Choque en la CEE por el cómputo de participación en la elección de los cabilderos de la estadidad

El presidente del organismo tiene ante sí una propuesta para ignorar en el cálculo a electores que aparecen habilitados para votar

Por Manuel Guillama Capella

El presidente de la Comisión Estatal de Elecciones (CEE), Francisco Rosado Colomer, espera decidir entre mañana y el miércoles la forma en que se calculará la tasa de participación del venidero evento para escoger los llamados cabilderos de la estadidad, ante la controversia suscitada entre el Partido Nuevo Progresista (PNP) y los comisionados de oposición, que acusan a la Palma de pretender inflar la cifra mediante la supresión del número base de electores hábiles.

“Hay una certificación que emite la Osipe (Oficina de Sistemas de Información y Procesamiento Electrónico), en cumplimiento con el Código Electoral del 2020 que, como conocemos, es altamente criticado por algunos partidos. Esa controversia sobre qué significa lo que ellos ejecutaron es lo que trae la duda a la mesa de los comisionados de si se eliminaron electores del registro, cosa que no ocurrió”, sostuvo Rosado Colomer.

El asunto fue discutido en comisión el pasado 5 de mayo, luego de que el comisionado electoral del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Roberto Iván Aponte, presentara la preocupación en una misiva a Rosado Colomer. En la carta, Aponte señala que la Osipe había certificado que para la elección especial de este domingo se utilizaría la cantidad de 1,766,173 electores para computar la tasa de participación, en lugar de los 2,358,923 que permanecen activos en el registro de la CEE y que tienen derecho a votar en el evento.

Te recomendamos:

Para llegar a la primera cifra, la Osipe restó los 592,750 electores de categoría A-2, que son aquellos que no votaron en las elecciones de 2016, si bien cabe la posibilidad de que hayan participado en las elecciones generales del 2020, toda vez que la CEE aún no ha completado la depuración del registro.

Desde una decisión el Tribunal Federal en 2012, la CEE solo puede inactivar a un elector si este no vota en dos elecciones generales consecutivas, contrario a lo que ocurría antes, cuando el elector era eliminado si no participaba en una elección.

De los cinco partidos representados, solamente la comisionada electoral del PNP, Vanessa Santo Domingo, favoreció eliminar a los electores A-2 para propósitos del cálculo de porcentaje de participación.

El polémico Código Electoral aprobado el año pasado parecería sostener la postura del PNP, pues señala en el artículo 10.5 que “en el renglón agrupado de ‘Participación Electoral’, se incluirá solamente a los electores activos que figuran votando en el presente evento electoral, y sin tomar en consideración a los electores activos que no votaron en las elecciones generales precedentes”.

Sin embargo, esa premisa, teóricamente, podría derivar en resultados matemáticamente absurdos, como que la participación electoral superara el 100%, algo que Rosado Colomer reconoció en entrevista con Metro.

“En teoría sí, porque no están excluidos (de las listas), así que les da la oportunidad de ir a votar. La decisión la estoy evaluando […] Voy a tomar una decisión, estoy evaluando el evitar confundir a nuestros electores. Es un asunto puramente estadístico”, argumentó el presidente de la CEE, quien ha proyectado una participación de entre 100,000 y 125,000 electores en el evento para seleccionar los oficialmente denominados delegados congresionales.

En conferencia de prensa, el comisionado electoral del PPD, Gerardo “Toñito” Cruz, puntualizó que, para los comicios generales de noviembre, sobre 21,000 electores A-2 solicitaron un voto adelantado, lo que permitiría concluir que decenas de miles de votantes bajo esta categoría participaron del evento.

“Ese articulado está en la ley, más que para afectar la estadística de un evento electoral, con el propósito de justificarse la comisión para reducir gastos a la hora de estimar cuántas papeletas hay que imprimir, cuántos colegios hay que abrir”, planteó Cruz sobre la disposición del artículo 10.5 del Código Electoral en la que se podría fundamentar la determinación de excluir los electores A-2 para fines del cálculo de participación.

Si la CEE contabilizara 100,000 sufragios en el evento del domingo, la participación sería de un 4.2% a base de los electores hábiles para votar, pero aumentaría a 5.7% si se restaran los 592,750 electores A-2.

“Yo sé que es un asunto político sobre si hay mayor o menor participación, para demostrar fuerza. Eso será la palestra política y yo ahí los dejo que evalúen los números como entiendan”, expresó Rosado Colomer.

Según Aponte, en la reunión del pasado miércoles Rosado Colomer pareció favorecer la posición del PNP, aunque el comisionado del PIP no descartó que el presidente cambie de postura al momento de emitir la resolución del desacuerdo.

“Debe estar entre mañana y el miércoles”, dijo Rosado Colomer, sin soltar prenda sobre la dirección en que se inclina.

¿Por qué no se han depurado las listas?

A más de seis meses de las pasadas elecciones generales, Rosado Colomer precisó que apenas 43 de las 110 comisiones locales han completado la primera parte del ejercicio de depuración de las listas de correspondientes a su precinto, lo que incluye identificar los electores que no votaron en los comicios de 2016 y 2020 con el propósito de que la CEE los inactive.

“Pedí un informe porque hay un desfase en las Junta de Inscripción (Permanente, JIP). Hay 43 Juntas que terminaron la etapa uno, que es identificar los ‘no votó’, y ahora viene la etapa dos, que es ‘grabarlos’ en el sistema. El resto de las Juntas, por alguna razón que no me han podido explicar, no han terminado esa etapa uno cuando ya llevan tres semanas que no hay mucho volumen de tareas que los pueda interrumpir. Me identificaron una que, por asuntos que no me han podido particularizar, la JIP solo cuenta con un oficial de inscripción y esos son tareas que se hacen en balance (partidista)”, mencionó Rosado Colomer.

La depuración no afectará la elegibilidad de los electores para participar en la elección de los cabilderos de la estadidad, pues el registro para el evento ‘cerró’ el 27 de marzo.

Loading...
Revisa el siguiente artículo