Niño de 9 años en Texas muere de COVID un día después de dar positivo

El menor fue transportado de emergencia al hospital por dificultades al respirar y allí fue diagnosticado con el virus

Por Metro Puerto Rico

J.J. Boatman era un niño de 9 años residente de Fort Worth en Texas, que murió por complicaciones relacionadas al COVID-19 tan solo un día después de haber sido diagnosticado con el virus.

Según reportó la revista People, el menor fue transportado de urgencia al hospital el pasado 25 de enero luego de decirle a su mamá que tenía dificultad respirando.

Su madre aseguró que ese día más temprano, el niño había estado jugando y corriendo, y no habría sido hasta la noche que empezó a llorar porque no podía respirar.

"Su cara y sus labios estaban azules", dijo la tía del menor en una entrevista televisiva.

Boatman fue trasladado al Cook Children's Hospital donde los doctores encontraron que sus pulmones estaban llenos de fluidos y su cerebro se había inflado por la falta de oxigeno. Allí, dio positivo a COVID-19.

El niño murió a la mañana siguiente por lo que los doctores catalogaron como complicaciones relacionadas al virus.

De acuerdo a la publicación, ninguno de los familiares de Boatman sabía que tenía COVID-19 pues no había mostrado síntomas.

Familiares del menor comenzaron una campaña en la plataforma GoFundMe para pedir ayuda en costear los gastos del funeral.

"J.J. Boatman nació de Priscilla y Jason Boatman. Siempre estaba feliz y lleno de vida, tenía dos hermanas mayores Sabrina y Electra", lee la descripción de la campaña.

"Fue muy fuerte y aguantó por más de 12 horas, pero al final el COVID-19 reclamó la vida de otra joven víctima. Acababa de cumplir 9 años más temprano este mes", continuó.

Te recomendamos:

Loading...
Revisa el siguiente artículo