Senadora advierte sobre posible pérdida de $800 millones federales

Dice que esto podría pasar si el Senado no actúa sobre el proyecto de ley conocido como Family First

Por Metro Puerto Rico

La senadora por el Partido Nuevo Progresista (PNP), Keren Riquelme, volvió a reclamar que el Senado baje a votación, antes del 16 de noviembre, el Proyecto del Senado 537, una medida de administración que busca implementar en Puerto Rico la Ley federal para la Prevención del Maltrato y Preservación de la Unidad Familiar, mejor conocida como el ‘Family First’.

“Puerto Rico se encuentra en riesgo de perder unos $800 millones en fondos federales para cubrir los gastos como la malnutrición de los menores, así como los gastos administrativos, el pago a trabajo social, y programas de capacitación para estos profesionales, entre otros. Estos fondos están atados a la implementación del Family First. Lamentablemente, el Senado no le ha dado la prioridad que requiere esta ley que tiene un sólo propósito, ayudar a nuestros niños”, comentó Riquelme en conferencia de prensa.

Te recomendamos:

La senadora por acumulación destacó que desde su radicación el 23 de agosto, la medida ha recibido 4 vistas públicas (6, 18 y 19 de octubre y  3 noviembre).

“El último día de aprobación de medidas es el 16 de noviembre. Hoy estamos pidiendo a la presidenta de la Comisión de Bienestar Social y Asuntos de la Vejez, la cual evalúa la pieza legislativa, la senadora Rosamar Trujillo, que desarrolle un informe positivo sobre la medida a la mayor brevedad posible. También, estamos reclamando que el Presidente del Senado, José Luis Dalmau, baje a votación el proyecto lo antes posible”, expresó la legisladora novoprogresista.

“Family First representa un cambio en el paradigma de provisión de servicios a la familias que enfrentan retos de convivencia y en los servicios a los menores en ambientes familiares en riesgo. Este modelo se enfoca en la prevención, eje central de toda estrategia de cambio en conductas y en la provisión de servicios en ambientes familiares, alejándose de modelos donde se institucionaliza a los menores. Los estudios muestran que los niños que permanecen en su núcleo familiar, de parientes cuidadores o hogares de crianza tienen un desarrollo más saludable.  Razón por la cual la ley de Family First favorece estos ambientes en lugar de los hogares residenciales”, añadió la Senadora.

Desde el año 2019 el gobierno de Puerto Rico, según los parámetros del ‘Family First’, el cual ata los fondos federales asociados al Título IV-E-manejados en la Isla por la Administración de Familias y Niños (ADFAN)-a su implementación completa, ha estado laborando para su implementación pero se necesita legislación local.

La ADFAN ha llevado un riguroso proceso de orientación, capacitación y certificación de entidades para proveer servicios bajo este nuevo modelo desde hace tres años.

Puerto Rico al igual que otras 38 jurisdicciones se acogió a una prórroga de dos años dispuesta y aprobada por la Administración de Familias y Niños a través del Negociado de los Niños para el proceso de planificación y desarrollo del modelo de Family First.

El Departamento de la Familia ya comenzó su implementación y continúa trabajando en el desarrollo de capacidad y apresto, luego de someter su Plan de Prevención. Los proveedores externos que implementan durante la Fase I ya han sido contratados y se encuentran certificándose en las prácticas basadas en evidencia seleccionadas. Además, al momento Puerto Rico cuenta con 18 organizaciones certificadas y 21 se encuentran en proceso de certificación.

###

Loading...
Revisa el siguiente artículo