Puerto Rico fue blanco de 83 millones de intentos de ciberataque entre enero y junio de este año

El trabajo remoto y la teleducación ha dado paso a más actividad por parte de hackers

Por Metro Puerto Rico

Puerto Rico fue objetivo de 83 millones de intentos de ciberataque entre enero y junio de este año, sumando al total de 15 mil millones de intentos en América Latina y el Caribe durante el mismo período.

Así se desprende de informes de la plataforma Threat Intelligence Insider Latin America de Fortinet, herramienta que recopila y analiza incidentes de ciberseguridad en todo el mundo.

Según un comunicado, la pandemia COVID-19 y los ataques de “fuerza bruta” fueron un catalizador para el aumento de la actividad cibercriminal durante la primera mitad del 2020.

En el último trimestre, la empresa registró un aumento considerable en los ataques de "fuerza bruta" en la región, o intentos repetidos y sistemáticos de adivinar una credencial enviando diferentes nombres de usuario y contraseñas para acceder a un sistema.

Te recomendamos:

“El crecimiento del trabajo remoto y la teleducación ha reavivado el interés de los hackers en los ataques de fuerza bruta. Con la transición masiva a la oficina y el aprendizaje en casa, los ciberdelincuentes encuentran una importante cantidad de servidores de protocolo de escritorio remoto (RDP) mal configurados, lo que facilita este tipo de ataque”, indicó Daniel Vega, Country Manager de Fortinet Puerto Rico. “Los ataques de fuerza bruta se utilizan comúnmente para descifrar algoritmos u obtener contraseñas débiles de correo electrónico, credenciales de redes sociales y acceso a Wi-Fi, entre otros. El atacante realiza varios intentos casi simultáneos a través de mecanismos automáticos repetitivos hasta lograr un resultado exitoso”.

"Es esencial que las organizaciones tomen medidas para proteger a sus empleados remotos y ayudarles a proteger sus dispositivos y redes domésticas. El primer paso para mitigar los ataques de fuerza bruta es utilizar contraseñas seguras. También es importante que las empresas utilicen mecanismos de encriptación y limiten el número de intentos de inicio de sesión durante un período determinado, al igual que habiliten otros mecanismos de autenticación robustos, como multifactor, tokens o validación de imágenes (CAPTCHA)”, agregó Vega.

Loading...
Revisa el siguiente artículo