Página que denuncia anónimamente supuestas agresiones sexuales pone en pausa indefinida sus publicaciones

La semana pasada publicaron una denuncia contra un gestor cultural que días más tarde se privó de la vida.

Por Metro Puerto Rico

La página en redes sociales “Yo te creo”, que es manejada de forma anónima, anunció en su mismo espacio que hará una “pausa indefinida” en las publicaciones de denuncias sobre supuestas agresiones y hostigamiento sexual.

Así lo informaron ayer a través de una historia en su página de Instagram, un día antes su presencia en Facebook había desaparecido. La semana pasada, la página incluyó en su lista una denuncia anónima contra el dueño fundador del bar-teatro de música independiente La Respuesta, José “Fofito” Morales Pérez. Tras la publicación, la Respuesta anunció que Morales Pérez se retiraría como directivo del espacio. Días más tarde, el gestor cultural se privó de la vida, lo que generó un intenso debate en redes sociales adjudicando responsabilidad al operativo de denuncia en redes sociales.

Las administradoras de esta página, quienes no revelan su identidad, han intentado ser contactadas por medios como EsMental, pero declinaron hacer comentarios. EsMental publicó una extensa pieza sobre el debate titulada “La búsqueda de culpables en el suicidio”. En el escrito se profundiza sobre la complejidad del suicidio y de la violencia de género.

Te recomendamos:

“Agradecemos enormemente el respaldo y queremos anunciar que estaremos tomando una meritoria pausa indefinida. Lamentamos de manera sincera tener que poner en pausa las gestiones en apoyo a sobrevivientes que hemos llevado en los últimos meses, pero el autocuidado ahora nos es vital para poder serles de cualquier servicio y ayuda en el futuro”, lee parte de la publicación de “Yo te creo”.

Así mismo, anticipan que “este no es el fin de nuestra gestión”.

No es la primera vez que “Yo te creo” genera debate por el aspecto anónimo de su gestión. En el pasado, figuras mencionadas en su lista han amenazado con hacer reportes de acoso cibernético y hasta demandas por difamación.

Loading...
Revisa el siguiente artículo