Senadora propone reducir a 50% el impuesto de inventario para mitigar crisis de cadena de distribución

Según la medida legislativa, la reducción sería por el término de un año en lo que se estabiliza la situación en los puertos de los Estados Unidos

Por Metro Puerto Rico

La senadora por el Distrito de San Juan, Nitza Moran Trinidad, presentó la resolución conjunta del Senado 207 con el objetivo de reducir en un 50% la contribución sobre el inventario que impone el Código Municipal de Puerto Rico, para mitigar los efectos que tiene la crisis que sufre la cadena de distribución de suministros a nivel internacional, y que impacta a empresarios y a la ciudadanía.

La reducción sería por el término de un año en lo que se estabiliza la situación en los principales puertos de los Estados Unidos y las empresas vuelvan a operar en su 100% de capacidad de producción.

Según la medida presentada por la senadora, desde la creación del impuesto al inventario muchos comerciantes han optado por tener un inventario muy limitado de los productos que son consumidos localmente para evitar el pago elevado de la contribución sobre el inventario impuesta. Esto ha provocado que la oferta en muchos establecimientos ha disminuido.

Estiman que comercios tienen inventario para menos de 21 días

Aseguró en declaraciones escritas que esta situación, sumada a la crisis en la cadena de distribución en los Estados Unidos, puede poner a Puerto Rico en una situación de riesgo para afrontar cualquier crisis que requiera la adquisición de suministros por parte de la ciudadanía tal como sucedió tras el paso del huracán María, la llegada de la pandemia del Covid-19, entre otros eventos. Se estima que actualmente los comercios solo tienen inventario para menos de 21 días, lo cual coloca a la Isla en una posición muy vulnerable para enfrentar cualquier crisis futura ante el panorama de la crisis que existe en los Estados Unidos.

Para Moran el efecto negativo que tiene el embotellamiento de barcos mercantes en puertos de Estados Unidos, es doble para Puerto Rico ya que la gran mayoría de los productos que consumimos son importados desde Estados Unidos. Adicional un reporte realizado por el Instituto de Estadísticas de Puerto Rico en 2015, se desprende que el Departamento de Agricultura informó que el 85% de los alimentos que se consumen en Puerto Rico son importados.

“En Puerto Rico se importan alimentos además de una gran diversidad de productos, como de cuidado de la salud, dispositivos electrónicos de toda clase, muebles, ropa, automóviles, piezas, entre otros. Debido a las leyes de cabotaje federales la mayor parte de las importaciones de productos de cualquier parte del mundo que llegan a Puerto Rico no llegan directamente al país, sino que primero llegan a Estados Unidos para luego ser importados a Puerto Rico. El Secretario de Trasnporte Estadounidense ya expresó que los problemas en la cadena de suministros en los Estados Unidos pudiera extenderse hasta tanto no culmine la pandemia. Por lo tanto es imperativo que tomemos acción en la asamblea legislativa y evitemos una crisis mayor en nuestra isla”, expresó la legisladora.

Según el secretario de Transporte de Estados Unidos, Pete Buttigieg, desde que empezaron a disminuir ciertas restricciones de movilidad y de actividad económica por la pandemia de Covid-19 en gran parte del mundo, la demanda de bienes y servicios ha experimentado un crecimiento repentino al que los fabricantes y transportistas no han sido capaces de dar respuesta, lo que ha generado un cuello de botella. A esta situación se le suma la crisis en los puertos principales de los Estados Unidos lo cual ha afectado el el retraso de entrega de materia prima necesarios para la producción de productos o la importación de otros productos producidos en el extranjeros y que deben llegar a suelo americano.

Te recomendamos:

Loading...
Revisa el siguiente artículo