GameStop se dispara y Wall Street se doblega ante la presión

La mayor parte de los corredores en Wall Street prevén que los inversionistas pequeños que están impulsando a GameStop a la larga se agotarán

Por AP

Otra ola de ventas se apoderó de Wall Street el viernes, mientras crecía la ansiedad en torno a si el frenesí que ha impulsado el meteórico ascenso de GameStop y algunas otras acciones dañará al mercado en general.

El S&P 500 cayó 1,9%, con lo que el índice sumó su mayor declinación semanal desde octubre. El Dow Jones y el Nasdaq bajaron 2% cada uno.

GameStop se disparó casi 70%, con lo que recuperó la mayor parte del terreno perdido la víspera, después de que Robinhood anunció que volvería a permitir a sus clientes comprar algunas de las acciones de la compañía. GameStop ha tenido un alza increíble de 1.600% en las últimas tres semanas y se ha vuelto el campo de batalla en el que enjambres de inversionistas pequeños presentan una resistencia épica frente al 1%.

La ofensiva está dirigida directamente a los fondos especulativos y otros titanes de Wall Street que habían apostado a que las acciones del atribulado vendedor de videojuegos caerían. Esas firmas están asumiendo pérdidas masivas, y otros inversionistas dicen que eso las está obligando a vender otras acciones que poseen para tener liquidez. Eso a su vez ayuda a hacer caer partes del mercado completamente ajenas a la revuelta de los inversionistas pequeños y novicios.

El frenesí por GameStop y otros títulos que hasta hace poco estaban en baja ha eclipsado muchos de los otros asuntos que pesan en los mercados actualmente, incluyendo el coronavirus, el lanzamiento de las vacunas y la potencial ayuda para la economía de Estados Unidos.

“Lo que ponderamos es si esto es algo que es una influencia a largo plazo o está contenida en un puñado de compañías”, dijo Tom Hainlin, estratega nacional de inversiones en U.S. Bank Wealth Management.

Te recomendamos:

Mientras tanto, las exhortaciones para que los reguladores intervengan están tornándose más intensas en el Capitolio, y la Comisión de Valores dice que está monitoreando la situación cuidadosamente.

“Se ha visto mucha volatilidad esta semana, así que cuando existen algunos elementos desconocidos como lo que se está viendo en el mundo minorista, la gente anda un poco preocupada por los máximos alcanzados y sacando algo de dinero del mercado”, dijo Megan Horneman, directora de estrategias de portafolio en Verdence Capital Advisors.

El S&P 500 cayó 73,14 puntos, hasta 3.714.24. Cerró la semana con una baja de 3,2%, su peor semana en tres meses, y termina enero con una caída de 1,1%, su primera declinación mensual desde octubre. Aun así, el índice está 13,6% arriba desde el final de ese mes.

Algunos de los mayores lastres en el índice fueron Apple, Microsoft y otros gigantes tecnológicos que han sido grandes ganadores para inversionistas profesionales y otros en el último año.

El Dow perdió 620,74 puntos, ubicándose en 29.982,62, mientras que el Nasdaq cedió 266,46 unidades, para cerrar en 13.070,69. El Russell 2000 bajó 32,97 puntos — 1,6% —, hasta 2.073,64.

La mayor parte de los corredores en Wall Street y otros analistas del mercado prevén que los inversionistas pequeños que están impulsando a GameStop a la larga se agotarán. Se cree que la cadena minorista seguirá perdiendo dinero en su próximo año fiscal, y muchos analistas dicen que sus acciones deberían estar más cerca de los 15 dólares que de 330.

Loading...
Revisa el siguiente artículo