Líderes magisteriales califican de temerario el plan de inicio de clases

Las clases comienzan el 17 de agosto a distancia

Por Metro Puerto Rico

En medio de un crecimiento en los contagios y muertes por COVID-19 en el país, el 27 de julio de 2020, el Frente Amplio en Defensa de la Educación Pública (FADEP) envió una comunicación a la gobernadora Wanda Vázquez Garced y el Secretario de Educación Eligio Hernández donde calificaron los planes de inicio de clases como "preocupantes y temerarios" e insistieron en tomar medidas para proteger la salud y la vida de estudiantes, maestros y demás personal.

Eligio Hernández anunció que para el inicio del semestre escolar 2020-2021 los maestros y personal adscritos a los planteles, comenzarán las labores de manera remota el 3 de agosto, extendiéndose ese período hasta el 10 de agosto y a partir del 11 hasta el 14 del mismo mes, las labores docentes se trasladarán a las escuelas de forma presencial. Los estudiantes comenzarán clases a distancia el 17 de agosto, de acuerdo al funcionario.

"El aumento de contagios con motivo del COVID-19 ha aumentado de forma alarmante. Al 26 de julio de 2020 había 5,416 casos confirmados por prueba molecular, mientras el 26 de junio solo habían confirmados 1,602 casos. Las cifras de pacientes hospitalizados por la condición y los conectados a respiradores se han disparado. La pandemia en Puerto Rico está muy lejos de encontrarse bajo control", dijo Karen De León, vicepresidenta de SPT.

Distintos salubristas han señalado que la apresurada reapertura de la economía y la falta de control en el aeropuerto han sido causantes del repunte en los contagios.

Carmen Warren, portavoz del Comité Timón del Pleito de Clase de Educación Especial rechazó la insistencia del Departamento de Educación de implementar un plan de inicio de clases "que no protege al personal docente, no docente, ni al estudiantado. Nos parece negligente el pretender que el estudiantado comience una etapa híbrida entre clases presenciales y virtuales en el mes de septiembre, en escuelas que no cumplen con el espacio necesario para el distanciamiento, protocolos seguros y salubres, grupos reducidos de estudiantes por salón, ni equipos adecuados para cumplir con el mismo".

El FADEP enumeró un listado de medidas que deben implementarse para garantizar la salud de la comunidad escolar en su misiva, como en misivas anteriores enviados a la gobernadora y secretario de educación.

Las labores deben realizarse a distancia mientras el contagio esté fuera de control. El Center for Disease Control and Prevention (CDC) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) han establecido que debe mantenerse un ritmo de reducción de contagios por al menos dos semanas para considerar la apertura de escuelas. La Ley 36-2020 dispone para que los empleados y empleadas del gobierno puedan realizar sus labores desde sus hogares. Solicitamos que se acelere la entrega de computadoras y ofrezca el acceso a internet al personal y los estudiantes de manera que se pueda iniciar el semestre sin más contratiempos", explicó Mercedes Martínez Padilla, presidenta de la FMPR.

"Requerimos que se implemente de una vez y por todas un sistema de pruebas moleculares y rastreo de contagios. Hay que crear Comités de Salud y Seguridad en cada centro de trabajo que establezcan e implementen los protocolos específicos de cada espacio", dijo Liza M. Fournier, presidenta de UNETE.

Ángel Rodríguez Rivera, presidente de la APPU, indicó que "es imperativo que se establezca un control estricto del aeropuerto. El país debe cerrarse al turismo y quiénes entren deben realizarse previamente la prueba molecular de manera que podamos detener esa fuente de contagio".

"Cosas tan básicas como equipos protectores para los empleados docentes y no docentes y productos de limpieza y desinfección no se han suplido a las escuelas y demás centros de trabajo en el Departamento de Educación. Las escuelas del suroeste, afectadas por los sismos siguen sin ser atendidas, inspeccionadas, mitigadas", añadió Migdalia Santiago, presidenta de EDUCAMOS.

"La reducción de estudiantes por salón es importante en cualquier plan para enfrentar la pandemia. Los grupos deben ser de entre 10 a 12 estudiantes para hacer posible el distanciamiento y atender los rezagos académicos que arrastran nuestros niños y niñas como consecuencia de las interrupciones de clases por los huracanes del 2017, los terremotos y el coronavirus. El P S 1583 dispone para atender estas necesidades y debe ser convertido en ley por parte de la gobernadora. Solo falta su firma", plantearon los dirigentes sindicales.

"Solo cuando el gobierno pueda cumplir con disminuir drásticamente los contagios, el rastreo de casos, el mantenimiento y sanitización de los planteles, las pruebas a la comunidad escolar, habrá condiciones para que el personal docente regrese presencial a los planteles", añadieron.

El FADEP hizo un llamado a reevaluar los planes del Departamento de Educación para el inicio de clases. "El gobierno tiene el deber de proteger nuestras vidas y las de los estudiantes y no exponernos a la muerte", concluyeron los líderes que representan distintos sectores en la agencia y exigimos a la gobernadora que se pronuncie al respecto. Hoy, martes, 28 de julio a las 7:00 p.m. se celebrará un conversatorio auspiciado por el FADEP, transmitido por Facebook live desde la página del Frente Amplio en Defensa de la Educación Pública, tocando estos y otros temas relevantes ante el inicio del semestre escolar.

Te podría interesar:

Loading...
Revisa el siguiente artículo