Bajan a 62 los municipios con transmisión alta del COVID-19

El secretario de salud dijo estar esperanzado en que en los próximos días se continuará viendo disminución en el nivel de transmisión

Por Metro Puerto Rico

El Departamento de Salud publicó hoy el informe semanal sobre transimisión comunitaria del COVID-19 en Puerto Rico. Este reveló que el número de municipios con transmisión alta del COVID-19 mermó a 62.

Durante las últimas dos semanas, el número se había mantenido en 73 municipios, lo que significa que 11 pueblos han mermado del nivel rojo de contagio.

Los municipios en el nivel de Transmisión Alta para el período comprendido en este informe son: Aguada, Aguadilla, Aguas Buenas, Aibonito, Arecibo, Arroyo, Añasco, Bayamón, Cabo Rojo, Caguas, Camuy, Canóvanas, Carolina, Cataño, Comerío, Corozal, Culebra, Dorado, Fajardo, Florida, Guayanilla, Gurabo, Guánica, Hormigueros, Humacao, Isabela, Jayuya, Juana Díaz, Juncos, Lajas, Lares, Las Marías, Loíza, Luquillo, Manatí, Maricao, Maunabo, Mayagüez, Moca, Morovis, Naguabo, Naranjito, Orocovis, Patillas, Quebradillas, Rincón, Río Grande, Sabana Grande, San Germán, San Juan, San Lorenzo, San Sebastián, Santa Isabel, Toa Alta, Toa Baja, Trujillo Alto, Utuado, Vega Alta, Vega Baja, Villalba, Yabucoa y Yauco.

Por otro lado, son 11 los municipios con nivel de transmisión sustancial. Estos son: Adjuntas, Barranquitas, Cayey, Ciales, Cidra, Guaynabo, Hatillo, Las Piedras, Peñuelas, Ponce y Salinas.

Mientras que hay cinco municipios en nivel de transmisión moderada. Estos son: Barceloneta, Ceiba, Coamo, Guayama y Vieques.

Ningún municipio se encuentra en nivel de transmisión bajo.

Por otra parte, la tasa de positividad se encuentra en 10.80%. Según los datos, hay 260.17 casos activos de COVID-19 por cada 100 mil habitantes de Puerto Rico.

Con la revelación del informe, el secretario de Salud, Carlos Mellado, anunció que el mismo está siendo revisado y será complementado por un análisis epidemiológico.

Así lo dejó saber tras reunirse hoy con los doctores y epidemiólogos José Becerra y Miguel Valencia, con el objetivo de reevaluar los parámetros que están siendo considerados para establecer la política pública del DS.

“Es momento de reevaluar los indicadores epidemiológicos que estamos utilizando para la vigilancia de escuelas, acorde con la situación, los recursos  y los datos que se han recuperado en respuesta a la transmisión del COVID-19. Dado a que el protocolo promovió una apertura y vigilancia exitosa, continuaremos el objetivo de mantener su eficiencia, adaptándola al panorama esperanzador que nos ha dado la vacunación y el fácil acceso a pruebas”, dijo el Secretario de Salud mientras adelantó que en las próximas semanas esperan que la vacuna de Pfizer sea autorizada en adolescentes mayores de 12 años.

Añadió que, “luego de meses utilizando los umbrales conforme a los parámetros que inicialmente recomendaron los CDC (Centros para el Control y Prevención de Enfermedades) es prudente que ya replanteemos los instrumentos que utilizamos para que podamos tomar decisiones atemperadas a nuestra realidad. También estamos evaluando las recomendaciones hechas por la Coalición Científica nombrada por el Gobernador Pedro Pierluisi, siempre salvaguardando la salud y seguridad de nuestra gente”, puntualizó Mellado López.

El informe, que produce el grupo de modelaje matemático del DS, proveyó por las pasadas semanas la base para establecer la incidencia comunitaria. Los indicadores se calculaban a base de unos umbrales restrictivos que estableció el CDC en febrero, y los mismos serán actualizados acorde con las nuevas guías recientemente publicadas por el CDC.

Te recomendamos:

Loading...
Revisa el siguiente artículo