Radican resolución para investigar "estado crítico" del vertedero de Toa Alta

Se indicó que la administración del vertedero ha tenido serios señalamientos por parte de las autoridades estatales y federales

Por Metro Puerto Rico

El representante del Partido Nuevo Progresista (PNP), Yazzer Morales Díaz, anunció la radicación de una resolución dirigida a investigar si la administración municipal de Toa Alta y los actuales operadores del vertedero ubicado en ese pueblo, han cumplido con reparar los sistemas de recogido de lixiviados y cubrir las áreas expuestas del vertedero diariamente para ayudar a controlar los olores y material que pudiese volar.

“Existe una necesidad imprescindible que la Cámara de Representantes realice un estudio detallado y profundo dirigido a constatar si el Municipio de Toa Alta y los actuales operadores del vertedero han tomado las medidas de corrección que las agencias federales exigieron que se hicieran. Este es un asunto bien importante para la salud de nuestro pueblo de Toa Alta. El norte de esta resolución es asegurarnos que, luego de tantos años y tantos señalamientos sobre las operaciones del vertedero, finalmente se cumplan con las mismas para el beneficio de todos los toalteños”, comentó el representante por el Distrito #9 de Toa Alta y Bayamón.

Según el legislador, durante los pasados cinco años, la administración del vertedero de Toa Alta ha tenido serios señalamientos por parte de las autoridades estatales y federales.

Precisó que en el mes de abril de 2017, la Agencia Federal de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés), le ordenó al Municipio de Toa Alta, junto con los operadores del vertedero municipal, a tomar medidas inmediatas para abordar las condiciones del mismo, ya que se podían presentar amenazas potenciales para la salud humana y el medio ambiente.

Mientras que en noviembre de 2015, la Junta de Calidad Ambiental ordenó el cierre completo del vertedero por incumplir con las leyes y regulaciones ambientales.

Te recomendamos:

La más reciente orden de la EPA exige que el Municipio y los operadores cumplan con reparar sistemas de recogido de lixiviados, cubrir las áreas expuestas del vertedero diariamente para ayudar a controlar los olores y material que pudiese volar, cubrir áreas inactivas del vertedero e inspeccionar las cargas entrantes de residuos para separar los desperdicios peligrosos y los materiales prohibidos.

“Que no se pierda de perspectiva que el volumen de desperdicios sólidos generados sigue en incremento vertiginoso, más la vida útil o capacidad receptora de los vertederos en Puerto Rico, se ha reducido drásticamente en los últimos años. En una isla de limitada extensión territorial, el problema se agudiza por la escasez de terrenos adecuados para establecer instalaciones de disposición con las necesarias medidas de protección que requiere la población y el ambiente. Por tanto, es imperativo identificar todas aquellas alternativas viables que propicien la debida implantación de la política pública sobre el manejo adecuado de los desperdicios sólidos”, agregó el legislador.

La mencionada orden, también, le requirió al Municipio de Toa Alta y al operador del vertedero, manejar efectivamente las aguas pluviales, instituir medidas de control de mosquitos y mejorar la seguridad del lugar. Además, debido a que el vertedero había alcanzado su capacidad, la orden instruyó al municipio a dejar de disponer de desperdicios permanentemente en el lugar, previo a la fecha del 31 de diciembre de 2017. Sin embargo, en el mismo aún se continúan depositando desperdicios sólidos.

El vertedero de Toa Alta ha estado recibiendo desperdicios desde 1966. Durante este período, el vertedero ha sido propiedad del Municipio de Toa Alta y ha sido operado por varias entidades, incluyendo el propio ayuntamiento, Empresas Municipales Toalteña Corp., CMA Environmental, LLC., y Landfill Technologies de Toa Alta. El Municipio y Empresas Municipales Toalteña Corp., han sido los operadores primarios del vertedero desde el año 2016.

Loading...
Revisa el siguiente artículo