Un activista bielorruso aparece ahorcado en Ucrania

La policía inició una investigación de asesinato y estudiaba si se había intentado fingir un suicidio

Por AP

Un activista bielorruso que dirigía un grupo en Ucrania que ayudaba a bielorrusos a huir de la persecución en su país apareció muerto en la capital de Ucrania, Kiev, según dijo el martes la policía local.

Vitaly Shishov, líder de La Casa Bielorrusa en Ucrania, un grupo con sede en Kiev, fue encontrado ahorcado en uno de los parques de la ciudad cerca de su casa, según un comunicado policial. La policía inició una investigación de asesinato y estudiaba si se había intentado fingir un suicidio, según el comunicado.

Su novia, Bazhena Zholudz, dijo a The Associated Press que no cree que se suicidó.

“No creo en el suicidio, nada en la conducta de Vitaly indicaba que tenía la intención de matarse”, dijo. “No dejó una nota ni un mensaje. Estuvimos juntos esa mañana y él salió a trotar”.

Zholudz añadió que Shishov había advertido recientemente que lo seguían. “Vio que había vehículos y gente que lo seguían”, dijo.

La Casa Bielorrusa en Ucrania denunció el lunes la desaparición de Shishov cuando salió a correr por la mañana. El grupo bielorruso de derechos humanos Viasna dijo que según amigos de Shishov, en los últimos días había visto personas desconocidas que le seguían cuando corría.

Te recomendamos:

La organización que dirigía ayuda a bielorrusos a huir de la persecución gestionando su situación legal en Ucrania, alojamiento y empleo.

En las últimas semanas, la autoridades bielorrusas han aumentado las presión sobre organizaciones no gubernamentales y medios independientes, con más de 200 redadas sobre oficinas y apartamentos de activistas y periodistas sólo durante el mes de julio, y decenas de detenidos.

El presidente autoritario del país, Alexander Lukashenko, ha prometido continuar lo que describió como una “operación de limpieza” contra activistas de la sociedad civil a los que tachó de “bandidos y agentes extranjeros”.

Lukashenko afrontó meses de protestas cuando las autoridades electorales le otorgaron un sexto mandato tras las elecciones de agosto de 2020, que la oposición y Occidente consideraron amañadas. El mandatario respondió a las manifestaciones con una dura campaña de represión con más de 35.000 detenidos y miles de personas golpeadas por la policía.

Shishov se vio obligado a mudarse a Ucrania en otoño de 2020, en pleno apogeo de las protestas contra el gobierno y de la represión contra los manifestantes en Bielorrusa, según un comunicado de La Casa Bielorrusa en Ucrania.

En Ucrania estaba vigilado y “tanto fuentes locales como nuestra gente en Bielorrusia” habían alertado al grupo de la posibilidad de “varias provocaciones, incluido el secuestro y la eliminación”.

“No hay duda de que esto fue una operación planificada por agentes de seguridad para liquidar a un bielorruso peligroso para el régimen. Seguiremos luchando por la verdad sobre la muerte de Vitaly”, dijo el grupo.

Loading...
Revisa el siguiente artículo