Escuela de Cayey asegura estar lista para reinicio de clases presencial

Esperan regresar al salón de clases el próximo 23 de febrero.

Por Sadot Santana Miranda

Si bien el sistema público de enseñanza se dispone retomar las clases presenciales el próximo 3 de marzo, los directivos de la escuela privada Radians en Cayey aseguraron hoy que el plantel está listo para que sus estudiantes regresen este próximo 23 de febrero.

"Estamos viendo cómo los centros de cuido en Puerto Rico están abiertos en todos los lugares y no ha habido ningún incidente ni ninguna situación en particular. Así que entendiendo que nosotros hemos cumplido con el protocolo a cabalidad y hemos también completado una serie de requisitos que el Estado ha establecido como lo es el estar adscrito al BioPortal del [Departamento de] Salud donde se registra todos los estudiantes y todos el personal de la escuela para que se pueda tener una forma de hacer rastreo de cualquier estudiante o cualquier familiar que esté envuelto o que tenga alguna dificultad al respecto", dijo José Castrodad, presidente de la institución escolar. Comentó que el pasado 1 de febrero notificaron al gobernador Pedro Pierluisi en torno a su intención de reabrir el plantel escolar para ofrecer cursos presenciales.

Agregó que, hasta la fecha, todo el personal de la escuela recibió su primera dosis de la vacuna contra el COVID-19 y el próximo 18 de febrero recibirán su segunda dosis.

Por su parte, Arturo Castrodad, director ejecutivo de la escuela Radians, señaló que adquirieron unos túneles con rayos ultravioletas por los cuales todo estudiante deberá atravesar antes de entrar al plantel. Indicó también que en la entrada de la instalación colocaron unas cámaras que detectan la temperatura corporal de los estudiantes y personal que accede.

El presidente de la institución, por su parte, planteó que, por el momento, alrededor de un 50% de la matrícula estudiantil estará bajo la modalidad presencial. Mientras que la otra mitad del estudiantado permanecerá tomando cursos en línea. Castrodad mencionó que esto respondió a los padres y madres que decidieron no enviar a sus hijos o hijas a la escuela en medio de la pandemia.

"Es una acción voluntaria. Cada padre tiene la oportunidad de hacerlo voluntariamente", dijo el presidente de la institución. Añadió que aquellos padres y madres que optaron por enviar sus hijos a la escuela en la modalidad presencial podrían luego decidir cambiarlos al programa de educación virtual. Para la modalidad presencial, Castrodad estimó que entre 250 a 300 estudiantes estarán tomando sus cursos en el plantel escolar.

Ante la posibilidad de revertir la reapertura debido a posibles contagios en el plantel, Castrodad reconoció que el protocolo de la escuela dictamina que, de surgir un caso positivo al COVID-19, el grupo de estudiantes de dicho salón deberá ser colocado en aislamiento por 14 días.

"El protocolo es claro: si hay un grupo, con uno solo estudiante que salga positivo, ese grupo se tiene que ir en aislamiento por 14 días. Pero si fuera un brote provocado en la escuela ahí se haría más abierto y eso hay que decidirlo junto con la epidemióloga y la enfermera y todo el equipo médico. Definitivamente, tenemos que reaccionar inmediatamente", dijo.

En distintos estados de Estados Unidos, las administraciones escolares han tenido que revertir una reapertura presencial debido a un aumento en los casos de COVID-19.

Castrodad mencionó que un máximo de 15 estudiantes tomará cursos de forma presencial en un salón de clases y no se trasladarán de salón para tomar otras clases. En estos casos, solo los maestros se moverán de aulas. Aseguró, además, que los pupitres estarán a seis pies de distancia entre cada uno. Mientras que los estudiantes de pre-kinder tendrán un tipo de burbuja en la que tomarán todos sus cursos en el salón y el almuerzo.

Te recomendamos:

Loading...
Revisa el siguiente artículo