Archivo Universitario de la IUPI recibe subvención para proyecto de mujeres académicas

Recibió unos $12 mil del programa Iberoarchivos en la Categoría de Perspectiva de Género

Por Metro Puerto Rico

Por primera vez en sus 61 años, el Archivo Universitario del Recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico (RRP-UPR) obtuvo una subvención de $10 mil euros (aproximadamente $12, 223) por parte del programa Iberoarchivos para preservar la memoria de 50 académicas destacadas en la historia de la UPR.

El proyecto, que persigue la conservación, digitalización y difusión de la trayectoria de mujeres con grandes aportes a la universidad, fue impulsado por Aida Irizarry Martínez, directora del Archivo Universitario, y Joely Alvarado, archivera con más de 20 años de experiencia.

De acuerdo con Irizarry Martínez, el archivo cuenta con colecciones de académicos e intelectuales destacados desde 1903, cuando se creó la UPR. En el proceso de solicitar la convocatoria se percataron de que las mujeres académicas eran pioneras en grandes ámbitos, pero necesitaban ser conocidas.

“Cuando lo dividimos por género, nos dimos cuenta de que estas académicas eran personas bien importantes dentro del ámbito de las artes, la economía doméstica, las humanidades, pioneras en muchas disciplinas y dijimos: ‘mira esto, sería bueno hacer un proyecto para dar a conocer todas estas mujeres [y] lo que han hecho, porque tenemos de los años 30, 40, 50, que se han destacado y mucha gente desconoce’”, explicó Irizarry Martínez para luego señalar que tal descubrimiento les llevó a solicitar al programa europeo de Iberoarchivos en la Categoría de Perspectiva de Género.

Quiénes son las protagonistas y en qué consisten sus expedientes

Entre las personas que formarán parte de las 50 académicas destacadas, Irizarry Martínez resaltó a Victoria Espinosa, exdirectora teatral y excatedrática de la UPR; Monalín de Muñoz Marín, exdirectora del Negociado de Relaciones Internacionales de la UPR y de la cual poseen documentos con su firma; y Concha Meléndez, quien fue escritora, educadora y poeta puertorriqueña.

Irizarry Martínez explicó que, en el interior de cada expediente, se encuentran los logros, proyectos, cursos impartidos y distinciones de las personas que han tenido algún vínculo con la universidad.

La importancia de este proyecto, según la directora del Archivo Universitario, recae en la digitalización de los expedientes para que las personas conozcan la trayectoria de cada una de las intelectuales.

“Hay muchas de estas académicas que están invisibles dentro de la universidad. Mucha gente, muchas personas no saben la aportación que han hecho estas académicas dentro de la academia en Puerto Rico y fuera de Puerto Rico. Eso es lo que nosotros queremos, que las personas… puedan entrar a su expediente y vean todo lo que la académica ha hecho”, argumentó.

Los próximos pasos

De acuerdo con Irizarry Martínez, el archivo espera recibir una parte de los fondos entre mayo y junio para contratar a un estudiante de maestría que colabore con la limpieza, organización, catálogo y digitalización de los expedientes. Describió el proceso de limpieza como uno arduo, que requiere paciencia y delicadeza.

El programa Iberoarchivos se dedica desde 1999 a subvencionar anualmente proyectos archivísticos y, según su página, hasta el 2019 habían apoyado 1,351 proyectos, de los cuales 71 han sido de Puerto Rico.

El Archivo Universitario fue inaugurado el 1 de noviembre de 1959 y se dedica, desde entonces, a recopilar imágenes y textos para fomentar la investigación y preservar la memoria de quienes colaboran o forman parte de la UPR.

Te recomendamos: 

Loading...
Revisa el siguiente artículo