Mínimo el dinero de FEMA asignado a reparar el sistema de generación de energía

De los $9,500 millones para la red eléctrica, poco más del 1% está destinado a la infraestructura de generación

Por Manuel Guillama Capella

Si bien el gobierno atribuye la presente racha de apagones masivos a las deficiencias en las centrales de generación, apenas $120 millones de los cerca de $9,500 millones que la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) asignó para la modernización de la red corresponden a esa área.

El director de la Oficina Central de Recuperación, Reconstrucción y Resiliencia (COR 3), Manuel Laboy, expresó que, debido a que los daños por los huracanes Irma y María se concentraron en la red de transmisión y distribución, unos $8,000 millones de la asignación de la dependencia federal se concentraron en ese componente, cuyos proyectos se espera comiencen a desarrollarse en la primera mitad de 2022.

“Esa obligación esa obligación responde al análisis de los daños que se ocasionó por concepto del desastre de María, o sea, que el dinero va dirigido a remediar esos daños, a hacer esas reparaciones, obviamente llevándolos a código y estándar e inclusive implementando medidas de mitigación y otras cosas que FEMA permite para ‘build back better’ (reconstruir mejor). De ese presupuesto, $8,000 millones son de transmisión y distribución y más o menos unos $120 millones fueron los daños que se reportaron en el área de generación”, precisó Laboy.

Te recomendamos:

El funcionario agregó que a través de otros programas de FEMA, como los proyectos que se realizan bajo la sección 404 de la Ley Stafford, se pueden llevar a cabo iniciativas dirigidas a mitigación para las que podrían destinarse fondos relacionados a atender los problemas con la generación.

Asimismo, destacó que eventualmente podrían destinarse a la generación más fondos provenientes de la asignación de $9,500 millones, según el gobierno estatal y FEMA van aprobando los costos de los proyectos específicos.

Al momento, dijo Laboy, hay unos 65 proyectos en fase de diseño con un costo estimado global de cerca de $800 millones. La expectativa es que los 65 proyectos comiencen su fase de construcción en la primera mitad de 2022.

Una vez finalizados los diseños, la AEE y Luma Energy deben someter a FEMA el ‘scope of work’ (alcance del trabajo, SOW) para aprobación. A través del SOW se busca detallar los gastos específicos de cada proyecto.

Entre ese universo de 65 proyectos, se incluyen trabajos tanto de transmisión y distribución como de generación y otra infraestructura de la AEE.

“Prepa (AEE) tiene también otros fondos. Lo que le llaman los fondos de obra de capital, por lo tanto, Prepa y Luma (Energy) trabajan en conjunto para todo lo que tiene que ver con proyectos de mantenimiento o mejoras que tienen que ver con la generación. Además, en el caso de FEMA está el fondo de mitigación de riesgo bajo lo que llaman 404, y ahí FEMA ya ha aprobado dos proyectos que tienen que ver con generación, aparte de los $9,500 millones. Entre los dos (proyectos) hay como $25 millones de diseño, pero se proyecta que la construcción total sea como $850 millones que van a generación”, dijo Laboy.

“(Para) los $120 millones que se encontraron en daños de generación ya se están haciendo proyectos para eso. Ya hay varios (proyectos) que el Negociado (de Energía) aprobó y están en etapa de arquitectura. En el proceso de someter proyecto por proyecto, la cantidad asignada para generación puede aumentar en la medida en que Prepa y Luma los justifiquen y FEMA los apruebe. Pero si se va más a generación, baja un poco en distribución”, planteó Laboy.

Por otro lado, Laboy recordó que el Plan Integrado de Recursos de la AEE dispone para la decomisión de la mayoría de las unidades de generación actualmente en uso, como parte de la transición a que Puerto Rico produzca la mayor parte de su energía mediante fuentes renovables, que a su vez sería generada principalmente por entes privados.

“Mientras eso sucede, va a haber dinero federal y también de otros fondos que tienen que ver con mantenimiento y reparar estas plantas para que puedan correr por el tiempo que sea necesario, para que aguanten otro huracán, pero eventualmente sean reemplazadas con energía renovable”, enumeró el director ejecutivo de COR 3.

Loading...
Revisa el siguiente artículo