Achacan escasez de segundas dosis a falta de un sistema de turnos para vacunación

Según el secretario Carlos Mellado, desde el 15 de diciembre se ha venido acumulando un déficit de vacunas, que espera poder resolver a través del sistema de turnos

Por Manuel Guillama Capella

La falta de vacunas para administrar la segunda dosis a personas que llegaron ayer al coliseíto Pedrín Zorrilla en el día programado pudo haberse evitado si desde un inicio las autoridades hubieran mantenido un sistema efectivo de turnos, admitió hoy el secretario designado de Salud, Carlos Mellado.

El funcionario explicó que, desde que comenzó el proceso de inoculación contra el Covid-19, el pasado 15 de diciembre, y con la intención de acelerar al máximo la inmunización de la población, se ha ido acumulando una especie de desfase entre las vacunas administradas y las asignadas.

La Guardia Nacional “ha estado vacunando masivamente y ellos han sido sumamente puntuales en la entrega, manejo y almacenamiento de la vacuna. Esto viene desde hace mucho tiempo atrás en las segundas dosis. Hubo confusión con algunos pacientes, que había que vacunar, que se adelantaron unas cantidades de segundas dosis para unos pacientes que llegaron. Cuando se identificó el problema, el general (José Reyes), con quien hablo todos los días y no hay animosidad, hubo un descuadre y se subsanó con vacunas que la Oficina de Vacunación pudo conseguir. En todo proceso de emergencia, de vacunación masiva, todos los días tenemos que buscar oportunidades de cambio”, dijo Mellado en conferencia de prensa.

Te recomendamos:

“No es que sucedió esta semana. Desde que se empezó el 15 de diciembre a vacunar, en ocasiones ha habido un atraso en la entrega de la segunda dosis. (También) se adelantaba de esa segunda dosis para vacunar a un primer paciente y basado en eso es que tenemos el descuadre. No es que se adelantaron una cantidad de dosis de cantazo, estamos corriendo con ese déficit”, puntualizó el galeno.

Mellado, en tanto, aclaró que los descuadres no solamente han ocurrido en los seis centros que opera la Guardia Nacional, sino que otros de los 255 proveedores activos también han contribuido a ese déficit acumulado.

“Al comenzar con (la plataforma) TurnosPR ya no puedes hacer eso porque no puedes quitarle el turno a una persona. Ahí lo que hicimos fue bajarle un poquito el ‘flow’ de la cantidad que dábamos a los municipios para poder cumplir. Eso ha pasado con un montón de proveedores, no solamente en la Guardia. El domingo de un hospital me llamaron que le faltaban 600 dosis que había tenido que adelantar. (Que eso ocurra) es difícil ahora porque si ya tengo 1,000 turnos, son 1,000 personas que están ahí paradas”, dijo el secretario.

Por semanas, los centros de vacunación han estado aceptando personas que no necesariamente tenían un turno reservado para la inoculación. Al preguntársele si el Departamento de Salud ordenaría a los proveedores ser más estrictos en ese sentido, Mellado respondió que la política continuará siendo buscar espacio, particularmente en momentos en que se inmuniza principalmente a adultos mayores.

“Lo que estamos haciendo es tratando de no rechazarlos. Hay veces que buscamos la manera de que la persona no se quede sin vacunar. Si no hay vacunas, tengo una persona con una laptop en el carro haciéndole su turno. Estamos haciendo eso porque sabemos que hay gente que está confundida”, planteó Mellado.

Lilliam Rodríguez, presidenta de Voces PR, una de las entidades que colabora con el Departamento de Salud en el proceso de vacunación, subrayó la importancia de que los proveedores sean disciplinados.

“A veces por la buena intención de no querer que nadie se vaya con una vacuna, pudiéramos coger prestado, que es diferente a descuadre, 10 dosis para usarlas como primera (dosis). Si caemos en ese patrón como proveedor es que creamos el descuadre. Nosotros, como proveedor, tenemos que tener la disciplina de no utilizar las segundas dosis como primera, porque en algún momento me voy a descuadrar”, señaló Rodríguez.

Mellado no pudo precisar cuántas personas se quedaron ayer sin recibir la segunda dosis en el Pedrín Zorrilla, pero aseguró que su inoculación está garantizada en los próximos días.

El secretario recordó que las personas de 65 años o más no tienen que hacer ninguna gestión para obtener un turno, sino que el Departamento de Salud les programará una cita, a través de planes médicos o el correo.

Las expresiones de Mellado se dieron en el Centro Tau de la Fundación Ricky Martin, en Loíza, que este sábado será uno de los cuatro lugares donde Voces PR vacunará a 1,000 adultos mayores. Los otros tres centros estarán en Cataño, Vega Baja y Carolina.

Loading...
Revisa el siguiente artículo