Estados Unidos anuncia fin de acuerdo de asilo con Centroamérica

Firmaron para que los país se Guatemala, Honduras y El Salvador reciban migrantes deportados de otras nacionalidad en sus territorios.

Por AP

Estados Unidos anunció que ha puesto fin a los acuerdos de cooperación de asilo con el triángulo norte de Centroamérica, —Guatemala, Honduras y El Salvador— y que firmó para que los países recibieran migrantes deportados de otras nacionalidad en sus territorios.

El anunció lo hizo en un boletín de prensa Antony Blinken, secretario del Departamento de Estado de Estados Unidos, quien dijo que se ha notificado ya a los gobiernos de los tres países.

“Estados Unidos ha suspendido e iniciado el proceso para terminar los Acuerdos de Cooperación de Asilo con los Gobiernos de El Salvador, Guatemala y Honduras como los primeros pasos concretos en el camino hacia una mayor asociación y colaboración en la región trazada por el presidente Biden”, dijo Blinken.

“La Orden Ejecutiva del 2 de febrero está dirigida a crear un marco regional integral para abordar las causas de la migración, gestionar la migración en el norte y Centroamérica y proveer procesos seguros y ordenados a solicitantes de asilo en la frontera de los Estados Unidos, el presidente estableció un ambicioso curso de trabajo con nuestros socios – gobiernos, socios de organizaciones internacionales y no gubernamentales, sociedad civil y el sector privado – para construir sociedades más resilientes en toda la región”, dice el comunicado.

El gobierno de Guatemala anunció el viernes que recibió la notificación oficial del gobierno de Estados Unidos dando por finalizado el acuerdo, conocido como Tercer País Seguro. De los tres países, solo Guatemala puso en marcha el acuerdo, suspendiéndolo unilateralmente en marzo de 2020 debido a la pandemia.

“Los acuerdos con El Salvador y Honduras nunca se implementaron”, dijo el gobierno estadounidense.

El primer Acuerdo Bilateral de Cooperación en Materia de Asilos —conocido como Acuerdo de Tercer País Seguro— fue firmado en julio de 2019 entre el gobierno de Donald Trump y el del expresidente guatemalteco Jimmy Morales bajo total hermetismo y con fuertes críticas de organizaciones defensoras de los derechos humanos. Tras la firma con Guatemala, siguieron Honduras y El Salvador.

En el caso de Guatemala, según el Instituto de Migración, de noviembre de 2019 a marzo de 2020 fueron deportados a Guatemala 579 hondureños y 360 salvadoreños, entre ellos 357 niños y niñas, de los cuales la inmensa mayoría llegó y abandonó el país de forma inmediata con destino a sus países de origen. A su llegada a Guatemala, 57 personas solicitaron asilo, pero sólo 20 presentaron la solicitud formal y hasta ahora a ninguna se le ha concedido.

“Para ser claros, estas acciones no significan que la frontera de Estados Unidos esté abierta. Si bien estamos comprometidos a ampliar las vías legales para la protección y las oportunidades aquí y en la región, Estados Unidos es un país con fronteras y leyes que deben aplicarse”, dijo Blinken.

 

Te recomendamos:

Loading...
Revisa el siguiente artículo