Arzobispo de San Juan justifica venta de propiedades históricas de la Iglesia

Asegura que la venta se hizo para atender reclamaciones ante los tribunales, y no para "almacenar fortuna"

Por Metro Puerto Rico

El Arzobispo de San Juan, Roberto Octavio González, emitió esta tarde un informe sobre la venta del histórico edificio del Seminario Conciliar de San Ildefonso, sede del Centro de Estudios Avanzados de Puerto Rico y el Caribe (CAPRC) en el Viejo San Juan.

González argumentó que la venta "está atada a los litigios surgidos a raíz de la terminación del fideicomiso del Plan de Pensiones de las Escuelas Católicas", en los que se hicieron reclamos millonarios contra la Arquidiócesis de San Juan.

El Arzobispo enfatizó en que la venta de la propiedad ubicada en la calle Santo Cristo #50 y que incluye también el Palacio Arzobispal, "no fue para almacenar fortuna".

"Fue una venta más necesaria que querida", apuntó.

Por otro lado, González detalló que el proceso requirió la aprobación del Consejo Arquidiocesano de Asuntos Económicos y del Colegio de Consultores de la Arquidiócesis, además de la autorización del Vaticano.

"Hubiese sido mi deseo que la propiedad quedara en manos de la Arquidiócesis, o de entidades peurtorriquenas. Concuerdo con los que han ducho que esto ha sido un capítulo trágico para Puerto Rico. No pierdo la esperanza de que este patrimonio pueda regresar al pueblo puertorriqueno", agregó.

El Arzobispo lamentó que nadie de Puerto Rico o del gobierno se ofreciera a comprar el edificio, y que nadie presentara "una legislación para adquirir dicha propiedad para conservarla como patrimonio cultural".

"La Iglesia desea aportar a esta tarea pero no es su responsabilidad", sentenció.

Te recomendamos:

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo