Se declara no culpable dueño de Yatea por cargos de pornografía infantil

Tendrá una vista de fianza el próximo 15 de octubre.

Por Sadot Santana Miranda

El dueño de la empresa Yatea, Jorge Javier Marrero Gerena, se declaró hoy no culpable de cuatro cargos de explotación y pornografía infantil que presentó un Gran Jurado federal en su contra el pasado 8 de octubre.

El empresario compareció hoy ante el magistrado federal Marcos López por medio de una teleconferencia. Marrero Gerena permanece detenido en la cárcel federal en Guaynabo.

Según la acusación de cuatro cargos, el 8 de febrero de 2020, el acusado indujo a una menor de dieciséis (16) años a participar en una conducta sexualmente explícita con el fin de producir una representación visual de dicha conducta.

Marrero Gerena también enfrenta dos cargos por supuestamente utilizar un instrumento de comercio interestatal o extranjero, a saber, un teléfono celular, así como servicios de mensajería de texto por Internet y mensajería directa de redes sociales, para intentar persuadir, inducir, atraer y coaccionar a dos personas a sabiendas. Se cree que se trata de una menor de edad de trece (13) años y una menor de quince (15) años para participar en actividades sexuales.

De acuerdo con el jefe de Fiscalía Federal, Stephen Muldrow, el acusado supuestamente utilizó la cuenta de Instagram de Yatea PR y una cuenta de WhatsApp para comunicarse a través de mensajes de texto con menores.

El magistrado López, mientras tanto, señaló para el jueves 15 de octubre una vista para discutir los términos de la fianza del acusado, por lo que Marrero Gerena permanecerá detenido en la cárcel federal en Guaynabo.

Luego de que el magistrado repasó los delitos y las penas a las que se expone Marrero Gerena, este pidió declararse no culpable de todos los cargos que pesan en su contra.

Si es declarado culpable, el acusado enfrenta una sentencia mínima obligatoria de quince (15) años de prisión y una sentencia máxima legal de 30 años por la producción de material de explotación infantil, y una sentencia mínima obligatoria de diez (10) años con un término máximo de cadena perpetua.

Te recomendamos:

Loading...
Revisa el siguiente artículo