Expertos apoyan facilitar vacunación de embarazadas en Puerto Rico

Esto ante el repunte de casos COVID y los riesgos de este grupo poblacional

Por Metro Puerto Rico

En medio del repunte de casos de COVID-19 en la Isla que está afectando a pacientes más jóvenes, líderes de dos entidades médicas recalcaron hoy la importancia de apoyar y facilitar la decisión de la mujer embarazada que decide vacunarse. Los doctores Nabal Bracero, MD, presidente de PROGyn y Lemuel Martínez, MD, presidente de la Sociedad de Enfermedades Infecciosas de Puerto Rico manifestaron hoy que el riesgo general de enfermarse gravemente a causa del COVID-19 sigue siendo mucho mayor para las embarazadas.

Las enfermedades graves incluyen aquellas que ocasionan el ingreso a la unidad de cuidados intensivos, el uso de asistencia respiratoria mecánica o la muerte. Según en CDC las embarazadas diagnosticadas con COVID-19 podrían tener mayor riesgo de resultados adversos en el embarazo, como el nacimiento prematuro, entre otros. Al día de hoy en Puerto Rico se han diagnosticado cerca de mil mujeres embarazadas positivas a COVID-19. Por otro lado, mujeres embarazadas que han acudido a vacunarse han venido expresando a sus médicos que se les ha requerido una certificación de su ginecólogo para poderse vacunar.

“La población de mujeres en edad reproductiva, embarazadas, buscando embarazo y lactantes es una de las que está en mayor riesgo de COVID-19. La mayoría de los estudios de las vacunas de Pfizer y Moderna han mostrado perfiles de seguridad para embarazadas y no hay límites de trimestres para recibirlas. Apoyamos la decisión de la mujer embarazada, buscando embarazo y lactante, de vacunarse contra el COVID-19, acción respaldada por la FDA, el CDC y el Colegio Americano de Obstetricia y Ginecología “expresó el Dr. Nabal Bracero, presidente de PROGyn.

Además de la vacuna contra el COVID-19, se recomiendan dos vacunas durante el embarazo, la vacuna contra la influenza, que se puede recibir en cualquier trimestre y la TDAP, que es la vacuna contra la tosferina, indicada entre las 26 y 37 semanas. “La vacuna contra la tosferina no está indicada para recién nacidos y es una de las enfermedades que los pueden afectar adversamente. Es importante recalcar que la mujer se vacuna contra influenza y tosferina en todos los embarazos”, indicó el doctor Bracero.

Por su parte, el Dr. Lemuel Martínez, presidente de la Sociedad de Enfermedades Infecciosas de Puerto Rico (SEIPR) enfatizó la importancia de que todos los segmentos poblacionales y en especial el grupo de edad más joven tenga acceso a la vacunación. “Nos preocupa el alza desmedida en contagios de COVID-19 y el hecho de que cada día siguen en aumento casos adicionales, entre confirmados y sospechosos. La SEIPR recomienda seguir tomando precauciones estrictas y apoya la decisión de las mujeres en edad reproductiva de vacunarse, de las embarazadas y lactantes, así como de los grupos más vulnerables de nuestra comunidad,” expresó el Dr. Martínez.

El presidente de la entidad que agrupa a los infectólogos hizo un llamado a los ciudadanos para que tomen una mayor conciencia de la amenaza del virus que ha arropado prácticamente a 73 de 78 municipios. “Recomendamos a las familias ser precavidos y ejercer cautela, especialmente durante la celebración del Día de las Madres, manteniendo sus actividades en el núcleo familiar que siempre está unido. En Puerto Rico se han registrado casos de COVID-19 asociados a cinco variantes que representan un riesgo de contagio para los grupos vulnerables, por lo que es importante continuar con las medidas de protección personal, aunque ya se hayan vacunado”, indicó.

Por otro lado, la Dra. Arelis Febles Negrón, infectóloga con práctica médica en el Hospital Auxilio Mutuo y en el Hospital HIMA de Cupey y quien a su vez está embarazada de gemelos comentó que, siendo personal de salud de la primera línea, estudió mucho, tomó una decisión informada y se vacunó contra el COVID-19, que considera tiene el potencial de ser una enfermedad peligrosa en el embarazo.

La doctora Febles Negrón, que también es profesora de Medicina Interna del Recinto de Ciencias Médicas (RCM) de la Universidad de Puerto Rico (UPR) opinó que “las mujeres embarazadas estamos más inmunocomprometidas y tenemos que protegernos. He orientado a varias colegas embarazadas y madres lactantes sobre mi experiencia con la vacunación, que fue una experiencia normal. Solo experimenté dolor en el lugar de la inyección y un poco de cansancio tras la primera dosis”, expresó.

Los tres médicos coincidieron en que si una mujer en edad reproductiva, embarazada, buscando embarazo o lactante decide que la vacunación contra el COVID-19 es su mejor opción, el sistema debe apoyarla y proveerle la vacuna contra el COVID-19, que está bajo la autorización de uso de emergencia y que responde a una Orden Ejecutiva de la Administración del presidente Joe Biden, que aplica a Puerto Rico.

“Durante los pasados meses en PROGyn nos unimos al Colegio de Médicos y Cirujanos de Puerto Rico y a la Coalición VOCES en esfuerzos de vacunación a las personas en los grupos de edad autorizados en cada etapa del proceso. Continuaremos participando en esta iniciativa, como medida de contribuir a una mejor salud pública en Puerto Rico”, finalizó diciendo el Dr. Bracero.

Así mismo, la Asesora Legal de PROGyn, Lcda. Linette Sánchez, Asesora Legal de PROGyn aseveró que “las Mujeres embarazadas no requieren de referidos, certificaciones u órdenes médicas de su obstetra para lograr acceso a la administración de la vacuna contra el COVID-19. Su consentimiento informado es suficiente para que el vacunador le provea el servicio. Esto aplica a jóvenes menores de edad embarazadas que por ley pueden tomar sus decisiones médicas sin autorización de un adulto que consienta por ellas.”

Te recomendamos:

Loading...
Revisa el siguiente artículo