Organizaciones ambientales exigen se cancele contrato de LUMA Energy

Las organizaciones se unieron en protestas ambientales que harán cada último viernes del mes

Por Metro Puerto Rico

Organizaciones se unieron hoy en reclamos ambientales para que el gobierno tome acción ante los cambios climáticos. Entre ellos, se destacan las peticiones urgentes de una retirada acelerada de las industrias de combustibles fósiles AES y New Fortress Energy, así como a la cancelación del contrato de Luma Energy.

Con esas exigencias, organizaciones ambientales convocadas por El Puente Enlace Latino de Acción Climática de Puerto Rico, iniciaron desde hoy protestas ambientales que continuarán los últimos viernes de cada mes.  Esta iniciativa por la acción climática global la comenzó la joven activista ambiental sueca Greta Thunberg y se ha extendido internacionalmente.

"Estas protestas son parte de un movimiento global liderado por jóvenes, pero también le da continuidad a nuestra caminata anual por el cambio climático. Llevamos desde el 2016 haciendo un gran evento de concientización sobre el cambio climático donde han participado más de 3,000 personas. La campaña pretende llamar la atención al impacto del cambio climático en Puerto Rico, vinculando la crisis ambiental a otras luchas sociales.  También buscamos exigirle a la clase política acciones inmediatas, afirmativas y contundentes que busquen atender los impactos del cambio climático y la seguridad social", expresó  Federico Cintrón Moscoso, Director de El Puente ELAC.

En la protesta frente al Capitolio participaron las organizaciones Impacto Juventud, Sierra Club, la compañía teatral Y No Había Luz y residentes de las comunidades impactadas por la planta de gas metano New Fortress Energy. El reclamo de terminar el contrato a LUMA Energy para que administre la AEE ha sido consistente en las organizaciones ambientales. Estas piden utilizar ya los fondos federales de reconstrucción para implementar una transformación energética basada en la propuesta de energía solar de la organización Queremos Sol. Igualmente que haya descontaminación y reparación en las comunidades y la transición de los trabajadores de las industrias de combustibles fósiles hacia empleos verdes.

"Trabajar para reducir las causales y los efectos de la crisis climática en Puerto Rico es un asunto de justicia social. Las condiciones de pobreza en Puerto Rico tienen un impacto real en los recursos con los que nuestras comunidades cuentan para la adaptación al cambio climático. Cada vez es más complejo para la gente enfrentar eventos atmosféricos como huracanes, sequías, inundaciones, o por la falta de acceso a recursos y planificación. Estamos aquí para afirmar que hay alternativas y que las podemos construir. Las instituciones públicas tienen que asegurarse de garantizar la participación de las personas más afectadas en los procesos de respuesta, recuperación y y también en el diseño de política pública relacionada a la crisis climática. La organización, la elaboración de políticas públicas y la colaboración de organizaciones y agencias es vital”, indicó Grace Blanco Rosario, Coordinadora de Enlace Comunitario de El Puente-ELAC.

Adriana González, organizadora de base de Sierra Club Puerto Rico, planteó que "en Puerto Rico tenemos el recurso del sol que es la alternativa energética que responde a nuestra realidad climática, geográfica y económica. Los combustibles fósiles como el carbón, el petróleo y el gas metano tienen que ser importados a la isla y están atados a precios de mercados. Queremos Sol es una propuesta de política energética y solicitamos que el gobierno la adopte como suya. Buscamos que utilicemos los techos de nuestros hogares para producir energía de forma renovable, solar y distribuida”.

Las otras organizaciones en la manifestación coincidieron en sus planteamientos para lograr un mejor ambiente en Puerto Rico. "Nos unimos a esta iniciativa porque queremos vivir en un planeta saludable y limpio. Queremos que nuestros niños tengan aire, tierra y agua limpios ahora y en el futuro. Que los océanos estén llenos de peces y no de basura. Que las personas aprendamos a vivir en armonía con la naturaleza, a respetar los ecosistemas y no abusar de los recursos naturales. Hay que detener la contaminación ya. Queremos que todos los países y los gobiernos del mundo se comprometan con este urgente propósito. Tenemos que tomar acción ahora para detener la crisis climática para reconstruir la posibilidad de un futuro para todos”, comentó Yusef Soto de la compañía teatral Y No Había Luz.

Por su parte, Eduardo Lugo Hernández, director de Impacto Juventud, manifestó que "no deberíamos tener la necesidad de protestar por esta situación. La crisis climática es real. Los efectos ya los estamos viendo. Con cada decisión de construir en áreas donde no deberíamos construir, de no dar pasos hacia la reducción de emisiones de CO2, de no movernos a fuentes de energía renovable, entre otras cosas ponemos en peligro el futuro del planeta, de nuestro archipiélago. Exigimos acción inmediata por parte del gobierno para proteger a nuestra gente, en especial aquellos que se encuentran en posiciones de mayor vulnerabilidad como las personas que viven en pobreza".

Los organizadores de El Puente ELAC explicaron que cada último viernes de mes en las protestas estarán abordando distintos temas de justicia social que agravan la problemática de la crisis climática: combustibles fósiles, desigualdad de género y racial, dependencia alimentaria, empobrecimiento económico y de la salud y pérdida de biodiversidad.

Te recomendamos:

Loading...
Revisa el siguiente artículo