Educación planifica nueva ola de cierre de escuelas

La agencia pretende eliminar 83 escuelas de cara al 2026, sin que las comunidades escolares hayan participado del proceso.

Por Tatiana Díaz Ramos y José M. Encarnación Martínez / CPI

La “visión de futuro” del Departamento de Educación de Puerto Rico (DE) propone el cierre de otras 83 escuelas de cara al 2026, que afectaría a 18,644 estudiantes, según se desprende de un nuevo plan maestro de infraestructura al que tuvo acceso el Centro de Periodismo Investigativo, aún cuando en mayo de 2021 el secretario interino, Eliezer Ramos Parés, aseguró que la agencia no cerraría más planteles.

La mayoría de estos cierres, a los que el Departamento llama “consolidaciones” y que están visualizados en un mapa interactivo hecho por el DE, se concentran en las regiones educativas de Humacao, Ponce y San Juan. Humacao y Ponce, precedidas por Mayagüez y San Juan, fueron las regiones que más clausuras enfrentaron el pasado cuatrienio, bajo la administración de la exsecretaria y hoy convicta federal, Julia B. Keleher. Aunque el plan identifica escuelas receptoras no especifica de qué plantel cerrado recibirá estudiantes.

Esta nueva propuesta de clausuras choca con los reclamos de gremios magisteriales de procurar más espacios para garantizar grupos reducidos de alumnos ante el repunte del COVID-19, así como de organizaciones y académicos que han demostrado la mejoría en la calidad de la enseñanza mediante estas prácticas. Los pasados cierres no representaron ahorros significativos en Educación.

De todas las escuelas que el DE propone cerrar, el 7% son especializadas. Algunas con currículos únicos como la Escuela Superior Central de Artes Visuales y la Escuela de Ballet Julián E. Blanco, ambas ubicadas en San Juan; así como la Escuela José B. Barceló de Adjuntas, con un currículo enfocado en agricultura, y dos Escuelas Libres de Música.

https://periodismoinvestigativo.com/2022/01/educacion-planifica-nueva-ola-de-cierre-de-escuelas/

“El cierre de escuelas en Puerto Rico ha ido mucho más rápidamente que la reducción en población de edad escolar, o sea que ya la reducción de población escolar no puede ser la excusa para cerrarSi tú tienes menos población escolar, tú tienes hoy una buena oportunidad para tener escuelas más pequeñas y salones con menos estudiantes, que ya está más que probado que ayuda a mejorar la efectividad”, señaló la directora del Observatorio de Educación, Eileen Segarra.

El documento donde se menciona la nueva ola de cierres fue generado desde la oficina del subsecretario del DE, Héctor J. Sánchez, según los metadatos del mismo.

La Federación de Maestros confirmó al CPI que tuvo acceso al nuevo plan de infraestructura y confrontó al Secretario, quien aseguró que se trata de un borrador del pasado semestre. “Me dijo él que no es un documento final y firme, que sobre eso se iba a trabajar ahora con las comunidades y si las comunidades no quieren [cierres], pues no [va]. Ahora van a un proceso de evaluación con las comunidades escolares”, detalló la presidenta de la Federación, Mercedes Martínez, y agregó que en una reunión posterior que tendrán con Ramos Parés les ofrecerán más detalles. El documento revisado estaría listo en el verano de 2022, según se le indicó. Por su parte, el presidente de la Asociación de Maestros, Víctor Bonilla, aseguró que desconoce del plan de cierres. “Me tomas de sorpresa, porque, si lo hay, ni la Local Sindical ni nosotros sabemos de ello. En reuniones con el Lcdo. Eliezer [Ramos] Parés, él no ha comunicado sobre ningún cierre de escuelas”, dijo.

Al cierre de esta publicación, los oficiales de prensa del Departamento de Educación no respondieron las solicitudes de información por parte del CPI.

A José Morales, maestro de Historia por los pasados 16 años en la Central de San Juan y presidente del Consejo de Padres, la forma en que el DE ha manejado la situación estructural de la escuela dio indicios de las intenciones de cerrarla. Con el paso del huracán María, las filtraciones en el último piso del edificio construido en 1925 empeoraron, y con los terremotos del 2020, se agrietaron partes de los arcos y se desprendieron estucados.

Entendemos que cómo ha manejado el Departamento la situación del techo de la escuela y cómo maneja la situación en otras escuelas, que a ellos se les haría más fácil cerrar la escuela que arreglarla, sin importar las implicaciones que eso podría tener para nuestra comunidad escolar, sobre todo para nuestros estudiantes. Es triste porque es la única escuela especializada en Artes Visuales en Puerto Rico”, dijo Morales.

Irene S. Castillo, graduada en mayo de la escuela especializada, recuerda bien los efectos del huracán María. En noveno grado pasé una situación similar. Por el huracán [María] habían propuesto cerrar la escuela. Aunque no es la primera vez que lo hacen [proponer el cierre], de todas maneras duele y frustra. ¿Qué van a hacer si la cierran? ¿La van a volver un hotelito bonito?”, cuestionó. Su madre, Maribella Maldonado, quien perteneció al Consejo de Padres, entiende el temor de su hija. El asunto es que la Central está ubicada en un edificio histórico, en una zona llamativa que está mega gentrificándose, que está rodeada por unos edificios que han adquirido otros inversionistas, y otros que siempre han tenido los colmillos afilados con ese edificio y su ubicación privilegiada”, agregó.

Contrario a Morales, a la directora de la Escuela Central, Cynthia López, le sorprende la propuesta de cierre del DE puesto que en diciembre recibió la visita de ingenieros para evaluar la estructura y las reparaciones necesarias.

“Cuando escuché esto [el propuesto cierre] me dio un sabor amargo porque no es la información que [por parte del DE] nos han estado informando. La información que yo tenía era que se iba a trabajar la construcción. Todas las construcciones que se han hecho en la escuela, se trabajó la construcción mientras nosotros estábamos ahí, no importa los arreglos que nosotros tengamos que hacer como institución. Nosotros tenemos 593 estudiantes, tenemos 92 empleados. No existe en el municipio de San Juan un espacio que pueda cobijar a una matrícula tan grande”, aseguró López.

Edgardo Delgado es maestro de Voz y Fundamento en la Libre de Música de Humacao, municipio que entre 2017 y 2018 perdió nueve escuelas públicas debido a los cierres.

Ahora, el DE planifica cerrar otros cinco planteles: la Braulio Ayala Pérez, del barrio Mambiche; la Cándido Berríos, del sector Candelero Arriba; así como la Rufino Vigo, la Avelino Peña Vélez y la Escuela Libre de Música. La movida impactará a unos 1,191 estudiantes, según las proyecciones de la agencia, documentadas en el plan maestro de infraestructura. Humacao quedaría con 11 escuelas públicas.

Delgado comenzó a trabajar en la Libre de Música en octubre, pero creció allí. Su papá trabajó 19 años en la escuela y su hermana ya suma nueve años de servicio.

“Estamos claros de que hay una agenda para cerrar las escuelas libres de música, la sinfónica, la UPR, etcétera. Pero formalmente, por parte de la facultad, me atrevo a decir que no se conoce de las intenciones formales del Departamento”, aseguró Delgado.

“El cierre de la escuela se viene hablando hace tiempo, pero es algo que no vamos a permitir. Yo prácticamente me crié allí”, dijo, adelantando que iniciará conversaciones entre los componentes de la comunidad escolar.

Según la Encuesta sobre la comunidad, hasta el 2019, el 19% (2,305) de las familias residentes en Humacao registraban ingresos anuales que no superan los $10,000.

Vieques: la comunidad escolar está ajena a los cierres

En Vieques cerrarían dos planteles de los seis públicos que tiene la isla municipio: la superior Germán Rieckehoff y la Escuela Adrianne Serrano. Entre ambas tuvieron una matrícula de 309 estudiantes, hasta el momento de la elaboración del nuevo plan. Según el documento, en el sector Isabel II, en la costa norte de la isla, se construiría una escuela para estudiantes de todos los niveles. No se especifica cómo, con qué dinero, o cuándo estará lista.

El director de la Escuela Adrianne Serrano, Josuán Aloyo Corsino, dijo al CPI que desconocía que el plantel bajo su dirección sea parte de una lista de escuelas que serán cerradas. Reconoció que tenía conocimiento del plan maestro del DE y que participó de una reunión en diciembre en la que se presentaron “ideas” y donde se adelantó “la posibilidad de consolidar escuelas en la medida que sea la mejor opción para esos municipios”.

“En el caso de nosotros, no se ha hecho la consulta todavía. Se nos presentó [la idea del plan maestro] en una reunión en diciembre. Era el profesor Héctor Joaquín Sánchez quien estaba elaborando ese informe que tienen que enviarle al gobierno federal, pero que a nivel local no se ha hecho la consulta, mucho menos se nos han dicho las diferentes alternativas”, expresó el director, quien también tiene a su cargo la Escuela Montessori Juanita Rivera Albert, en el barrio Esperanza.

Aloyo Corsino considera que el cierre de escuelas no es positivo, porque “en estos momentos necesitamos proteger las escuelas pequeñas y asegurar que cuentan con los recursos necesarios. Todo proyecto que contempla impactar a un pueblo debe contemplar primero el interés del pueblo. Qué es lo que el pueblo piensa. Deben hacer las consultas antes de imponernos un plan. Deben hacer la consulta, porque el viequense tiene unas necesidades especiales y no necesariamente una persona pensando en un cubículo aparte, en una oficina a puerta cerrada, puede entender las particularidades del municipio”.

En la Adrianne Serrano trabajan, al menos, 23 personas que se reportan directamente al director. “¿Cómo tú ubicas a esas personas? Yo tengo un equipo de trabajo a través de alianzas que también trabajan en la escuela. ¿Qué se contempla hacer con todo ese personal de la escuela? Primeramente hay que consultarle al pueblo antes de imponer un cambio así de drástico”, dijo.

La Escuela Adrianne Serrano no cuenta con un comedor escolar. “La agencia de comedores no ha abierto nuestro comedor. Nosotros recibimos los alimentos de la escuela Juanita Rivera Albert. Eso es así desde el 2018 o 2019. Después de María nos quedamos sin comedor”, añadió Aloyo Corsino.

Entretanto, la profesora Carmen Delerme, quien por los pasados diez años dirigió la Escuela Superior Germán Rieckehoff, se mostró sorprendida por el nuevo plan del DE. Delerme está en contra del cierre.

“La única escuela superior con ofrecimientos vocacionales, a donde van casi todos los estudiantes de aquí. Salen de la intermedia y donde se reportan es en esa escuela. Porque lo otro que aquí tenemos es Adrianne Serrano, que es Montessori, y no todo el mundo va a esa corriente. Sería un asesinato cerrar esa escuela”, dijo.

Delerme aseguró que en la comunidad no ha habido diálogo alguno sobre este tema. Aprovechó para ofrecer un recuento histórico y explicar cómo surgió la logística escolar en la isla municipio.

La Escuela Intermedia 20 de septiembre surge por una necesidad, porque todos los estudiantes estaban ubicados en la superior, que era de grado 7mo a grado 12mo. Y para ese entonces hubo una situación con niñas de séptimo, que eran niñas, con hombres de cuarto año. Hubo un movimiento de pueblo y se detienen todas las labores aquí en Vieques. Todo el mundo se detuvo. Una huelga. Se exigió que se hiciera una escuela intermedia. Para aquel entonces era de séptimo a noveno. Ahí se logra construir la Escuela Intermedia 20 de septiembre, quedando la escuela superior solamente de grado 10, 11 y 12 y los grupos de educación especial. Entonces, ¿ahora quieren meterlos todos en un solo sitio? Claro, hay unos intereses políticos para que solamente una persona dirija todo. Yo estoy en contra, punto. La escuela superior de Vieques no puede desaparecer”, destacó.

Delerme, quien se retiró en el verano de 2021, denunció que la comunidad escolar de la escuela superior está ajena a lo que está pasando, “porque se habla mucho, pero a ellos no se les consulta ni nada”.

“El techo de la cancha de la escuela se fue en el 2017 con el Huracán María. ¿Qué han hecho? Nada. Ciérralo, que no se puede utilizar. Con decir eso, ellos creen que es suficiente. Esa escuela se fundó en 1968. ¿Por qué lleva el nombre de Don Germán? Porque fue el propulsor. Aquí [en Vieques] se estudiaba hasta octavo grado. Cuando él se va de Vieques, se llevó esa preocupación. Así surgió esta escuela superior, para que todos nuestros estudiantes tuvieran una escuela como todos los pueblos de Puerto Rico, con una educación de excelencia y no tuvieran que ir a la isla grande a estudiar. Si se empeñan en cerrar, la vamos a defender. Que lo sepan”.

Yabucoa: ni los alcaldes fueron consultados

En el 2014 había 21 escuelas públicas en Yabucoa. Hoy hay 14. De cara al 2026 se espera el cierre de otras cuatro escuelas: la Escuela Manuel Ortiz, en el barrio Jácanas; la Marta Sánchez, del sector Playita; la José Cintrón y Anexo; y la Rosa Costa Valdivieso. Todas de nivel primario. Al menos 579 de los 3,163 estudiantes que componen la matrícula activa de Yabucoa se verían afectados por los cierres, teniendo que, distribuirse en otras cinco escuelas del municipio.

El alcalde Rafael Surillo desconoce el plan de cierres. Dice que no le ha llegado nada relacionado con el asunto. No obstante, asegura que Yabucoa no puede perder una sola escuela más, pues las comunidades vulnerables se han visto seriamente afectadas tras los cierres de los pasados años.

“En el caso de nosotros, prácticamente nos dejaron el área rural sin escuelas. Ahora mismo tengo solamente en el barrio Tejas, en el barrio Jácana, en Camino Nuevo y en Aguacate. Pero nos han dejado prácticamente toda el área de la montaña sin escuelas. Si le quitan la escuela, la comunidad completa se va a ver bien afectada, porque no va a tener ese centro educativo que también funciona como centro comunitario, de formación comunitaria, que es indispensable que podamos tener eso ahí”, expresó el mandatario municipal.

Según la Encuesta sobre la comunidad que realiza el Buró del Censo, hasta el 2019 el 25% de las familias residentes en Yabucoa registraban ingresos anuales que no superaban los $10,000.

“¿Bajó la matrícula? Vamos a crear escuelas especiales, que esos niños que quedaron ahí, que son menos, que no debemos tener excusa para que salgan mejor preparados, pues se desarrollen en una escuela especializada en ciencia, tecnología, agricultura, deporte, matemática. Que podamos crear una población que va subiendo y que suba mucho mejor preparada que como lo estamos haciendo ahora”, añadió Surillo.

De acuerdo con el nuevo plan maestro del DE, en Yabucoa además se planifica demoler tres planteles para reconstruirlos: el de la Teodoro Aguilar Mora, la Segunda Unidad Rogelio Rosado y la Luis Muñoz Marín. Estas tres escuelas serían receptoras de los estudiantes de las escuelas que cierren. También se realizarían “reparaciones mayores” en la Segunda Unidad Jesús Sanabria Cruz y en la Cristóbal del Campo.

El plan incluye la eliminación de 15 escuelas del suroeste clasificadas no aptas luego de los terremotos a principios de 2020, zona donde no se ha completado la construcción de una sola escuela desde hace dos años. El único plantel que quedó parcialmente apto en Guánica, la Escuela María McDougall, también cerraría mientras que en Guayanilla, quedarían sólo dos planteles abiertos. Entre ambos municipios reúnen una matrícula de 3,129 estudiantes.

Desde el 2010, el DE cerró 10 escuelas entre Guánica y Guayanilla, cinco y cinco respectivamente. La clausura de planteles comenzó en ambos pueblos en el 2014 con el cierre de la Escuela María del Rosario Cruz Claudio en Guánica, y las escuelas Consuelo Feliciano y Zoilo Ferrero en Guayanilla. Dos años después se cerró la Escuela Teresita Nazario de Guánica. Pero fue en 2018 que ambas ciudades experimentaron la mayor cantidad de cierres, bajo la administración de Keleher y su sucesor, Eligio Hernández. En Guánica, clausuraron los planteles de las escuelas Fraternidad, Olga Evangelina Colón y Ceferino Colón Luca. En Guayanilla cerraron las escuelas Consejo, Francisco Rodríguez López y la centenaria Padre Nazario, construida en 1920.

Te recomendamos:

Loading...
Revisa el siguiente artículo