Acusan a Nelson Del Valle de robo, soborno, fraude y obstrucción a la justicia

Lea aquí el documento. También se le acusa de haber obtenido comisiones ilegales provenientes de fondos federales y conspiración.

Por Metro Puerto Rico

El representante novoprogresista Nelson del Valle Colón y dos empleadas de su oficina, Nickolle Santos Estrada y Mildred Estrada-Rojas, fueron arrestados esta mañana por las autoridades federales.

De acuerdo con el pliego acusatorio presentado por un gran jurado federal, al representante y a sus empleadas de oficina se les acusa de conspiración, robo de fondos federales, soborno y comisiones ilegales. A Del Valle Colón también se le acusa de fraude electrónico de servicios honestos y obstrucción a la justicia.

Similar a la acusación presentada esta semana contra la representante María Milagros Charbonier, el pliego acusatorio del legislador también alude a un supuesto esquema de fraude mediante la inflación de salarios de empleados de oficina y obtener comisiones ilegales de fondos federales.

El patrón habría comenzado con Mildred Estrada-Rojas, quien comenzó a trabajar con el legislador en su primer término en 2005 Entre 2009 y 2016, Estrada-Rojas continuó trabajando para el sucesor de Del Valle Colón en dicho cargo legislativo. Entre 2009 y 2016, Estrada-Rojas cobraba unos $1,000 bisemanales. En 2017, cuando Del Valle Colón regresa al escaño legislativo, Estrada-Rojas volvió trabajando con el legislador, pero en esta ocasión empezó a cobrar un salario de $2,300 bisemanales. Entre enero de 2017 y julio de 2020, el salario de Estrada-Rojas varió entre $2,200 y $3,500 bisemanales.

El pliego acusatorio hace alusión a un 'individuo A', al que Del Valle Colón también le habría aumentado el salario de $1,500 bisemanales a $2,650 entre enero de 2017 hasta septiembre de 2018. Sin embargo, en este caso, en octubre de 2018, Del Valle Colón le bajó el salario a este empleado a $850 bisemanales. En abril de 2019, el 'individuo A', renunció a su puesto en la oficina del legislador.

Santos, por su parte, comenzó a hacerle entrega a Del Valle Colón de comisiones ilegales a menos de un mes de su regreso al escaño legislativo en 2017. Inicialmente, Santos entregó a Del Valle Colón unos $1,285 de cada cheque y luego $1,000. Santos cobraba $2,000 de su salario bisemanal.

En los tres casos —Santos Estrada, Estrada Rojas y con 'individuo A'— Del Valle Colón les infló el salario "sin ninguna razón legítima y coordinó acuerdo corruptos con cada uno de ellos". Desde principios de 2017 hasta algún momento del 2020, los tres empleados recibieron un salario inflado y se quedarían con una porción de dicho aumento. Luego, de ese aumento, enviarían una cantidad —que fluctuó entre los $500 a $2,000— de cada cheque a Del Valle Colón, en lo que constituye una comisión ilegal —también conocida como 'kickback'—.

De acuerdo con la acusación, en ocasiones los empleados le entregarían las cantidades directamente al legislador. En otras, le harían llegar el dinero mediante individuos de la confianza de Del Valle Colón. Estrada-Rojas y el 'individuo A' también habrían utilizado la aplicación ATH Móvil para enviarle 'comisiones ilegales' de $500.

La acusación, a su vez, señala que —en los cargos de conspirar para robar fondos federales, cometer soborno y obtener comisiones ilegales— los acusados escondían el esquema mayormente mediante el uso de dinero efectivo para hacer sus entregas en lugar de utilizar transferencias bancarias o cheques. Los acusados también negaron su participación en el esquema en sus entrevistas con agentes federales.

Contra Del Valle Colón también pesan dos cargos de fraude electrónico por servicios honestos debido a mensajes en el que creó un esquema para privar y defraudar al gobierno de Puerto Rico y estadounidense de fondos públicos.

Del Valle también se le acusa de haber cometido obstrucción a la justicia luego de que habría borrado una serie de mensajes que intercambio con Estrada y con Rojas por medio de la aplicación de WhatsApp. El 12 de julio, Del Valle fue entrevistado por oficiales del FBI. Tras dicho encuentro con las autoridades, el legislador, según la acusación, habría borrado toda conversación que tuvo con ambas antes del 14 y 15 de julio. Las autoridades se percataron de que Del Valle borró dicho registro de mensajes cuando le incautaron su teléfono celular el pasado 27 de julio de 2020.

Mira el documento aquí:

Indictment Del Valle by Hermes Ayala on Scribd

Noticia en desarrollo

Loading...
Revisa el siguiente artículo