En duda la merma en casos de influenza en Puerto Rico

El periodo en que se registra la merma de infecciones en la isla coincide con la escasez de pruebas para detectar el virus

Por David Cordero

Si bien los laboratorios clínicos parecen haber superado el momento pico de escasez de los kits de pruebas de influenza en Puerto Rico, la merma en casos reportados por el Departamento de Salud (DS) durante las pasadas dos semanas fue puesta en duda por los centros que reciben a los pacientes, una vez son enviados por los médicos para realizarse el examen.

“Si no tienes acceso a una prueba, no la puedes reportar —positiva o negativa—–, o sea que, realmente, la merma no es una merma real porque si no tienes disponible la prueba para ese paciente, no podemos tener un diagnóstico sobre si realmente tuvo la enfermedad o no”, apuntó la licenciada Alba Rivera Torres, presidenta de la Asociación Puertorriqueña de Dueños de Laboratorios Clínicos Privados.

“Si no tienes acceso a una prueba, no la puedes reportar —positiva o negativa—–, o sea que, realmente, la merma no es una merma real porque si no tienes disponible la prueba para ese paciente, no podemos tener un diagnóstico sobre si realmente tuvo la enfermedad o no”, apuntó la licenciada Alba Rivera Torres, presidenta de la Asociación Puertorriqueña de Dueños de Laboratorios Clínicos Privados.

Rivera Torres indicó que fue entre finales de enero y principios de febrero el momento de mayor crisis respecto a la escasez de pruebas de influenza, y coincidió con el periodo pico de la temporada en la isla.

“En términos generales, en los días pico se vieron más de 50 pacientes y todos prácticamente con estos síntomas gripales”, indicó la licenciada, propietaria de laboratorio en Santa Isabel.

El último informe del DS corresponde al periodo del 11 al 17 de febrero, cuando había escasez de pruebas.

“Consideramos que ya hay más disponibilidad de la prueba porque ya los manufactureros han empezado a distribuir los diferentes kits, así que no debemos tener problemas en ese aspecto”, expresó la presidente de la Asociación, que cuenta con 160 miembros actualmente.

“Toda persona que considere que necesite hacerse la prueba debería ir a su laboratorio de comunidad más cercano, por recomendación médica”, añadió.

Rivera Torres reconoció el esfuerzo del DS por llevar un mensaje de vacunación a la población e instó a la ciudadanía a vacunarse contra el virus.

“Siempre se recomienda vacunarse”, apuntó, al tiempo que habló sobre la importancia de la vacuna para que el organismo desarrolle anticuerpos en contra de cepas del virus del año anterior. Cabe recordar a al ciudadanía que la vacuna contra la influenza es anual.

Vea también:

Síntomas relacionados con la influenza:

  • Fiebre o sentirse afiebrado/con escalofríos
  • Tos
  • Dolor de garganta
  • Mucosidad nasal o nariz tapada
  • Dolores musculares y corporales
  • Dolores de cabeza
  • Fatiga (cansancio)
  • Algunas personas pueden tener vómitos y diarrea, aunque esto es más común en los niños que en los adultos

Evite infectarse e infectar a otros con la influenza:

  • Trate de evitar el contacto cercano con personas enfermas.
  • Si usted está enfermo y tiene una enfermedad similar a la influenza, los CDC le recomiendan que haga reposo en su hogar por al menos 24 horas posteriores a la desaparición de la fiebre, excepto para recibir cuidados de salud o por necesidades de otro tipo.
  • Mientras esté enfermo, limite el contacto con otras personas tanto como sea posible para evitar contagiarlas.
  • Cúbrase la nariz y la boca con un pañuelo al toser o estornudar. Arroje el pañuelo a la basura luego de utilizarlo.
  • Lávese las manos con agua y jabón frecuentemente. Si no dispone de agua y jabón, utilice desinfectante para manos a base de alcohol.
  • Evite tocarse los ojos, la nariz o la boca. Los gérmenes se diseminan de esta manera.

Recomendaciones de los CDC respecto a infantes y menores:

  • Los bebés menores de 6 meses corren un alto riesgo de presentar complicaciones graves relacionadas con la influenza pero no pueden ser vacunados. Sin embargo, usted como padre, familiar o cuidador sí puede vacunarse y evitar un contagio al bebé.
  • Manténgase alejado de personas enfermas lo más que pueda y haga lo mismo con el niño bajo su cuidado.
  • Si el niño al que cuida tiene 6 meses o más, debería recibir la vacuna contra la influenza todos los años.
  • Ciertas medidas de prevención diarias, como cubrirse la boca al toser y el lavado de manos frecuente, pueden ayudar a evitar la propagación de gérmenes.
  • Los medicamentos antivirales están disponibles para tratar la influenza en niños y adultos y estos pueden aliviar la gravedad de su enfermedad y acortar su duración. También pueden prevenir complicaciones graves por la influenza.
Loading...
Revisa el siguiente artículo