Educación contra el reloj ante el retorno a clases presenciales

Retos en infraestructura marcan el inicio escolar.

Por J. Miguel Santiago Colón

Se acerca el inicio del próximo semestre escolar y entre promesas de arreglo a la infraestructura, clases presenciales y un periodo menos turbulento para los estudiantes del sistema público de enseñanza, el secretario interino del Departamento de Educación, Eliezer Ramos Parés, reconoció que no se utilizó el pasado año y medio adecuadamente.

Esto, luego de que la agencia no adelantó los trabajos que realizará ahora para mejorar la infraestructura de las escuelas que lo requieran, incluyendo aquellas que cuentan con columnas cortas.

“Te puedo decir que el asunto del reto fiscal del País obviamente interviene en esa toma de decisiones. Hablamos de que esta primera asignación que ha hecho el gobernador es de $200 millones, y es ahora que tenemos unos fondos disponibles que permiten hacer esta asignación”, expresó el titular durante una entrevista con Metro Puerto Rico.

Ramos Parés subrayó que fue este año, bajo la administración de Pedro Pierluisi Urrutia, que se contabilizó la cantidad de columnas cortas en planteles escolares y se identificó y contabilizó el número de escuelas que cuentan con ello.

De hecho, el funcionario aclaró que no fue hasta abril que se lograron las inspecciones a toda las escuelas del País para tener un informe que permitiera la asignación de fondos.

No obstante, dado a que entró en funciones a finales de ese mes como jefe de Educación, afirmó que no pudo precisar las razones por la cuales no se adelantaron trabajos durante el pasado año, mientras los alumnos permanecían en sus hogares a causa de la emergencia que provocó la pandemia del COVID-19.

“Se le ha dado prioridad a la zona sur y a la zona oeste, pero todavía no tenemos un reclamo devuelto en dinero. La cantidad de los $2.6 billones (mil millones) relacionados con Irma y María para la reconstrucción de escuelas vino prácticamente en noviembre”, justificó.

Eliezer Ramos Eliezer Ramos. / Dennis A. Jones

La preocupación con las columnas cortas vino a abundar luego de la secuencia sísmica que comenzó en enero del 2020, específicamente el terremoto del 7 de enero que provocó daños estructurales en varias escuelas del suroeste de Puerto Rico.

Estas son paredes no estructurales que no llegan hasta el tope de la columna. El espacio que existe entre la pared y el techo normalmente se utiliza para colocar ventanas o como método de ventilación natural.

Comienza el periodo híbrido

Ramos Parés aseguró a este medio que todo estudiante podrá regresar a tomar clases presenciales, pero dado a que planifican comenzar con reparaciones a muchos de estos planteles, la gran mayoría de las escuelas tendrán que impartir clases de forma híbrida o con la modalidad de “interlocking”.

El funcionario espera anunciar en las próximas semanas las alternativas que le presentará a cada comunidad escolar para que adopten en el próximo año escolar.

“En estos pueblos del sur hay unas escuelas cerradas e identificadas que se están reacondicionando para su reapertura y poder albergar algunas de estas comunidades escolares. Igualmente, la compra de modulares, que no va a estar para agosto… Pero durante el año se van a estar sumando escuelas modulares que van a permitir que las comunidades tengan su espacio”, adelantó.

“El interlocking es una alternativa, la reapertura de algunas facilidades que estaban cerradas, acuerdos con municipios para la utilización de centros de convenciones u otras instalaciones municipales, igualmente el arrendamiento de estructuras privadas para poder movilizar a nuestros estudiantes y asegurar que tengan ese contacto”, añadió.

Confía que estudiantado estará vacunado

Hasta ahora, la población mayor de 12 años es elegible para inmunizarse contra el COVID-19, pero, como informó el gobernador la semana pasada, todo menor que aún no cualifique tendrá que portar su mascarilla en el salón de clases.

Al ser abordado sobre la posibilidad de que aquellos elegibles opten por no vacunarse, el titular afirmó que la población renuente a la vacunación se mantendrá en minoría.

“Los números de estudiantes de 12 años en adelante han ido en aumento así que diría que no es una población que se ha quedado atrás, sino que se ha ido sumando al número de personas vacunadas en Puerto Rico, pero el Departamento de Educación se prepara para establecer una campãna de medios en conjunto con Salud para que podamos seguir orientando sobre el proceso de vacunación”, manifestó.

No obstante, al insistir sobre si tiene alguna medida para aquellos que no estén inoculados, Ramos Parés admitió que la agencia no espera que cada uno de los alumnos elegibles tenga sus vacunas al día.

“Estamos listo para trabajar con eso. Hacemos el llamado de que mientras más vacunados, menos contagios vamos a tener”, aseguró.

El inicio escolar está pautado para el 5 de agosto para maestros, y el 16 de agosto para estudiantes. Para evitar contagios adicionales de COVID-19 en las escuelas, existe un protocolo que Salud develó y bajo la cual Educación se rige. Ahora, con las flexibilizaciones que ha implementado el Gobierno, se espera que el documento sea enmendado.

Ayer el gobernador sostuvo una reunión con el secretario, pero aún no se han adelantado los cambios que enfrentará la guía.

Loading...
Revisa el siguiente artículo