Organizaciones empresariales respaldan derogación de la Ley 80

La Comisión de Gobierno, que preside Jorge Navarro inició su segundo día de vistas públicas

Por Miladys Soto

Organizaciones empresariales privadas como la Asociación de Industriales de Puerto Rico y la Cámara de Comercio de Puerto Rico respaldaron que se derogue la Ley 80, que establece protecciones a los empleados en caso de despido injustificado.

En la segunda vista pública que realiza la Comisión de Gobierno de la Cámara sobre el tema, Carlos R. Paula, en representación del presidente de la Asociación de Industriales Rodrigo Mases, expuso que "las leyes que impactan directamente los costos operacionales "como las que impactan adversamente la autoridad de la gerencia para administrar su negocio", son obstáculos estructurales para que las empresas sean competitivas.

De igual forma, el portavoz manifestó la reforma laboral del año pasado "fue un paso en la dirección correcta". Paula también argumentó que las legislaciones laborales como la Ley 80 "no son compatibles con el derecho vigente en los estados de la Nación Americana y con los países vecinos".

Industriales apoyó "la propuesta general y el propósito esbozado en el P. de la C. 1634 según presentado por el Gobernador". La organización también indicó que el lenguaje que utilice la Asamblea Legislativa "debe ser evaluado con mucha sensibilidad con la participación de los distintos sectores ciudadanos, profesionales y empresariales".

Apoyan información provista por la Junta

Por su parte, la Cámara de Comercio de Puerto Rico también apoyó que le elimine la Ley 80. Daniel Rodríguez, en sustitución de la presidenta de la entidad Alicia Lamboy expuso que en el pasado han apoyado que la ley 80 no aplique a PYMES y microempresas. Rodríguez agregó que "apoyamos el estudio de esta medida a la luz de la información presentada por la Junta de Supervisión Fiscal y cualquier otra recopilada en este proceso".

La Cámara de Comercio también negó que la eliminación del estatuto provoque el despido de empleados, a la vez que agregó que la ley les impone un costo adicional a los patronos. "La Ley 80 impone un costo adicional a una decisión empresarial esencial en caso de que haya que reducir el número de la plantilla de una empresa debido a una situación precaria", dijo Rodríguez.

"Nótese, que en este caso, no reducir la plantilla de empleados a tiempo puede poner en peligro el empleo de todos en la empresa", dijo el portavoz de la Cámara de Comercio, David Rodríguez, en sustitución de la presidenta Lamboy.

Apoyan la eliminación total de la Ley 80

Nelson Ramírez, del Centro Unido de Detallistas (CUD) dijo en su ponencia que "nosotros en el CUD, luego de un análisis exhaustivo, consideramos y reiteramos que la derogación de la Ley 80 no le hace daño alguno a la empleomanía en Puerto Rico y sí abre un abanico de oportunidades de nuevos negocios que hoy restringen la inversión y limitan la atracción de capital nuevo".

Ramírez también contó que "la Ley 80 al patrono que desea hacer una reestructuración a que se considere la antigüedad versus la ejecutoria del empleado en igual plaza ocupacional. Esta ley penaliza al patrono que desea mantener a aquellos empleados que le ayudan a alcanzar las metas y objetivos de la empresa".

El Centro Unido de Detallistas recalcó que también que avalan la derogación de la Ley, y explicó que alguna modificación colocaría a las empresas existentes en una posición desigual ante las empresas nuevas que se establezcan en la Isla.

Les recomendamos:

Secretario del Trabajo: “La ley 80 es la menos que protege a los empleados”

Junta advierte consecuencias de no derogar la Ley 80

Pulseo entre funcionarios y la Junta por la Ley 80

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo