Junta certifica nuevo Plan Fiscal para el CRIM

La agencia propuso nuevamente que la entidad venda la cartera de cuentas por cobrar y medidas para que aumente sus recaudos en los próximos cinco años.

Por Sadot Santana Miranda

La Junta de Control Fiscal (JCF) certificó hoy un nuevo Plan Fiscal para el Centro de Recaudaciones de Ingresos Municipales (CRIM) para el año fiscal 2021 el cual proyecta ingresos de $1,973 millones en recaudos y reformas en un periodo de cinco años.

Al igual que el plan fiscal para el gobierno central, el ente fiscal avaló el plan del CRIM de forma unánime durante su reunión mensual celebrada en la mañana de hoy.

El documento financiero enumeró unas 11 propuestas que, según la Junta, fortalecerán el sistema de contribuciones sobre la propiedad y se traducirán en ingresos de hasta $1,973 millones en un periodo entre el año fiscal 2021 y 2026. Entre las medidas de la Junta —también propuestas en el Plan Fiscal de 2020— incluye la venta de la cartera de cuentas por cobrar que podría generar unos $400 millones a la entidad pública, la corrección de direcciones incorrectas que han imposibilitado el cobro de impuestos a la propiedad el cual podría generar hasta $466 millones y la tasación de más de 17,000 propiedades que aún no han sido tasadas por el CRIM y que podría redundar en $26 millones para la dependencia gubernamental.

Al concluir la reunión, Natalie Jaresko, directora ejecutiva de la Junta, se mostró confiada en que el CRIM pueda cumplir con estas medidas para evitar un déficit en la entidad. A su vez, rechazó que el estimado de ingresos de $1,973 millones sea muy optimista.

"No pienso que la meta sea tan agresiva. Pienso que se puede hacer…No hay nada nuevo ni tampoco requiere cambiar las tarifas de impuestos a la propiedad. Y es cierto, en el pasado el gobierno no ha implementado ninguno de estos cambios y por eso estamos [la Junta] aquí, pero es posible", dijo Jaresko a preguntas de la prensa.

Jaresko señaló que, entre los cambios, también incluye la tasación de nuevas propiedades que podría ascender a más de 230,000 de las cuales no han sido identificadas y no han pagado impuestos sobre la propiedad. Según la directora ejecutiva, esto podría redundar en poco más de $500 millones para la dependencia gubernamental en los próximos cinco años.

Agregó que el CRIM, junto a los municipios, debe mejorar el sistema de recaudos de los impuestos a la propiedad. Actualmente, según datos de la Junta, el CRIM solo logra recaudar alrededor de 67.7% en impuestos a la propiedad en un año. El Plan Fiscal fija como meta que el CRIM pueda aumentar dicha cifra hasta llegar a un 76% de recaudos en un periodo de cinco años. Para esto, el documento señala que para junio de 2022, el CRIM debe aumentar un 25% de su plantilla de recaudadores.

Por su parte, el directivo de la Junta, Antonio Medina coincidió con Jaresko y planteó que cumplir con estas medidas es crítico para la salud fiscal de los municipios. "Hacer esto bien es crítico. Los municipios carecen de fondos suficientes y estas medidas son necesarias para asegurar una buena administración", señaló.

Jaresko, por su parte, indicó que los municipios —como administradores del CRIM— deben impulsar estas medidas si quieren que sus respectivos panoramas fiscales mejoren en los próximos años. "Los municipios están conscientes de su situación financiera y han expresado cuán difícil se les ha hecho en estos años. Pero el CRIM es gobernado por los municipios. Si ellos entienden que enfrentan una complicada situación financiera deben ser los primeros en querer implementar esas medidas, especialmente la manera en que recaudan los impuestos a la propiedad", dijo.

Te recomendamos:

Loading...
Revisa el siguiente artículo