'Lupin': la serie donde todos quieren que gane el "ladrón"

La serie francesa de Netflix presentó su segunda parte, que trae todavía más acción y secretos revelados.

Por Laura López

Arsène Lupin no es un asesino, es un "caballero ladrón". Así describen en esta producción al personaje que inspira al parisino Assane Diop (Omar Sy), un hombre que busca desenmascarar al millonario y fraudulento filántropo Hubert Pellegrini (Hervé Pierre), quien inculpó a su padre por el robo de un invaluable collar de diamantes.

Con una habilidad innata para el engaño y el disfraz, Assane se enfrenta a una maquinaria de corrupción donde terminará descubriendo muchos más secretos de los que imaginaba. Pronto, lo que era una venganza personal se convierte en una lucha encarnizada por exponer a un verdadero ladrón de cuello blanco, cueste lo que cueste.

Los libros de Arsène Lupin existen, los publicó a comienzos de 1900 el escritor francés Maurice Leblanc, y son la fuente de ideas de donde Assane busca conseguir todo aquello que le ha sido negado en su vida. A su modo, se abre paso entre las oportunidades que nunca tuvo, de forma cuestionable pero siempre justificada. Así, su personaje es el caso típico de un antihéroe que genera empatía ante el espectador, a pesar de que sus métodos sean poco ortodoxos, pues al final siempre encuentra la manera de saldar sus deudas.

La cifra: la serie de 10 capítulos divididos en dos partes, tiene un 95% de aprobación según calificaciones de usuarios en Google.

"Personalmente, siempre tuve la impresión de que la serie sería popular en Francia", comenta en rueda de prensa Ludivine Sagnier, actriz que interpreta a Claire, el primer amor de Assane y madre de su hijo. "Omar es muy conocido y lo aman a donde va, pero no me esperaba que la serie se convirtiera en un éxito a nivel global. Todavía no puedo creer las cifras".

Te recomendamos:

Para Omar Sy, recordado entre otros por su papel de Amigos intocables (2011), la serie tenía la misión de representar a Francia en Netflix, y por ello todos hicieron su mejor esfuerzo. "Cuando haces algo, esperas que los demás lo vean y les guste. Netflix es como las olimpiadas de las series, y teníamos la bandera de Francia, así que queríamos hacer algo muy cool que representara al país de buena manera. Estábamos concentrados y trabajamos muy, muy duro. Estamos muy felices con cómo resultó todo".

"Netflix es como las olimpiadas de las series, y teníamos la bandera de Francia, así que queríamos hacer algo muy cool que representara al país de buena manera"

– Omar Sy

George Kay, creador de la serie junto a François Uzan, cuenta que la misión era mantener la tensión en que terminaba la primera parte de la producción, que estrenó en enero de 2021, pero también era importante tener un tono variado que diera paso al humor y al thriller. "Se trata de un reto que espero que hayamos conseguido alcanzar", comentó.

De igual manera, Kay admitió que la serie buscaba dar un mensaje social en medio de la diversión. "Teníamos un mensaje relacionado con las personas que tienen que trabajar en condiciones difíciles, en trabajos poco remunerados, pero manteniendo el entretenimiento del show. No queríamos hacer una pieza política de 10 horas, queríamos que esos mensajes estuvieran presentes, pero también queríamos contar la historia divertida de estos personajes", explica. "Es un balance complicado que George logra hacer bastante bien", agrega Omar Sy.

El encuentro entre pasado y presente

En esta segunda parte, vemos más de ese juego con el pasado y su influencia en las relaciones entre los personajes. Assane ahora deberá proteger a su familia, pero también se jugará las cartas que no había explorado a fondo, reviviendo viejos amores y reafirmando la infranqueable lealtad de su amigo Benjamin Ferel (Antoine Gouy). En estos momentos del presente que se explican en cosas de la juventud de Assane, vemos la actuación de jóvenes talentos como Ludmilla Makowski y Mamadou Haïdara, quienes interpretan a Claire y Assane en su adolescencia, respectivamente.

"Me sorprendió porque no pude conocer a la actriz que interpretó a la versión joven de mi personaje (Ludmilla Makowski). La vi ya en el show y me sorprendió ver que tenemos voces y expresiones parecidas, no sé si ella estaba imitándome o si teníamos personalidades parecidas, pero de verdad me sorprendió. Al parecer, cuando la vieron llegar supieron en seguida que era la indicada", comenta Ludivine Sagnier.

"Me pasó igual", aseguró Omar Sy. "Es sorprendente porque cuando vi por primera vez a Mamadou Haïdara supe que habían dado con el indicado. Hay algo en él que sí pareciera que hacemos parte de la misma familia, es el mismo espíritu de mi personaje".

También, en esta segunda parte volvemos a ver a la versión joven de Juliette Pellegrini, y cómo el romance inconcluso que tuvo con Assane será más relevante que nunca para el nuevo giro que tomará su larga pero merecida revancha en el presente.

La comentada serie ya anunció su tercera parte, que podría ver la luz en 2022. Además, se sabe que a George Kay ya le han preguntado también por un spinoff. Y aunque esta posibilidad es aún remota, el creador no descarta la idea. Con esto presente, podemos decir que habrá Lupin para rato.

Loading...
Revisa el siguiente artículo