Opinión

Opinión de Denis Márquez: En defensa de nuestras costas

Lee aquí la columna del representante del PIP.

Recientemente la Comisión de Recursos Naturales de la Cámara de Representantes rindió un informe negativo al proyecto 116, de mi autoría, para crear la “Ley de Moratoria de Construcción en la Zona Costanera de Puerto Rico” proyecto reclamado y apoyado por amplios sectores en el país.

La acción de los legisladores populares y PNP en la Comisión de Recursos Naturales es una hipocresía. Por un lado -gracias a las batallas y presión de las comunidades- exigen la remoción de las construcciones ilegales y dañinas en Bahía Jobos y en Rincón pero, por el otro, privan al país del instrumento de la moratoria de construcción que precisamente protegería nuestra zona costanera y, permitiría un espacio de cinco años para el establecimiento de una nueva Ley de Costas atemperada a la realidad climática y ambiental de nuestros tiempos.

Plantean en el informe negativo, como pretexto, los mismos planteamientos de los sectores que se enriquecen destruyendo nuestros recursos naturales e ignoran, convenientemente, a profesionales, expertos, científicos y ambientalistas que avalan y promueven esta legislación.

En el Partido Independentista Puertorriqueño creemos en el desarrollo económico del país, pero un desarrollo sustentable y en armonía con los recursos naturales. Lo que propone este proyecto es un detente a las construcciones en la zona marítimo terrestre para, de esa forma protegerla, evitar los errores del pasado mientras se aprueba una nueva Ley de Costas que responda a nuestra realidad costera y ambiental. Defendemos el medio ambiente, las comunidades costeras y fiscalizamos, no le respondemos a los grandes intereses del país ni a aquellos que quieren hacerse millonarios destruyendo las costas de Puerto Rico. Tras esta acción de rechazar el proyecto 116 ya sabemos dónde están posicionados ambos partidos políticos.

Este proyecto al igual que el de la Ley de Costas surgen de la comunidad científica de Puerto Rico, es un proyecto que el PIP adoptó y lo desarrolló desde el punto de vista legislativo. Ahora el reto es si le van a dar la espalda al país, una vez más, estarían traicionando al medio ambiente, a los recursos naturales, a las comunidades costeras y a la lucha en defensa de las costas. Nada extraño porque cuando el PNP y el Partido Popular se ponen de acuerdo, es para perjudicar el país.

Más columnas de Denis Márquez

Tags

Lo Último

Te recomendamos