Comienza el US Open con “burbuja dentro de la burbuja”

Siete tenistas fueron separados del resto luego de estar en contacto con jugador que dio positivo a coronavirus

Por The Associated Press

Al dar comienzo el Abierto de Estados Unidos el lunes en medio de la pandemia, siete tenistas fueron colocados en la que describió como una “burbuja dentro de la burbuja” debido a que estuvieron en contacto con Benoit Paire, el francés que fue retirado del torneo tras dar positivo por el coronavirus, informó a la Associated Press una persona al tanto de la situación.

La identidad de los siete jugadores no fue divulgada por la persona que habló con AP bajo la condición de no ser identificada debido a que la federación estadounidense no ha revelado los nombres de ninguno de los involucrados.

Pero dos jugadores franceses reconocieron estar dentro del grupo: Kristina Mladenovic, 30ma cabeza de serie del cuadro femenino de sencillos, y Edouard Roger-Vasselin, quien jugará en dobles.

“No podemos confirmar cifras (de afectados) o dar nombres por la legislación de salud", dijo la directora del torneo Stacey Allaster. “En el caso de Edouard Roger-Vasselin, como lo ha declarado públicamente, es uno de un grupo específico de jugadores que están en un protocolo más amplio, y puedo confirmar que es uno de esos jugadores”.

Mladenovic reconoció, tras ganar su partido de primera ronda en el día inaugural día del torneo de Grand Slam, que sus desplazamientos han sido restringidos por haber pasado tiempo con Paire.

Contó que entrenó con Paire durante una hora y que estuvo entre 30 y 40 minutos jugando cartas con su compatriota y otros en la recepción del hotel que la USTA (las iniciales en inglés) emplea como parte de un “entorno controlado”.

“Básicamente estoy en la nueva ”burbuja dentro de la burbuja', así que no se me permiten hacer muchas cosas, lo cual me complica para poder competir y estar mentalmente fresca", dijo Mladenovic, quien doblegó 7-5, 6-2 a la estadounidense Hailey Baptiste.

Cuando se le preguntó lo que puede o no puede hacer, Mladenovic hizo una mueca.

“Te lo digo de manera sencillo: sólo me permiten jugar mi partido”, señaló. “Literalmente, no puedo hacer nada”.

Te recomendamos:

Mladenovic y los otros seis que pudieron haber estado expuestos al virus debido al contacto con Paire tienen que someterse a pruebas de COVID-19 cada día, en vez de cada cuatro.

Mladenovic añadió que puede verse con su hermano, pero “con nadie más”. Se le prohibió ir al gimnasio y en “cualquier otra instalación para uso de los jugadores”.

“Es muy duro aceptar eso porque realmente no formo parte del equipo de (Paire)”, dijo Mladenovic.

Paire es una de las dos personas que han dado positivo y, hasta ahora, el único jugador. La otra fue el preparador físico de dos jugadores sudamericanos: el argentino Guido Pella y Hugo Dellien. Ambos fueron retirados fuera del torneo previo, el Abierto Western & Southern, y han tenido que cumplir un aislamiento.

La actividad en Flushing Meadows con apenas un puñado de gente en las canchas debido a la prohibición de público.

Unas 15 personas ocuparon butacas del estadio Louis Armstrong, con capacidad para 14.000 espectadores, para el inicio del partido que Angelique Kerber, la campeona de la edición de 2016 le ganó 6-4, 6-4 a Ajla Tomljanovic.

Cuando Kerber quebró el saque de su rival para llevarse el primer saque, uno de los presentes, su entrenador, aplaudió.

Si acaso una docena de individuos estuvieron presentes en las gradas descubiertas de la Cancha 5, donde el argentino Diego Schwartzman desperdició una ventaja de dos sets para despedirse a las primeras de cambio. Al parecer aquejado con calambres, el noveno cabeza de serie tampoco supo capitalizar un par de bolas de partido en el quinto set y perdió ante Cameron Norrie por 3-6, 4-6, 6-2, 6-1, 7-5 tras casi 4 horas.

Loading...
Revisa el siguiente artículo