Hombre recibió más de un millón de dólares tras fraude a fondos de ley CARES

El hombre de Carolina del Norte, y sus cómplices enfrentan hasta 30 años de cárcel

Por Metro Puerto Rico

David Clarke, de 30 años, de Charlotte, compareció hoy ante el juez federal David S. Cayer y se declaró culpable de cargos federales por su rol en dos esquemas separados que involucran el robo de identidad, anunció Andrew Murray, fiscal federal para el Distrito Oeste de Carolina del Norte.

El co-conspirador de Clarke, Jamel Johnson, se declaró culpable anteriormente por su participación en los planes.

Clarke y Johnson fueron acusados ​​inicialmente el 19 de junio de 2020 por conspiración de fraude bancario y electrónico y cargos de robo de identidad agravados, por orquestar un plan en el que utilizaron información personal robada de víctimas de robo de identidad para obtener préstamos bancarios fraudulentos. El 7 de octubre de 2020, se presentaron nuevos cargos federales de fraude electrónico contra Clarke, por usar identidades robadas para solicitar y recibir beneficios del seguro de desempleo.

Asimismo, se indicó que Clarke, Johnson y sus co-conspiradores participaron en un plan de préstamo bancario que involucraba el uso de información robada. Los documentos judiciales muestran que, después de adquirir las identidades robadas de las víctimas en Internet y en otros lugares, los co-conspiradores las utilizaron para intentar obtener más de $1,000,000 en préstamos y bienes bancarios fraudulentos.

Fraude al desempleo

Según los registros judiciales, en el transcurso de la investigación sobre el esquema de préstamos bancarios, la Policía descubrió que Clarke también estaba ejecutando un esquema separado que involucraba los beneficios del seguro de desempleo por el COVID-19.

En este esquema, los registros judiciales muestran que, de mayo a julio de 2020, Clarke defraudó al Departamento de Trabajo al presentar reclamaciones fraudulentas de beneficios del seguro de desempleo a nombre de víctimas de robo de identidad.

Asimismo, el Departamento de Justicia detalló que Clarke obtuvo de manera fraudulenta más de $82,500 en beneficios de desempleo fraudulentos utilizando las identidades comprometidas de más de 60 víctimas.

Según los registros judiciales, Clarke ordenó que los pagos fraudulentos se hicieran a tarjetas Green Dot o cuentas bancarias bajo el control de Clarke.

Clarke se encuentra actualmente bajo custodia federal. El cargo de conspiración para cometer fraude bancario y electrónico conlleva una pena máxima de prisión de 30 años y una multa de $ 1 millón. Mientras, el cargo de robo de identidad agravado conlleva una pena mínima de prisión de dos años, consecutiva a cualquier otra pena de prisión impuesta, y una multa de 250.000 dólares. El cargo de fraude electrónico conlleva una pena máxima de prisión de 20 años y una multa de 250.000 dólares.

El coacusado de Clarke, Johnson, también se declaró culpable de conspiración de fraude bancario y electrónico, robo de identidad agravado y fraude electrónico por su participación en ambos esquemas. Un tercer coacusado involucrado en el plan de préstamos bancarios, Justin Parks, se declaró culpable de conspiración de fraude bancario y electrónico y robo de identidad agravado. No se ha fijado una fecha de sentencia para Clarke, Johnson y Parks.

Te recomendamos:

Loading...
Revisa el siguiente artículo