“En este momento el país está unido —en una sola voz— en contra del maltrato, de la violencia de género y del abuso. Las senadoras y senadores que votaron en contra de este informe positivo van en contra de esa unión de propósitos. Es doloroso, inhumano y cruel ver como por un lado dicen estar en contra de la violencia mientras por otro lado votan para seguir permitiendo el maltrato que son estas torturas de conversión”, dijo Vélez.

Los portavoces de CABE dejaron claro que en Puerto Rico ya las terapias de conversión están prohibidas por una orden ejecutiva que sigue vigente, al igual que las organizaciones profesionales de la conducta y la salud mental las han prohibido en sus prácticas. Lo que falta es convertirlo en ley para que tenga más garras y nadie pueda eliminarlo de nuestro estado de derecho.

“Es hora de que en Puerto Rico se prohíban estas mal llamadas terapias de conversión. Tal vez no será hoy, pero eventualmente lo lograremos. Hay que llamar las cosas por su nombre: son maltrato, son tortura, son violencia. No vamos a cejar en nuestro empeño por defender a nuestra niñez y a nuestra juventud. Ahora, más que nunca, nuestra lucha arrecia por la dignidad de nuestra gente LGBTTIQ+”, concluyó Osvaldo Burgos Pérez, portavoz de CABE.

Loading...
Revisa el siguiente artículo