El aterrador rescate a bordo del crucero noruego Viking Sky

Un crucero con 1.300 pasajeros y tripulantes tuvo problemas de motor y envió el sábado una señal de auxilio en aguas frente a Noruega, mientras intentaba desesperadamente quedar varado en la rocosa costa occidental del país con un mar embravecido

Por Agencias

Varios helicópteros desalojaron a más de 475 pasajeros de un crucero que se averió frente a la costa occidental de Noruega en medio del mal tiempo antes de que el barco se dirigiera escoltado a un puerto cercano con casi 900 personas a bordo todavía, informó el domingo la firma propietaria de la nave.

El Viking Sky transportaba 1.373 pasajeros y tripulantes cuando tuvo problemas en un área impredecible de la costa noruega conocida por lo helado de las aguas y lo agitado del mar. La tripulación emitió una señal de auxilio el sábado en la tarde.

En un difícil proceso efectuado durante toda la noche, cinco helicópteros recogieron en la oscuridad a pasajeros del barco que no paraba de zarandearse. Los rescates se efectuaron en condiciones difíciles que incluían ráfagas de viento de hasta 70 km/h (43 mph) y olas de más de 8 metros (26 pies) de altura.

Te podría interesar:

Varias fotografías publicadas en las redes sociales muestran que el barco se ladeaba mientras el mobiliario se estrellaba violentamente contra las paredes.

 

crucero AP crucero AP

 

“Tenemos conocimiento de que 20 personas sufrieron lesiones debido a este incidente, y están recibiendo atención en los centros médicos pertinentes en Noruega. Algunas ya fueron dadas de alta”, informó Viking Ocean Cruises, la compañía propietaria que opera el barco.

En un comunicado, la firma dijo que antes de que el buque partiera hacia el puerto de Molde, casi un día después de que se averiara, helicópteros trasladaron a 479 pasajeros a tierra firme, quedándose a bordo otros 436 viajeros y 458 miembros de la tripulación.

“Vimos a dos personas que las bajaron en camillas”, dijo el pasajero Dereck Brown al periódico noruego Romsdal Budstikke. “La gente estaba alarmada. Muchos estaban asustados pero mantenían la calma”.

La pasajera Alexus Sheppard dijo a The Associated Press en un mensaje enviado desde el Viking Sky que las personas lesionadas o con discapacidad fueron las primeras en ser retiradas del barco por los helicópteros provistos con un malacate.

“Al principio era aterrador, y al sonar la alarma general (el peligro) se sintió muy real”, agregó.

El estadounidense Rodney Horgen visitaba Noruega, la tierra de sus antepasados, cuando la travesía se convirtió en una pesadilla.

Horgen, de 62 años, dijo que entendió que algo andaba mal cuando los pasajeros fueron llevados al punto de reunión del crucero.

 

crucero AP crucero AP

 

-Abrirán investigación 

Noruega abrirá una investigación para averiguar el motivo por el cual un crucero con más de 1.300 personas a bordo zarpó a pesar de las alertas de tormenta, forzando una gran evacuación, informaron las autoridades.

Empleados de hospital informaron que una persona se encuentra en condición crítica y ocho más siguen hospitalizadas después de que el Viking Sky tuviera problemas en la costa de Noruega el sábado. Las autoridades lanzaron una arriesgada operación de rescate evacuando con helicóptero a 479 pasajeros de la embarcación.

Dag S. Liseth, del Consejo de Investigaciones de Accidentes de Noruega, dijo que “el riesgo al que se expusieron el barco, los pasajeros y tripulación nos hizo decidir investigar el incidente”.

El crucero, que zarpó de la ciudad norteña de Tromsoe y se dirigía a Stavanger en el sur de Noruega, sufrió una falla de motor antes de hacer la llamada de emergencia al dirigirse hacia una costa rocosa. Muchos naufragios han ocurrido en esa zona a lo largo de los años.

Durante todo el sábado y hasta la mañana del domingo se evacuó a la gente vía aérea, con el ritmo disminuyendo cuando dos de los cinco helicópteros de rescate tuvieron que desviarse para rescatar a nueve tripulantes de un buque de carga en problemas.

El Viking Sky ahora está atracado en la ciudad portuaria de Molde, a 390 kilómetros (241 millas) al noroeste de Oslo, a donde finalmente logró llegar con sus dos motores.

Loading...
Revisa el siguiente artículo