Mujer argentina ha denunciado 200 veces a su ex: la última vez él la apuñaló

Una de las veces incluso la quemó

Por P.P.M.

 

En doce años S.M., una mujer de 48 años, ha sido atacada 200 veces por una pareja. La última vez que lo denunció, el hombre la apuñaló. Tienen un hijo en común. “Muchas gracias por escucharme, porque en 12 años nunca me escucharon. Esto es una tortura”, le dijo la mujer a El Doce, un canal de televisión de Córdoba, Argentina.

Según les contó, ella teme por su vida debido a la violencia y el hostigamiento que recibe por parte de su ex. El acusado es el padre de uno de sus hijos y el último episodio fue la noche del martes 6 en Alta Córdoba. “Salí del trabajo y estaba esperándome en la esquina. Lo vi y empecé a correr. Me alcanzó y me desmayé, desde ahí ya no me acuerdo más nada. Cuando me desperté estaba toda ensangrentada”, relató S.M.

Esa vez fue asistida por vecinos tras recibir cinco puñaladas por parte de su atacante.

Medidas judiciales

La mujer dijo que todo partió hace más de una década. Nunca se detuvo. Ella tiene recursos como el botón antipánico y existen medidas judiciales de restricción. Además, contó que en ese tiempo realizó más de 200 denuncias. S.M. vivió solamente dos años con el sujeto y tuvo un hijo, hoy de 14 años. Pero el hombre no para de hostigarla y desde entonces sufre un horror.

“Él nunca estuvo preso. Me quemó con agua hirviendo, me sigue y me tortura. Me amenaza de muerte y me pega. Siempre pienso que va a matarme. Esto no es vida”, describió. Y añadió al canal que “Me vive acosando. Me pedía sexo para darme un plato de comida porque jamás me pasó dinero por la cuota alimentaria para mi hijo”.

Una de las hijas y su hermana pidieron que la justicia actúe. “No queremos que sea una menos”, expresaron. “Cada vez que me cruza me hostiga preguntándome qué hace mi mamá. Muchas veces yo tuve que llamar a la policía porque él la golpeaba hasta en el suelo”, aseguró además la joven de 21 años. “No quiero ser una víctima más de las que salen en la televisión. Hace 12 años que no sé lo que es sonreír”, cerró el diálogo S.M., rogando que el padre de su hijo no la mate.

Te recomendamos:

Loading...
Revisa el siguiente artículo