Rivera Marín defiende operativo de ayuda humanitaria

El secretario explicó ciertos detalles sobre las donaciones y la embarcación enviada a Venezuela

Por María de los Milagros Colón

El secretario de Estado, Luis Rivera Marín, aseguró que la embarcación que intentó llevar a Venezuela con la ayuda humanitaria enviada desde Puerto Rico ya culminó su misión sin cargos adicionales a los $211,000 acordados en el contrato con la recién registrada empresa EZ Shipping Limited, supuestamente la única dispuesta a asumir el riesgo de ingresar las donaciones al país en conflicto.

“Se hablaba de $25,000 (diarios después del 23 de febrero), pero eso no aplica porque eso era si se detenía la embarcación”, explicó ayer en entrevista con Metro.

En una carta del 11 de febrero dirigida al gobernador Ricardo Rosselló, el autoproclamado presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, citaba ya el nombre de la embarcación, Midnight Stone, a pesar de que la empresa ni siquiera estaba registrada para  operar en Puerto Rico, gestión que hicieron el 18 de febrero bajo la firma de Rivera Marín, aunque entonces estaba de vacaciones.

“Esa empresa lleva muchos años dando servicios en el Caribe”, justificó el secretario, a quien Metro interceptó brevemente a su salida del Departamento de Estado luego de que se informara que, por el momento, no atendería a la prensa.

Las donaciones permanecerán en Curazao “en la medida en que esto está ocurriendo día a día”, según Rivera Marín,  aduciendo a que no hay un panorama claro sobre los próximos pasos de la entrega.

¿Alguien recomendó a EZ Shipping Limited?

No. Se pidieron cotizaciones. Realmente, no había empresas que estuvieran dispuestas a ir Venezuela. Tú hablabas con empresas locales, Crowley y demás, y muchas empresas aéreas y marítimas, pero Venezuela no es… El seguro no se los permite. Ese fue el proceso.

¿De dónde salió el dinero para pagar la embarcación?

Es una partida del presupuesto de Estado. La política pública del gobernador es la ayuda humanitaria y todo lo que había allá adentro eran donativos. Eran 10 contenedores de 40 pies, más de 200 toneladas, y hay medicamentos.

La iniciativa, ¿surgió del Gobierno local, de grupos venezolanos o fue una petición del Gobierno federal?

La política del gobernador ha sido de colaborador, como vecino. Aquí hubo una cumbre donde estuvo el exalcalde de Caracas, que fue arrestado, Antonio Ledezma. En octubre, firmamos un acuerdo y la política pública es ayudar a nuestros hermanos venezolanos.

Hemos estado en conversación con el Gobierno federal, con el Departamento de Estado, desde octubre cuando se dieron las reuniones. Al secretario (Mike) Pompeo, yo le envié un informe.

Entonces ¿no lo impulsó el Gobierno federal?

No. Ellos están (involucrados) a través de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo (USAID) y de la Organización de Estados Americanos (OEA) enviando ayudas, y hay muchas corporaciones sin fines de lucro.

Pero la iniciativa surge del gobernador Ricardo Rosselló. Lo que sí es que nosotros los hemos mantenido al tanto de todo lo que hemos hecho.

¿Se había coordinado con Defensa federal antes de enviar el buque para tener algún apoyo?

No. Eso pasa (el bloqueo y la amenaza de un ataque de fuego contra la embarcación) y se les notifica lo que ocurrió. Lo mismo pasó en la frontera en Brasil, que mataron a catorce. Nosotros no íbamos a permitir que eso pasara con nosotros, así que el gobernador fue claro (al pedir que se retiraran).

¿Qué pasó por su cabeza en ese momento? 

Fue una indignación porque yo en quien pensé fue en las 300,000 personas allí, los niños, los bebés que están muriendo de desnutrición. Allí van biberones, va leche de fórmula para esos bebés. Indignación de que un tirano como es (Nicolás) Maduro utilice sus fuerzas armadas para no permitir palear esa hambre.

¿Tiene conocimiento de que se gestione otra intervención? 

Las expresiones (del Gobierno federal) son que se van a asegurar de que va a entrar la ayuda humanitaria.

¿Se gestiona algún envío de ayuda a Haití, también en crisis política? 

Puerto Rico siempre ha enviado ayuda a Haití, hay médicos que siguen yendo. Estamos enfocados en un momento en que hay un Gobierno ilegítimo en donde hay unos repudios. Ahí está muriendo la gente.

Es realmente intolerable nosotros cruzarnos de brazos ante este atropello de derechos humanos.

Hay pobreza, hay desigualdad en muchas partes del mundo. En Haití, en Puerto Rico, hay desigualdad y hay pobreza, pero aquí están asesinando a la gente, a los niños, y lo peor es un genocidio en cuanto a comida y medicina.

Loading...
Revisa el siguiente artículo