A la espera de segunda vacuna mientras los casos y las muertes aumentan

La FDA se encuentran evaluando la vacuna de Moderna que el lunes recibió en endoso de un panel de expertos

Por The Associated Press

Estados Unidos se encontraba el viernes a punto de agregar una segunda vacuna COVID-19 a su arsenal, mientras el brote alcanzó su fase más letal hasta el momento, con la nación registrando regularmente más de 3,000 muertes por día.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) estaba evaluando una inyección desarrollada por Moderna Inc. y los Institutos Nacionales de Salud y se esperaba que le diera luz verde pronto, despejando el camino para que su uso comience el lunes.

Eso le daría a los EE. UU. una nueva arma crítica contra el coronavirus, además de la vacuna Pfizer-BioNTech que ahora se distribuye a millones de trabajadores de la salud y pacientes de hogares de ancianos como parte de la mayor campaña de vacunación en la historia de los EE. UU.

El visto bueno de la FDA marcaría la primera autorización mundial de las inyecciones de Moderna. Estudios amplios, pero sin terminar, muestran que ambas vacunas parecen seguras y muy protectoras, aunque la de Moderna es más fácil de manejar, ya que no necesita mantenerse a temperaturas ultracongeladas como la inyección de Pfizer-BioNTech. Ambas requieren dos dosis para una protección completa.

Te recomendamos:

Salud reporta 10 muertes y 1,250 casos confirmados

Salud reporta 10 muertes y 1,250 casos confirmados

El tablero digital de la agencia reflejó unas 575 hospitalizaciones

Una segunda vacuna representa un rayo de esperanza en medio de la desesperación mientras el virus continúa propagándose sin cesar incluso antes de las reuniones navideñas que seguramente alimentarán el brote.

El flagelo se ha cobrado más de 310.000 vidas en Estados Unidos y ha matado a 1,6 millones de personas en todo el mundo. Los casos nuevos en los EE. UU. se están ejecutando a más de 216,000 por día en promedio. Las muertes por día han alcanzado máximos históricos, llegando a 3.600 el miércoles.

California se ha convertido en uno de los puntos calientes más letales, con hospitales que se están quedando sin camas de cuidados intensivos y ambulancias haciendo cola fuera de las salas de emergencia en escenas que recuerdan la calamidad en la ciudad de Nueva York la primavera pasada.

El estado informó el jueves 52,000 nuevos casos en un solo día, igual al promedio de todo Estados Unidos a mediados de octubre, junto con un récord de un día de 379 muertes y más de 16,000 personas en el hospital con COVID-19.

Te recomendamos:

Loading...
Revisa el siguiente artículo