"Hoy Adam tendría 45 años y estaría ayudando a P. R.", dice su padre tras veredicto de culpabilidad

La principal acusada testificó durante el juicio y negó haber sido ella la que ordenara el asesinato de su esposo.

Por Cybernews

"Mi hijo hoy tendría 45 años de edad. Si estuviera vivo, pudo haber sido uno de los colabores para encaminar la economía de Puerto Rico y esa es una de las grandes tragedias para todos nosotros".

De esta forma, Abram Anhang, padre de Adam Anhang Uster -asesinado el 23 de septiembre de 2005, en una conspiración de su entonces esposa Aurea Vázquez Rijos, su hermana Marcia y su expareja, José Ferrer- reaccionó al veredicto de culpabilidad emitido en la tarde del miércoles por un jurado de 7 hombre y 5 mujeres en un juicio celebrado en la sala del juez federal Daniel Domínguez.

“Finalmente se hizo justicia, después de 14 años. Nunca tuve duda de que Aurea fue la responsable de la muerte de mi hijo. Mi esposa y yo estamos aliviados porque ya no habrá una asesina caminando por las calles de Puerto Rico. Estamos aliviados, llevábamos esperando por este momento hace 14 años", sostuvo Anhang quien además agradeció a las autoridades federales por esclarecer la muerte de su hijo en manos de Alex Pabón Colón, contratado por Aurea, Marcia y José.

El trío fue hallado culpable por conspirar para asesinar a Adam Anhang Uster, en una facilidad del comercio interestatal.

“Siento pena además por la familia Vázquez Rijos, porque con esos mismos recursos pudieron haber hecho algo productivo. Gracias a Dios que por lo menos en Puerto Rico ya no se podrá decir que el primer asesinato es gratis. El primer asesinato nunca será gratis", sostuvo".

Por su parte, la fiscal Rosa Emilia Rodríguez Vélez expresó que "con este veredicto cerramos el círculo que empezamos hace muchos años atrás, cuando tratamos de sacar y sacamos de la cárcel a Jonathan Román que no había cometido ningún delito".

Rodríguez Vélez se refiere al joven que fue acusado y hallado culpable a nivel estatal en octubre de 2005, por la muerte de Adam Anhang Uster y que con evidencia presentada por las autoridades federales fue excarcelado.

Fue el padre de Adam quien llevó el caso a las autoridades federales, convencido de que a nivel estatal se había enjuiciado a la persona equivocada.

"No nos quitamos, fue difícil. No la podíamos traer a Puerto Rico, no nos la querían entregar. El gobierno de España nos puso un montón de condiciones. Ella hasta dio a luz en España con tal de no llegar", expresó la fiscal federal.

A Rodríguez Vélez le sorprendió que Aurea se sentara a testificar en el juicio, no así al fiscal José Ruiz quien anticipó la movida de la abogada Lydia Lizarribar.

“A mi sorprendió más que (José Ferrer) Sosa se sentara a testificar, pero con los documentos que la defensa había presentado- como la carta de amor que Aurea dice que Adam le escribió- la única forma de entrar esa evidencia era con ella testificando", mencionó el fiscal.

La principal acusada testificó durante el juicio y negó haber sido ella la que ordenara el asesinato de su esposo. Sin embargo, Alex Pabón Colón testificó que el trío de acusados lo contactó y le encargaron la muerte de Anhang y que Áurea le ofreció la suma de 3 millones de dólares. En 2008 éste confesó el asesinato del empresario a las autoridades federales, por lo que fue liberado Jonathan Román Rivera, quien había sido procesado erróneamente como el asesino de este caso.

A las 2:26 de la tarde del miércoles el jurado le informó al juez Domínguez que habían logrado un veredicto contra los tres acusados. Luego de leer el veredicto de culpabilidad emitido por el jurado, tanto Aurea Vázquez de 38 años, como José Ferrer de 44 años serían ingresados inmediatamente en el Centro de Detenciones Metropolitano en Guaynabo, para posteriormente ser asignados a una prisión federal en Estados Unidos.

La vista de sentencia fue pautada para el 29 de enero de 2019. Se exponen a ser sentenciados a cadena perpetua.

En el caso de Marcia Vázquez Rijos de 41 años, el juez Domínguez instruyó que se hicieran los trámites para que fuera enviada a una institución correccional psiquiátrica en el estado de Carolina del Norte.

La defensa de Áurea recayó en los abogados Lydia Lizarribar y Francisco Adams. Mientras, Ovidio Zayas Pérez fue el abogado de Ferrer Sosa y la hermana de Áurea fue representada por Artemio Rivera y Fernando Zambrana. Los licenciados anticiparon que apelarán.

El asesinato de Adam Anhang Uster ocurrió el 23 de septiembre de 2005 en el Viejo San Juan. Luego del incidente Vázquez Rijos se fue a vivir a Florencia Italia, en una comunidad judía, a la cual logró entrar con documentos falsificados.

Con ayuda de un rabino que cooperaba con las autoridades federales, Aurea Vázquez Rijos viajó a Madrid, España donde fue arrestada y extraditada a Puerto Rico el 30 de junio de 2013. Ese mismo día arrestaron en Puerto Rico a Marcia y a José Ferrer. El 11 de diciembre de 2014 fueron puestos en libertad bajo fianza por estar detenidos sin que se le celebrara juicio

Te podría interesar

Loading...
Revisa el siguiente artículo