El Covid-19 en números: cierra agosto como el tercer mes con más muertes desde el inicio de la pandemia

Solamente noviembre y diciembre de 2020 registraron más fallecimientos a consecuencia del virus

Por Manuel Guillama Capella

Como consecuencia del repunte de contagios que comenzó a inicios de julio y –según expertos– impulsado principalmente por la peligrosa variante Delta, agosto culminó como el mes con más muertes registradas por el Covid-19 en Puerto Rico en lo que va de año, así como el tercero desde que comenzó la emergencia en marzo del 2020.

La cifra de 288 fallecimientos por Covid-19 que reporta el Departamento de Salud para los 31 días de agosto todavía debería aumentar ligeramente, tomando en cuenta el retraso con el que se ingresan algunas muertes al Registro Demográfico.

Para todo el mes, el promedio de muertes diarias se mantiene, por el momento, en 9.3, si bien en las últimas dos semanas la cifra rondó los 12 fallecimientos, es decir, uno cada dos horas. La avalancha de fallecimientos, asimismo, se produce luego de que en los dos meses previos se registraran solo 67 muertes de manera combinada.

Te recomendamos:

El 26 de agosto fue el día más mortífero del pasado mes, con 19 fallecimientos atribuidos al virus. La cifra representa la quinta más alta en Puerto Rico desde que comenzó la pandemia, toda vez que entre noviembre y diciembre de 2020 se registraron cuatro fechas con 20 muertes.

Si bien la tasa de positividad y la cantidad de contagios diarios se estabilizó y comenzó a reducirse en la parte final de agosto, se espera que el inicio de septiembre continúe marcado por una gran cantidad de fallecimientos por Covid-19, considerando que ayer más de 500 personas –entre adultos y menores– permanecían hospitalizados.

Paralelamente, el Departamento de Salud informó que ayer 109 adultos continuaban bajo cuidado intensivo, lo que representó una baja respecto a los 130 que se reportaron para el 30 de agosto, una cifra récord desde el inicio de la pandemia.

Desglose de los 2,875 fallecimientos por Covid-19:

  • Marzo 2020: 23
  • Abril 2020: 83
  • Mayo 2020: 38
  • Junio 2020: 16
  • Julio 2020: 103
  • Agosto 2020: 211
  • Septiembre 2020: 241
  • Octubre 2020: 176
  • Noviembre 2020: 346
  • Diciembre 2020: 445
  • Enero 2021: 255
  • Febrero 2021: 131
  • Marzo 2021: 68
  • Abril 2021: 198
  • Mayo 2021: 186
  • Junio 2021: 37
  • Julio 2021: 30
  • Agosto 2021: 288

A pesar de lo que era evidentemente un repunte sostenido de contagios desde hace casi dos meses, el gobernador Pedro Pierluisi esperó hasta el pasado lunes para implementar medidas que restringieran el movimiento de la población. Específicamente, el primer ejecutivo emitió una orden ejecutiva –que entra en vigor mañana jueves– que prohíbe la operación de negocios no esenciales entre 12:00 a.m. y 5:00 a.m., horario en el que también prevalecerá la llamada Ley Seca.

Igualmente, el mandatario reintrodujo el uso compulsorio de mascarillas en espacios cerrados y en lugares abiertos donde se produzcan aglomeraciones, independientemente del estatus de vacunación de las personas.

“Los números son cambiantes. Uno no puede tomar decisiones por lo que ha ocurrido, por decir, en una semana en particular. Más bien es a base del cúmulo de ‘data’ y la tendencia y lo que está pasando en el momento indicado. Ahora mismo bajó el número de hospitalizaciones en este fin de semana, pero de todas maneras había llegado ya a un punto a finales de la semana pasada en que ameritaba que se tomara acción. Y hoy se está decidiendo que no queremos cirugías electivas cuando se tienen que utilizar unidades de cuidado intensivo luego de ella”, manifestó Pierluisi en la conferencia de prensa en que anunció la más reciente orden ejecutiva, que se extende hasta el 23 de este mes.

Anteriormente, Pierluisi había promulgado una serie de decretos para impulsar la vacunación entre la población, que impactaron tanto al sector público como privado. Las órdenes, por ejemplo, exigieron que empleados del gobierno, así como de decenas de industrias privadas, presentaran evidencia de vacunación para poder laborar presencialmente o, en la alternativa, que semanalmente sometieran un resultado negativo de una prueba diagnóstica a Covid-19.

En otros espacios, notablemente los restaurantes, se ha condicionado el aforo permitido a que se exija a la clientela evidencia de vacunación o el resultado negativo. En aquellos negocios donde se exige se permite una ocupación del 100%, mientras que en el caso contrario se limita a 50%.

El secretario de Salud, Carlos Mellado, indicó el lunes que esperaba que en algún momento de esta semana la agencia comenzara a reportar permanentemente el desglose de fallecimientos entre personas vacunadas y no vacunadas. Hasta el momento, Salud ha estado reportando la estadística intermitentemente, y su tablero digital no incluye ese renglón.

Hoy, por ejemplo, la dependencia informó en redes sociales que, entre los 15 fallecimientos que se reportaron en las 24 horas anteriores, 13 correspondían a personas “sin vacunar” y dos a personas “vacunadas”. No se detalló si entre el grupo había personas parcialmente vacunadas.

Diciembre y noviembre de 2020 continúan siendo los meses más letales desde el inicio de pandemia en el país, con 445 y 346 muertes, respectivamente. En aquel entonces, sin embargo, el proceso de vacunación –que comenzó el 15 de diciembre– apenas daba sus primeros pasos, por lo que no existía la expectativa de obtener la llamada inmunidad de rebaño en el futuro cercano.

Al presente, 2,335,228 personas (71.1% de la población) han recibido, al menos, la primera dosis de la vacuna, mientras 2,021,295 (61.5%) completaron el ciclo. Sin embargo, la introducción de variantes como Delta –y la posibilidad de que el virus continúe mutando– hacen improbable que al alcanzarse el 70% de cobertura se logre la protección general que frenaría la transmisión del Covid-19, como se pensó en un momento dado.

Paralelamente, ya dio inicio la administración de dosis de refuerzo de la vacuna a las personas inmunocomprometidas, al tiempo que se espera que en el otoño se comience a inocular a niños de entre cinco y 11 años con el fabricado de la compañía Pfizer, lo que facilitaría continuar ampliando la proporción de la población inmunizada.

Loading...
Revisa el siguiente artículo