Charlie Delgado emplaza a Pierluisi a cumplir promesas de campaña sobre LUMA

El excandidato a la gobernación aseguró que Pierluisi no ha cumplido las "cinco promesas" que hizo en campaña

Por Metro Puerto Rico

El vicepresidente del Partido Popular Democrático (PPD), Charlie Delgado Altieri, emplazó al gobernador Pedro Pierluisi para que "cumpla las cinco promesas que hizo en octubre del 2020" en respuesta a su propuesta sobre el futuro de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), cuando ambos eran candidatos a la Gobernación.

“El entonces candidato Pedro Pierluisi, respondió a mi propuesta de cancelar el contrato de privatización de la transmisión y distribución de la energía eléctrica con LUMA Energy, con cinco promesas que al día de hoy no ha cumplido; más bien los sucesos recientes alejan la posibilidad de verlas cumplidas”, sentenció Delgado Altieri.

Agregó que las cinco promesas de Pierluisi  que no se han cumplido fueron: identificar las áreas en las que el contrato tiene que ser modificado; exigir que se garantizara que no haya aumento tarifario; respetar los derechos adquiridos de los trabajadores; proteger el sistema de pensiones y que se permitiera que empresas locales participaran en la reconstrucción del sistema.

“El contrato de LUMA que aún no ha sido modificado por el mismo Gobernador que como candidato prometió hacerlo;  provocará  el encarecimiento del servicio de energía eléctrica, lo sentirá cada jefe de familia, cada comerciante y cada industrial. Todos tendrán que hacerse la pregunta si valió la pena entregar nuestro sistema eléctrico a cambio de promesas de una empresa,  que no sabemos si serán como las que se hicieron en octubre del 2020, por el entonces candidato del Partido Nuevo Progresista (PNP)”, argumentó Delgado Altieri.

“Los puertorriqueños debemos estar conscientes que decisiones en torno al futuro de la AEE no es un asunto meramente de los trabajadores de esa corporación, es un tema que nos afecta a todos como País. Este acuerdo al que el gobernador Pierluisi no le ha hecho modificación alguna, le cede a LUMA la potestad de administrar los fondos federales para la reconstrucción de la red eléctrica sin que la compañía aporte dinero para la inversión. Le permite a Luma contratar a sus subsidiarias, o sea, recibirían dinero a través de esos sub contratos y limitaría la entrada de empresas puertorriqueñas en ese renglón”, subrayó.

Te recomendamos:

Delgado Altieri añadió que “el acuerdo establece que LUMA cobrará a base de los ahorros que genere en distintas instancias y si no logran alcanzarlos, la empresa puede pedir recibir su pago de la partida del costo por energía. Es un contrato a todas luces leonino porque les permite generar ganancias sin poner un solo centavo”.

Además, señaló que su propuesta de campaña, basada en recomendaciones de expertos en el tema, estableció  que “existían (y que aún existen) elementos legales y procesales que son suficientes para declarar la nulidad del contrato sin penalidad para el gobierno y que incluso pagar la penalidad por la cancelación sería menos oneroso que mantener vigente la contratación por 16 años, según establece el acuerdo”.

Según dijo, la cancelación del contrato pudiera representar $5 millones mensuales por los primeros 12 meses, además de reembolsar los gastos que, según las facturas, ya en octubre rondaban los $14 millones por mes y ya van por $88 millones.  Insisto en que le cuesta menos al pueblo de Puerto Rico cancelar el contrato porque el costo del contrato por 16 años asciende a casi $2,000 millones.

“El contrato, que aún no ha sido revisado por el gobernador Pierluisi permite que unos 4,200 empleados estén expuestos a ser trasladados a agencias cuyas necesidades no necesariamente se ajustan a sus conocimientos, experiencia y habilidades. Es de esperarse que los presupuestos de esas agencias gubernamentales no puedan absorber a los cientos de empleados que están siendo trasladados de forma unilateral, cubrir sus sueldos y beneficios. Es por esto que dos semanas de que LUMA asuma las riendas de la AEE, los trabajadores recibieron cartas incentivando las renuncias en masa” argumentó Delgado Altieri.

Afirmó que de no darse esas renuncias, se trata de aumentar la nómina de las agencias por un lado y por otro, permitir que un administrador se haga cargo de la AEE sin contar con miles de experimentados empleados.

“Esos empleados que por años mantuvieron en pie la AEE, recibieron cartas en muchos casos con errores, lo que es una falta de respeto y una muestra de la insensibilidad de este proceso. Los 11,000 jubilados de la corporación pública comparten esa misma incertidumbre sobre sus pensiones, luego de haber dedicado décadas de trabajo para levantar y sostener  el sistema eléctrico que tenemos hoy”, cuestionó el vicepresidente del PPD.

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo