Presidente de la CEE insiste señalamientos de irregularidades se resolverán en el escrutinio

En la primera etapa del escrutinio se atenderán las papeletas no adjudicadas, previo a proceder con el cuadre ordinario de actas o posibles recuentos

Por Manuel Guillama Capella

Ante las denuncias de un descuadre de papeletas de voto adelantado, el presidente de la Comisión Estatal de Elecciones (CEE), Francisco Rosado Colomer, especuló que podría deberse a que las máquinas de escrutinio electrónico suelen rechazar más papeletas legislativas que estatales, dado que en la primera los electores tienden a cometer más errores.

Sin embargo, aceptó que de momento no puede brindar certeza sobre la situación traída a su atención por Nicolás Gautier, comisionado electoral del Partido Popular Democrático, en una carta el pasado sábado. Rosado Colomer explicó que refirió el asunto a un ayudante especial en vías de determinar si la aparente discrepancia se puede atender antes del escrutinio general, o si debe formar parte del cuadre de actas que de ordinario se lleva a cabo en esa etapa.

“Le contesté al licenciado Gautier que ese desfase o descuadre en el número de papeletas puede estar ligado a que la máquina rechazó más papeletas legislativas que estatales, porque en la papeleta estatal no ocurre tanto el ‘undervote’ (marcas de menos) y ‘overvote’ (marcas en exceso) como ocurre en la legislativa. No sé realmente el número que él obtiene del plebiscito, porque estaba revisando en (los resultados de) la noche del evento y a mí me aparecen más papeletas de plebiscito que de los otros cargos. Me parece que para cualquier conclusión vamos a tener que esperar a que termine el escrutinio, que es una auditoría”, expresó Rosado Colomer en entrevista con Metro.

Te recomendamos:

En la carta al presidente de la CEE, Gautier precisó que las actas publicadas de voto por correo y a domicilio reflejaban la contabilización de 117,106 papeletas estatales, pero solo 106,650 legislativas, 103,469 municipales y 103,238 plebiscitarias.

Rosado Colomer tampoco descartó la posibilidad de que algunos electores hayan decidido quedarse con papeletas como “souvenir”.

Por otro lado, Rosado Colomer no pudo garantizar que mañana martes –fecha dispuesta para el comienzo del escrutinio general– se pueda completar el conteo de votos no adjudicados hasta el momento y que ha sido objeto de polémica entre los partidos. Específicamente, esta mañana el comisionado del Movimiento Victoria Ciudadana, Olvin Valentín, impugnó las certificaciones preliminares emitidas por la CEE, alegando que la premisa de que ya se ha contado el 100% de los votos es falsa.

Rosado Colomer sí aseguró que antes de comenzar formalmente el escrutinio general se adjudicarán los votos pendientes, lo que podría ampliar o reducir el total de recuentos que sean necesarios. Si en los próximos días, al incorporar votos adicionales a los resultados, alguna contienda finaliza dentro del margen de recuento de 0.5% o menos de 100 sufragios, la CEE tendría que conceder 72 horas a los candidatos involucrados para que presenten una lista de observadores.

Al momento, tres alcaldías, dos distritos representativos, tres distritos senatoriales y los escaños por acumulación en ambos cuerpos legislativos se encaminan a un recuento papeleta por papeleta. Múltiples otras contiendas se encuentran cerca de un recuento.

“Sin ese resultado preliminar no se puede hacer el recuento porque no empieza a correr ese reloj de 72 horas para nombrar observadores. El Código (Electoral) anterior obligaba a la CEE a certificar los resultados preliminares dentro de 72 horas. El actual eliminó ese término de 72 horas, que de hecho, no se emitieron dentro de 72 horas. Hoy mismo estoy emitiendo certificaciones preliminares. El Código eliminó ese término de 72 horas, pero indicó que yo no puedo comenzar recuentos hasta 72 horas después de haber notificado a los candidatos los resultados preliminares. No le voy a poner camisas de fuerza a ningún escrutinio”, subrayó el también juez superior, quien no descartó que los últimos resultados oficiales demoren hasta diciembre, en caso de que haya “muchos” recuentos.

Sobre la posibilidad de que el conteo previo al escrutinio general se extienda más allá del martes, Rosado Colomer acotó que dependerá del personal que presenten los partidos políticos. El presidente detalló que en el coliseo Roberto Clemente habrá 60 mesas habilitadas.

“Nosotros proveemos los recursos (pero) esto lo ejecutan los funcionarios de los partidos. Yo les voy a dar 60 mesas para que terminen la contabilidad de esos votos y cuadren las actas que están pendientes que no se pudieron transmitir. Queda de los partidos llevar y adiestrar a su personal para que esto fluya de la forma más rápida”, enfatizó Rosado Colomer.

El presidente, por otra parte, se desligó de la decisión de que a los funcionarios de escrutinio se les administraran hoy pruebas de anticuerpos de Covid-19, en lugar de la nueva prueba de antígenos, que es diagnóstica e igualmente provee resultados en minutos.

“La coordinación de la pruebas se hizo entre la CEE, el Departamento de Salud y la Guardia Nacional. Más allá de que no tengan la certificación los que administran las pruebas, no tengo información sobre las razones para que no hayan usado (la prueba de) antígenos. Yo sé que para ello se necesita una certificación”, dijo Rosado Colomer, al precisar que la administración de las pruebas quedó en manos de los efectivos de la Guardia Nacional.

Loading...
Revisa el siguiente artículo