Preocupa que Puerto Rico se convierta en conejillo de indias de energía nuclear

En una vista pública de la Cámara de Representantes se planteó la posibilidad de establecer reactores modulares pequeños, pero advirtieron que requeriría un estudio abarcador

Por María de los Milagros Colón

En momentos en que desacuerdos entre el Ejecutivo y la Legislatura mantienen en pausa la aprobación del proyecto que establecería una Política Pública Energética, la Cámara de Representantes evalúa la viabilidad de establecer plantas nucleares en la isla.

En una vista pública de la Comisión de Gobierno, presidida por Jorge Navarro Suárez, los deponentes coincidieron en que no es práctico desarrollar plantas tradicional de 600 megavatios, pero sí Reactores Modulares Pequeños, definidos como hasta de 300 megavatios.

Sin embargo, tanto el presidente del Colegio de Ingenieros y Agrimensores de Puerto Rico (CIAPR), Pablo Vázquez Ruiz, como la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) a través del ingeniero José Vázquez Vera, advirtieron que, aunque se han desarrollado las tecnologías para estos módulos, no existen ejemplos de aplicación real.

Te podría interesar: 

El problema sería, pues, que Puerto Rico se convierta en el conejillo de indias de tales centrales, alertó el representante popular Luis Vega Ramos al coincidir con los deponentes.

"Esta prometedora y novel tecnología, con un costo de generación menor al de las plantas convencionales, pudiera resultar en una operación beneficiosa, una vez se valide, pruebe y opere en otras jurisdicciones" , argumentó Vázquez Vera.

"La utilización de energía nuclear como fuente de energía ha tenido adelantos significativos, tanto en el área de seguridad, como en la disposición de residuos nucleares", argumentó por otra parte el ingeniero Vázquez Ruiz.

Los deponentes, que incluyeron a la Comisión de Energía, concluyeron que la mejor opción es hacer un estudio de viabilidad que se enfoque, entre otras cosas, en los aspectos topológicos y sismológicos de la posible localización de los módulos.

Rincón, donde operó en los sesenta una central nuclear, cumple con las regulaciones de la Comisión Reguladora Nuclear (NRC), que exige, por ejemplo, un radio de 10 millas alrededor de la planta en caso de exposición a partículas radioactivas.

Para los deponentes, las nuevas tecnologías prometen mayor seguridad, pero reconocieron que este aspecto puede ser el de mayor preocupación para los ciudadanos.

El proponente de la resolución para evaluar el establecimiento de plantas nucleares, Gabriel Rodríguez Aguiló confesó que nadie quiso compartir la autoría de la medida. También aprovechó apara hacer un llamado a organizaciones ecológicas a deponer.

Del mismo modo, el CIAPR no consideró "prudente alterar el curso de la visión de transformación ya planteada en la nueva Política Pública Energética, basándonos en tecnologías emergentes, especialmente en el corto y mediano plazo", y advirtió que esta alternativa podría convertirse en una controversia que distraiga de la aplicación de tal política que ya descarta la energía nuclear.

Loading...
Revisa el siguiente artículo