Arrestan a Steve Bannon, ex asesor del presidente Donald Trump

Le imputan apropiarse de un millón de dólares destinados a la construcción del muro entre Estados Unidos y México

Por The Associated Press

El exasesor presidencial Steve Bannon fue arrestado el jueves, acusado de desfalco de dineros donados para la construcción de la muralla en la frontera entre Estados Unidos y México.

Bannon fue acusado junto con otras tres personas, según el expediente abierto en un tribunal federal de Manhattan. El exasesor está acusado de llevarse un millón de dólares para sí mismo, de usar parte de ese dinero para pagarle en secreto a otro procesado, Brian Kolfage y de usar cientos de miles de dólares para cubrir sus gastos personales

La fiscalía federal asevera que Bannon y los otros tres “orquestaron una trama para defraudar a cientos de miles de donantes” de la campaña “We Build The Wall” (nosotros construimos el muro) que logró recabar por internet 25 millones de dólares para la construcción de una muralla en la frontera.

Según el expediente, Bannon prometió que el 100% del dinero donado sería usado para la muralla, pero los tres acusados, en conjunto, usaron cientos de miles de dólares para gastos distintos a los publicados por la organización.

Añade que los acusados falsificaron facturas y contratos, entre otros ardides, para ocultar sus gastos reales.

Los acusados se enteraron en octubre pasado que “We Build the Wall” podría estar bajo investigación, por lo que tomaron medidas adicionales para ocultar el fraude, indica el documento.

Te recomendamos:

Bannon es un activista de derechas que fue editor del sitio de noticias Breitbart News y luego jefe de la campaña de Trump. Tras las elecciones, fue asesor de Trump en la Casa Blanca.

Nadie contestaba el teléfono en la oficina del abogado de Bannon el jueves por la mañana. Una vocera de Bannon no ha respondido a pedidos de su reacción. No se sabía quién representaba a Kolfage en la comparecencia judicial inicial.

“We Build the Wall” originalmente pretendía recabar dinero para la construcción de 5 kilómetros (unas 3 millas) de la muralla en el sur de Texas, pero el proyecto eventualmente quedó a cargo de Fisher Industries, que recibió contratos del gobierno por valor de 2.000 millones de dólares. El CEO de esa empresa, Tommy Fisher, no respondió de inmediato a pedidos de comentario.

El presidente Donald Trump recientemente criticó esa sección de la muralla, quejándose que “la hicieron para hacerme quedar mal” aunque fueron sus propios partidarios quienes la construyeron.

Loading...
Revisa el siguiente artículo