William Shakespeare fue la segunda persona en vacunarse contra el COVID-19 en Reino Unido

La primera dosis de la vacuna en el país fue distribuida en el hospital universitario Coventry

Por AP

Un hombre llamado William Shakespeare de 81 años fue la segunda persona en el Reino Unido que recibió la primera dosis de la vacuna de Pfizer Bio-Tech contra el COVID-19. La primera fue una mujer de 90 años de nombre Margaret Keenan.

Tanto Shakespeare como Keenan fueron los primeros en hacer la fila en el hospital universitario Coventry una de varias instituciones que manejan la fase inicial de la campaña en el Reino Unido. William Shakespeare, de 81 años es oriundo de Warwickshire, el mismo condado donde nació el gran poeta.

Las autoridades de salud pública pidieron a la población que fuera paciente, porque en las primeras fases sólo se vacunaría a las personas de más riesgo. El personal médico contactará con los pacientes para organizar las citas, y la mayoría tendrá que esperar al año que viene, hasta que haya suficientes vacunas para ampliar el programa.

Nota relacionada:

“Creo que es muy probable que en el futuro miremos (al martes) como un punto de inflexión en la batalla contra el coronavirus”, dijo Simon Stevens, director general del Servicio Nacional de Salud inglés.

Las primeras 800,000 dosis serán para personas mayores de 80 años que están hospitalizadas o tienen citas médicas, así como trabajadores de residencias.

Te recomendamos:

Entre los británicos mayores que ya tenían cita para vacunarse estaba Hari Shukla, de Newcastle.

 

Man named William Shakespeare receives vaccine in the U.K.

An 81-year-old man named William Shakespeare became the second person in the U.K. to receive the Pfizer/BioNTech vaccine https://cbsn.ws/3mRNYrI

Publicado por CBS News en Martes, 8 de diciembre de 2020

Gran Bretaña ha empezado pronto con la tarea después de que los reguladores británicos dieran luz verde el 2 de diciembre para el uso de emergencia de la vacuna producida por la farmacéutica estadounidense Pfizer y la alemana BioNTech. Las autoridades estadounidenses y de la Unión Europea también están analizando el medicamento, así como productos rivales desarrollados por la empresa estadounidense de biotecnología Moderna y por un proyecto colaborativo entre la Universidad de Oxford y la farmacéutica AstraZeneca.

Loading...
Revisa el siguiente artículo